Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 9 9 2006 Internacional 33 El próximo lunes comienza en La Habana la XIV Cumbre de Países No Alineados. La ocasión servirá al enfermo y octogenario dictador cubano para decir adiós a este foro- -que se reúne cada tres años- -y a sus mandatarios La despedida del comandante CARMEN MUÑOZ MADRID. Fidel Castro siempre es un buen reclamo informativo para una cumbre. Mucho más si se trata de una reunión de los países No Alineados- -desaparecida ya la Unión Soviética- -y se celebra en La Habana con un Castro convaleciente de una delicada operación quirúrgica. Una ocasión única para recoger de manos de Malasia el timón de este grupo creado hace 45 años en plena Guerra Fría en busca de neutralidad. La XIV Cumbre del Movimiento de Países No Alineados (NOAL) se celebrará en la capital cubana entre los próximos 11 y 16 de septiembre. A partir de esa fecha, Cuba ocupará la presidencia del movimiento por segunda vez desde su fundación- -la primera fue en 1979- -durante los próximos tres años, que es cada cuanto suelen reunirse los No Alineados. Una buena oportunidad, a juicio de los observadores consultados, para despedirse de sus visitantes distinguidos como les llamó el gobernante cubano en su tercer y último mensaje desde que hizo pública su enfermedad, cuando aseguró que se recuperaba a ritmo satisfactorio para poder recibirles. La participación en la cumbre de Fidel Castro era la gran incógnita desvelada quizá con el último mensaje. Pero lo más probable es que su presencia sea simbólica, se limite a recibir a los visitantes más distinguidos y sea su hermano Raúl Castro quien ejerza de anfitrión, como presidente interino desde que delegó en él temporalmente todos sus poderes el pasado 31 de julio. Aunque Cuba es miembro de pleno derecho de Naciones Unidas, fue expulsada de la Organización de Estados Americanos (OEA) en 1962 a causa de su adhesión al marxismo- leninismo; por lo que la cumbre de La Habana es también una ocasión única para entrevistarse con dirigentes de la región que no sean Hugo Chávez (Venezuela) o Evo Morales (Bolivia) que le visitan con regularidad. Evo Morales, durante su visita a Fidel el miércoles pasado, con Raúl Castro y el ministro de Exteriores cubano, Felipe Pérez REUTERS Es probable que la participación de Fidel Castro en la cumbre sea simbólica y su hermano Raúl ejerza de anfitrión advertía en la cumbre de Kuala Lumpur en 2003 que este movimiento es hoy más necesario que nunca Si antes nos esforzábamos por ocupar un lugar digno en medio de la lucha entre dos superpotencias, hoy nos debatimos entre el riesgo del hegemonismo unipolar Conversaciones de pasillo El secretario general de la ONU, Kofi Annan, y el de la Liga Árabe, Amro Musa; el presidente de Irán, Mahmud Amadineyad, o el de Pakistán, Pervez Musharraf, son algunas de las personalidades que han confirmado su asistencia. Y lo más probable es que las discusiones sobre Oriente Próximo se trasladen esos días a esta isla del Caribe. Como el mercadeo por el puesto no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU que se disputan Guatemala y Venezuela. Las autoridades cubanas han asegurados estos días en Juventud Rebelde que durante los próximos tres años tratarán de fortalecer la organización frente a la agresividad de Estados Unidos. En esta misma línea, Castro El disidente Vladimiro Roca consideró, en conversación telefónica con ABC desde la capital cubana, que la posición de Cuba en esta organización ha pasado del alineamiento con la extinta URSS a promover el anti- imperialismo para mantenerse en el poder El presidente del Partido Socialdemócrata de Cuba puso como ejemplo lo ocurrido cuando su país presidía el movimiento y ni criticó ni condenó a la Unión Soviética cuando en 1979 invadió Afganistán, otro Estado miembro Roca sostuvo además que la reunión de La Habana es como revivir a un muerto, es un foro que ya nada aporta a la situación internacional Oswaldo Payá, presidente del Movimiento Cristiano Liberación, refería a este periódico el poco o nulo entusiasmo que esta cita despierta en el pueblo cubano, víctima estos días de traslados de presos, más vigilancia o llamadas de advertencia de la Policía a los activistas Payá denunció la incoherencia de los gobernantes que asisten a una cumbre en teoría de no alineados, pero que se alinea con la falta de respeto a los derechos humanos y la falta de democracia Las Damas de Blanco- -premio Sajarov 2005- -han hecho por último un llamamiento a los mandatarios asistentes para que aboguen por la libertad de los presos políticos. En pie pese a la caída del Muro y la desaparición de la URSS Aunque el Muro de Berlín se derrumbó en 1989 y la Unión Soviética se disolviera en 1991, sigue vigente el Movimiento de Países No Alineados que se creó en 1961 para conservar la neutralidad frente a la URSS y EE. UU. Cuba fue la única nación iberoamericana participante en la cumbre fundacional de Belgrado. Su origen se remonta a la Conferencia de Bandung o la Conferencia Afro- Asiática de Indonesia, que en 1955 reunió a 29 presidentes de países postcoloniales de primera generación para determinar los problemas del mundo y políticas comunes para resolverlos. Entre los Diez Principios de Bandung figura el respeto a los derechos humanos esenciales, la igualdad racial o la no intervención en las cuestiones internas de cada país. La mayoría de las 116 naciones miembro pertenecen, por este orden, a África, Asia e Iberoamérica. A partir de La Habana serán 118 países. Gobernantes de medio centenar de ellos han confirmado su asistencia. El viceministro de Exteriores cubano, Abelardo Moreno, ha anticipado que la próxima semana en La Habana tratarán de solucionar problemas de los países subdesarrollados como la pobreza o el analfabetismo, así como coordinar esfuerzos en el terreno político.