Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 Deportes SÁBADO 9 9 2006 ABC VUELTA A ESPAÑA DECIMOTERCERA ETAPA CLASIFICACIONES ETAPA RECORRIDO GUADALAJARA KM. Samuel se descuelga en Cuenca El kamikaze asturiano da el primer triunfo al Euskaltel y Valverde, tercero en la meta, araña ocho segundos para la contrarreloj de hoy J. GÓMEZ PEÑA CUENCA. En Cuenca, el vértigo tiene la palabra. La ciudad es un nido de casas colgantes, un homenaje a la piedra. Arriba y abajo. En Cuenca, también, manda la ley de la gravedad. La manzana de Newton. Se la sabe de memoria Samuel Sánchez. La aprendió en un taller entre grasa y motos. Allí ganaba el pan su padre. Buen campo de juegos. Samuel notó su vocación a los tres años. El primer día que colgó sus menudas piernas de una moto. Aún no sabía de bicicletas y ya derrapaba, ya se tiraba por cada cuesta. Es innato dice con la campanilla de su sonrisa a todo tocar. Todos, incluidos el líder Valverde y Bettini, aguardaban la subida empedrada a Cuenca. Samuel, en cambió, se encomendó a la bajada. Iba ciego, borracho de acidosis, seco. Sacándole chispas al pretil, mellando los nervios de sus perseguidores. Apartando motos. Más audaz que ellas. El silbo de una bala. Se dejó caer hacia la meta. Salto al vacío. Y Cuenca, la ciudad vertiginosa le recibió el primero. Hechos el uno para la otra. A la recta final, el ciclista asturiano del Euskaltel entró balanceándose en los bordillos. Callejeando. Como su ídolo: Valentino Rossi. A botes sobre las alcantarillas. Lijando las curvas. Ahí gané algún segundo La suya iba a ser una victoria por arañazos. Cuando la carretera se desenroscó y apareció la línea del último kilómetro, a Samuel Sánchez le abandonó el abrigo del vértigo. Era ya una cuestión de fuerza. Casi de tarot, de suerte. Porque el grupo le veía a diez segundos. Un parpadeo. Parecía que Cuenca le iba a cerrar la persiana. Pensé que no llegaba Y recordaba la estrategia, el sermón matinal en el autobús. Gerrikagoitia, su director, le había dicho que no se precipitara como el año pasado. Que a Cuenca no hay que subir. Hay que bajar. No se trata de colgarse, sino de descolgarse. Entonces arqueó el lomo, bebió un último trago para pasar la saliva de cemento y se giró: allí veían Hushovd, Valverde, Sastre... Todos. Los que habían buscado el triunfo en el ascenso. Los que llegaron tarde y vieron cómo un motorista con buzo naranja aprovechaba el impulso de la fuerza de la gravedad. La manzana de Samuel. Alguien, al llegar, le ofreció escanciar una botella de sidra. Lo hizo bien. Con maña. 13 CUENCA 180 4 h. 03: 43 m. t. m. t. m. t. m. t. m. t. m. t. m. t. m. t. m. t. Eso también lo aprendió de crío en Oviedo. Zumo de ciclismo. Ya desde el inicio en Guadalajara, la etapa se empinó. Una marea de cuestas. Sin viento, que no se movía de la sombra de los árboles. Con calor. Como siempre. Y a toda pastilla: 46 kilómetros en una hora. Sin aliento. Con Vinokourov lastrado por una molestia muscular. Con la contrarreloj de hoy en la mente de todos. Pereiro, enfermo Para ese plazo de la etapa hubo otros nombres. Apellidos en fuga: Rebellin, Bessy, Bak, Boogerd y otra vez Landaluze. Detrás Pereiro pedía ayuda médica. Anda enfermo. No anda. No será ésta la Vuelta del gallego del Tour. Ni la de ayer fue etapa para los escapados. Así lo mandó el Quick Step de Bettini. Cuenca se cotizaba muy alto. Y pujaron los mejores. La subasta era en el alto del Castillo. De pavés. De piedra, como la ciudad. Por el canal enlosado de la subida levantaron la mano los seis más fuertes: Di Luca, Valverde, Bettini, Sastre, Vinokourov, Luis Pérez y el debutante Igor Antón, un chaval que construye la biografía de un gran ciclista. Faltaban Kash y Marchante. Y Samuel, rezagado unos metros por el peso de la gravedad. Le ley de Newton. Mejor no ir en su contra. Mejor dejarse llevar por ella. Hacia abajo. Caer. Como una moto. Fue un destello. Mientras Kash y Marchante se juntaban a los favoritos, el Islas Baleares se arrojaba a por Samuel, que tenía su propia cartografía de Cuenca. La meta estaba arriba, pero la victoria se escondía abajo. Por un pelo ganó su merecida etapa y rescató a su equipo, el Euskaltel. Al final de ese pelo entraron Hushovd y Valverde, que sumó ocho segundos de bonificación. Ocho granos de arena almacenados para la etapa de hoy, la contrarreloj. Regida por otra ley: la del tiempo. ETAPA 1. Samuel Sánchez (Euskaltel) 2. Thor Hushovd (Nor. Credit Agricole) 3. Alejandro Valverde (Caisse Epargne) 4. Luca Paolini (Ita. Liquigás) 5. Paolo Bettini (Ita. Quick- Step) 6. Danilo di Luca (Ita. Liquigás) 7. Ruggero Marzoli (Ita. Lampre) 8. Erik Zabel (Ale. Milram) 9. Stuart O Grady (Aus. CSC) 10. Alexandre Vinokourov (Kaz. Astaná) Etapa 14 Cuenca 940 Cuenca- Cuenca (C. R. I. Alto del Castillo 1.120 m 33,2 km Cuenca 960 3 GENERAL 1. Alejandro Valverde (C. d Epargne) 53 h. 42: 21 2. Andrey Kashechkin (Kaz. Astaná) a 35 s. 3. Carlos Sastre (CSC) a 52 s. 4. J. A. Gómez Marchante (S. Duval) a 1: 04 5. Alexandre Vinokourov (Kaz. Astaná) a 1: 46 6. Janez Brajkovic (Esl. Discovery Ch. a 2: 13 7. Manuel Beltrán (Discovery Channel) a 2: 36 8. Danilo di Luca (Ita. Liquigás) a 2: 39 9. Vladimir Karpets (Rus. C. d Epargne) a 3: 10 10. Ruggero Marzoli (Ita. Lampre) a 4: 07 11. Sergio Paulinho (Por. Astaná) a 4: 56 12. Samuel Sánchez (Euskaltel) a 5: 21 13. Sylwester Szmyd (Pol. Lampre) a 6: 07 14. David Arroyo (Caisse d Epargne) m. t. 15. Luis Pérez (Cofidis) a 6: 19 16. Tom Danielson (EE. UU. Discovery) a 6: 28 17. Stijn Devolder (Bel. Discovery Channel) a 6: 44 18. Ryder Hesjedal (Can. Phonak) a 7: 24 19. Egoi Martínez (Discovery Channel) a 7: 44 20. Leonardo Piepoli (Ita. Saunier Duval) m. t. 21. Jesús Hernández (Relax) a 8: 07 22. Joaquín Rodriguez (Caisse Epargne) a 8: 35 23. Igor Antón (Euskaltel) a 8: 56 24. Sergei Yakovlev (Kaz. Astaná) a 10: 19 25. Evgeni Petrov (Rus. Lampre) a 10: 40 MONTAÑA 1. Pietro Cuacchioli (Ita. C. Agricole) REGULARIDAD 1. Thor Hushovd (Nor. Credit Agricole) 81 puntos 155 160 h. 32: 15 0 km 20,7 33,2 EQUIPOS 1. Discovery Channel (Estados Unidos) CARRERAS DE CABALLOS PRIMERA REUNIÓN DE LA TEMPORADA DE OTOÑO Bote millonario en el regreso a Madrid La temporada, que comienza mañana y terminará el 26 de noviembre, consta de doce reuniones con seis carreras cada una y una dotación total en premios de 754.800 euros JUAN SUÁREZ DE LEZO MADRID. El turf español regresa a Madrid- -mañana, los purasangre volverán a galopar en la exigente pista del hipódromo de La Zarzuela- -una vez acabado el periplo veraniego por los hipódromos de Mijas (Málaga) y Lasarte (San Sebastián) que cierra la temporada con la disputa del Gran Premio Giroa con Benta Berri como favorita. La apuesta pública, Quíntuple plus y Lototurf, volverá a recaer durante estos tres meses sobre las pruebas disputadas en el hipódromo madrileño. Horarios de la contrarreloj 10.57: Cyril Lemoine (primero en salir) 12.32: Óscar Pereiro. 12.33: David Millar. 13.53: Janez Brajkovic. 13.55: Alexandre Vinokourov. 13.57: J. A. Gómez Marchante. 13.59: Carlos Sastre. 14.01: Andrey Kashechkin. 14.03: Alejandro Valverde. En esta primera jornada, la lototurf se presenta con un bote de 1.171.000 euros, con Growler (2) y Zola (6) con opciones de victoria, mientras que la quíntuple plus, que acumula cerca de 60.000 euros para los acertantes de máxima categoría, tiene como candidatos en las respectivas pruebas a Melyphard (número 1) en el Premio Certina; Solita (2) en el Premio Expansión; Hektor (11) en el Premio Alfa Romeo, y Bollinger (4) y Rosaken (6) en el Premio Caja Madrid. Los grandes premios La temporada de otoño consta de 12 reuniones, cada una de ellas con seis carreras, lo que supone un total de 72 pruebas a disputar hasta el próximo 26 de noviembre. El programa está enfocado a las carreras de dos y tres años en adelante con una dotación en premios de 754.800 euros. Las primeras jornadas serán claves para medir la forma física de los caballos de las distintas cuadras, ya que se correrán las preparatorias de los grandes premios. El 8 de octubre se celebrará el Gran Criterium, de categoría B y para caballos de dos años, sobre una distancia de 1.600 metros y con un premio de 30.600 euros; el día 15, los caballos de tres años en adelante serán los protagonistas con la celebración del Hispanidad, sobre la milla, y con el mismo dinero a repartir, y, por último, el domingo 22 de octubre el Memorial Duque de Toledo (categoría A) con una longitud de 2.600 metros y con 40.800 euros en premios, clausurará las clásicas de otoño. Tres citas que se presentan plenas de emoción.