Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Cultura SÁBADO 9 9 2006 ABC LA HISTORIA DE ESPAÑA, NOVELA A NOVELA Mañana, con ABC, decimonovena entrega de la colección de novela histórica. San Camilo, 1936 de Camilo José Cela, por tan sólo 1,99 euros En el amanecer de la Guerra Civil TEXTO: LUIS CONDE- SALAZAR INFIESTA FOTO: GONZALO CRUZ Tras un largo silencio literario, Camilo José Cela (1916- 2002) autor de las celebradas La familia de Pascual Duarte (1942) y La Colmena (publicada en Buenos Aires en 1951 esta última al no superar la censura española) hacía anuncio en un hotel de Madrid, allá por 1969, de un nuevo y esperado trabajo, una novela con la que sorprendería a propios y extraños por su carácter experimental y con la que no iba a hacer muchas amistades por el qué y por el cómo de su temática: San Camilo, 1936 El Camilo referido es el correspondiente en el santoral católico al 18 de julio, día de inicio oficial de la Guerra Civil española. Y es en la víspera de esa fecha en la que se inicia esta obra, que se prolonga dos días más allá (realmente el título no es el que aparece abreviado en la tapa, sino el que figura en el interior: Vísperas, festividad y octava de San Camilo del año 1936 en Madrid Escrita en Palma de Mallorca (donde entonces tenía fijada residencia y había fundado la revista Papeles de son armadans en 1956) San Camilo... es un relato sin argumento en el que van sucediéndose cientos de situaciones encarnadas en miles de personajes de un Madrid fronterizo con la catástrofe, en el que la vida cotidiana prevalece sobre los desventurados sucesos que se iban dando en las calles de aquella ciudad que se despedía de su belle epoque para dar paso, primero, a una urbe de resistencia y, después, a otra grisácea y plomiza finalizado ya el conflicto. Miles de personajes entre los que no falta él mismo, por entonces descrito en tercera persona como un poeta en ciernes (en aquel año de 1936 Cela escribía su poemario Pisando la dudosa luz del día que se publicaría en 1945) que buscaba los oídos de consagradas figuras, como María Zambra- Revestido por una cruel socarronería, San Camilo... es, ante todo, un libro que no deja indiferente a nadie no, por ejemplo, otro más de la pléyade de protagonistas que integran el nutridísimo rol de este extraño y por momentos delirante libro. Nunca antes el autor se había enfrentado de cara al tema de la Guerra Civil, en la que combatió en el bando de los rebelados. Pero se ocupó, en su momento, de advertir que aquella no era una novela sobre la guerra si no en la guerra. Y lo hace a través de un monólogo interior que esparce sus frases casi sin dar pie a la respiración, centrando su atención en esa clase media pequeñoburguesa y capitalina que no hacía mucho por enterarse de lo que pasaba, la mejor forma de creer que no pasaba nada. Así, entre cafés trasnochados, prostíbulos en decadencia, bailes, aguaduchos y gallinejas, se dejan oír en ese Madrid casi esperpéntico los disparos de unos y otros contra otros y unos, los atentados, las broncas y los enfrentamientos a cara de perro entre bandas que luego se convertirían en bandos. Escribe Cela: Todos los hombres llevan dentro del pecho una bombillita Camilo José Cela Trulock, en una imagen de archivo de fragilísimo cristal en la que se agazapa el huevo del asesinato Revestido por una cruel socarronería rayana en el surrealismo esperpéntico, San Camilo... es, ante todo, un libro que no deja indiferente a nadie, capaz de provocar a la vez ternura y asco porque las cosas de la vida suelen tener esa ambivalencia y la literatura sirve (debe servir) para reflejarlas. Cela, universal gallego de Iria Flavia, Nobel, Planeta, Cervantes y Nacional de Narrativa, sillón Q de la Academia desde 1957, escribió este libro cuando ya gozaba de fama por sus libros y artículos, además de por sus populares excentricidades, que dividían a la opinión pública sobre su consideración de genio o bufón. Más de lo primero que de lo segundo.