Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12- 13 S 6 LOS SÁBADOS DE El Congreso Mundial de Cardiología de Barcelona reunió a más de 30.000 profesionales Un participante en el congreso se somete a una prueba de diagnóstico los hábitos, como el fast food se extienden en los países en vías de desarrollo afirma Tendera, quien se lamenta de que estos malos hábitos se conviertan, si nadie pone remedio, en una suerte de peaje inevitable del desarrollo económico de un país. Por ello, Tendera, así como Valentín Fuster, abogan por exigir a a las administraciones que promuevan entre la población los buenos hábitos que sirven para prevenir las enfermedades cardiovasculares, como el ejercicio físico, comida sana, no fumar, etc. Además, reclaman que los gobiernos recurran a su poder legislativo para frenar a estas conductas- -con iniciativas como la ley del tabaco española- y para convencer más o menos punitivamente, a la industria alimentaria para que sirva alimentos sanos. Cifras de infarto Las enfermedades cardiovasculares causan cuatro veces más muertes que el VIH SIDA. El 80 por ciento de infartos se dan en países en vías de desarrollo. En España, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de mortalidad. En Europa, son las responsables de la mitad de los fallecimientos. 70 millones de personas mueren al año en todo el mundo por enfermedades cardiovasculares caned asegura que los ciudadanos de estos países en desarrollo no están preparados genéticamente para soportar bien las secuelas de estos malos hábitos. En estos países no ha habido una criba natural que a lo largo de los años les haya preparado genéticamente para sobrevivir mejor a los males del fast food como demuestran sus índices de obesidad. Su genética está adaptada a vivir en situaciones de subsistencia afirma. No obstante, a la espera de que la genética actúe, si lo hace, Escaned defiende también como remedio la promoción de los buenos hábitos en estos países. Una desventaja genética Con todo, según el cardiólogo español Javier Espined, secretario general de la Sociedad Española de Cardiología, el aumento acelerado de los casos de enfermedades cardiovasculares en los países en vías de desarrollo no es sólo fruto de su entrega a los malos hábitos de la globalización. También hay, según afirma en base a lo que han demostrado algunos estudios, una razón orgánica, genética. Es- En el congreso se desarrollaron múltiples actividades de información