Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14- 15 S 6 LOS SÁBADOS DE CALEIDOSCOPIO además está cargado de esperanza desde que descubrió, hace 4 años, tras un sueño revelador, la fe cristiana, a la que confía cuerpo y alma. Cristo me mantiene con ganas de vivir. Si no, ya me hubiera metido un balazo dice. A Dios rogando y con el mazo dando, Manuel sigue la dieta prescrita para bajar peso. Además, toma unas cápsulas hechas a base de aceites de pescado ricos en ácidos grasos Omega 3 que un doctor norteamericano promociona. La fe de Manuel en este medicamento es tal que confía incluso en que le permita bajar hasta los 100 kilos y esquivar el quirófano. EN BREVE Un análisis para predecir qué embarazada tendrá preeclampsia. La preeclampsia es un trastorno que afecta al 5 por ciento de las embarazadas y puede poner en peligro a madre e hijo. No se conocen las causas de este problema que aparece sin síntomas evidentes y se caracteriza por tensión arterial elevada y alteraciones en la orina. Aunque un estudio publicado en New England Journal of Medicine da las primeras claves de su origen. El estudio sugiere que la medición de dos proteínas en sangre podría ayudar a predecir con unos meses de antelación qué embarazadas la desarrollarán. Y es el primer paso para encontrar una cura a este grave problema, asegura Elias A. Zerhouni, director de los Institutos Nacionales de Salud. Sola o acompañada de otros trastornos, la preeclampsia es una de las principales causas de muerte fetal y materna y el principal motivo de parto prematuro en todo el mundo. Por qué es tan saludable el aceite de oliva. Ya nadie duda de que es una de las grasas más saludables para el corazón. Un estudio español acaba de confirmar sus propiedades cardiosaludables pero añade que su papel protector no sólo se debe a las grasas monoinsaturadas, sino a otro de sus componentes: los polifenoles. El aceite de oliva virgen es el más rico en esta sustancia de origen que posee importantes propiedades antioxidantes. El estudio Eurolive del Instituto Municipal de Investigación Médica de Barcelona (IMIM) es el primero que ofrece evidencia científica suficiente para recomendar a la población el consumo de este aceite frente a otros tipos de grasas. Dieta, obesidad y asma U Por José María Fernández- Rúa Cuestión de fe Sea por dieta o por medicamentos, Manuel ha rebajado 90 kilos en los últimos cuatro meses afirma. El doctor Ballesta, por su parte, pronostica que con dieta perderá peso, pero se estancará en los 400 kilos. Entonces, deberá operarse si quiere librarse de su mal. Manuel ya fue un niño gordito explica, aunque los niveles patológicos de peso empezaron en su adolescencia y culminaron a los 23 años, cuando se casó, se fue a Estados Unidos y cayó víctima del fast food y un trabajo sedentario como técnico electrónico. Cuando logre un peso ideal- -para Ballesta será unos 100 kilos, porque mide 1,91 metros de altura- Manuel tiene claro qué es lo primero que más desea hacer. Lo que más deseo es ir al campo y caminar sobre el zacate (la hierba) revela. Una pequeña gran recompensa tras media tonelada de sufrimientos. n equipo de inmunólogos australianos del Instituto de Investigación Médica Garvan, en Sydney, dirigidos por el profesor Michael Roph, ha identificado en los pulmones una proteína conocida por su implicación en la diabetes y la obesidad que regula la inflamación en el asma. El hallazgo de la proteína aP 2 en las células epiteliales de los bronquios explicaría por qué los lípidos juegan un papel de primer orden en la cascada molecular de la respuesta inflamatoria y en la coordinación del metabolismo. El profesor Roph y su equipo, que han publicado su estudio en Journal of Clinical Investigation sugiere que este descubrimiento facilitará la elaboración de nuevas estrategias terapéuticas para el tratamiento del asma así como de otras enfermedades inflamatorias de los pulmones. Este estudio, en el que han participado científicos de las Universidades de Sydney, New South Wales y Harvard, sugiere también que además de su papel en la diabetes tipo 2 y en el endurecimiento de las arterias, la citada proteína desempeña un protagonismo de relieve en enfermedades como el asma. Como recuerda el profesor Roph, la hipótesis de la higiene está ampliamente asentada cuando se intenta explicar las causas del asma (uno de cada diez niños españoles sufre esta enfermedad que, además, afecta a un 4 por ciento de la población adulta) ya que en esencia defiende que las infecciones durante la infancia y algunos factores como la contaminación medioambiental y la dieta contribuyen a su aparición. Los sistemas inmunológicos de estos niños madurarían de forma inadecuada y favorecerían la aparición de enfermedades alérgicas y asma. Un dato curioso es que esta enfermedad es más frecuente en mujeres, con una proporción de dos por cada hombre, aunque en la edad infantil es más frecuente en niños que en niñas. El equipo australiano asegura que existe una vinculación entre la obesidad y el asma: la proteína aP 2 que regula las células grasas y tiene implicación en la resistencia a la insulina y en la arterioesclerosis. Una persona obesa tiene el triple de probabilidades de padecer asma. Rolph recuerda que los obesos asmáticos que consiguen reducir peso experimentan una mejoría significativa.