Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional SÁBADO 9 9 2006 ABC El programa del PSC incluye facilitar el aprendizaje del castellano MARÍA ANTONIA PRIETO BARCELONA. El candidato socialista a la presidencia de la Generalitat, José Montilla, concurrirá a los comicios del 1 de noviembre con un programa que, al menos en apariencia, apuesta por el bilingüismo. Una filosofía que choca frontalmente con la política lingüística aplicada por CiU durante sus 23 años de gobierno y que contrasta también con la ambigüedad de los dos años de gobierno de Pasqual Maragall quien quedó preso de las exigencias de ERC. Aunque el programa de Montilla- -que todavía debe ser sometido a debate interno- -constata que el catalán es una lengua amenazada y anuncia medidas para fomentar su uso, propone también iniciativas para devolver su estatus al castellano. Según consta en el documento que presentó ayer Ernest Maragall, secretario de Programas del PSC, el catalán y el castellano forman parte de la realidad catalana, son las lenguas compartidas por sus ciudadanos En otro de los párrafos se afirma que el castellano es también lengua de Cataluña y su avance no debe ser visto como un impedimento para el catalán Los socialistas se comprometen a promover y facilitar el aprendizaje del catalán y del castellano entre la población inmigrante. Incluso, anticipan que destinarán recursos a las escuelas de adultos para satisfacer la demanda de aprendizaje de la lengua castellana. En el ámbito de la cultura, el PSC subraya que en el apoyo a la creación, no se producirá discriminación, por motivo de la lengua utilizada En cuanto a la educación, el programa del PSC apuesta por revisar, para adaptarlo a la nueva realidad, el proceso de inmersión lingüística. Amenazan en páginas web a políticos y escritores españoles por islamófobos A infieles como éste hay que degollarlos dice una de ellas sobre Arístegui b Los escritores Jon Juaristi y Ga- briel Albiac aparecen también como enemigos del Islam así como el ex presidente Aznar, que recibe las amenazas más serias LUIS ORDÓÑEZ MADRID. Su fin está cerca si Alá lo desea A infieles como éste hay que degollarlos Gustavo de Arístegui, portavoz de Exteriores del PP, asegura que estas dos amenazas están reflejadas en webs islamistas radicales a las que sólo se tiene acceso con ciertas claves, por lo que no tienen la función de servir de coacción sino de medio de comunicación seguro entre yihadistas En España, personas relacionadas con el mundo árabe dispusieron de las citadas claves y pudieron comprobar la existencia de las amenazas. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, confirmó al diputado del PP que sus Servicios de Información pudieron autentificar dichas amenazas. Todo empezó cuando Yusuf Fernández, portavoz de la Federación Islámica de España, catalogó a Arístegui como uno de los personajes más representativos de la islamofobia en España palabras recogidas más tarde por Mohamed al Moadem en un periódico electrónico árabe, donde se le acusa de enemigo del Islam Este artículo de Moadem- -comenta Arístegui- se escribió el 22 de agosto. Al día siguiente, las amenazas en las páginas web islámicas se sucedieron por personas que se hacen llamar El carnicero de Siria o La falange del miedo con palabras luego reproducidas en varios chats islámicos. He escrito en medios árabes donde digo lo mismo que en mis libros y he Reproducción de la página web en la que se ataca a Arístegui recibido muchas críticas, insultos y amenazas en el pasado en webs islamistas radicales, abiertas y en inglés, francés o español. Normalmente desaparecían a los pocos días indica Arístegui al tiempo que subraya el hecho de que estas amenazas se dan en webs a las que no se puede acceder, que son sólo para islamistas radicales, cerradas y siempre en árabe Días después de las acusaciones de Mohamed al Moadem, en la misma página web, han aparecido otros nombres españoles a los que se les tacha de antimusulmanes e islamófobos, entre los que se encuentran los escritores Jon Juaristi y Gabriel Albiac. Aznar en el punto de mira Según un periodista relacionado con el Islam y que traduce algunas de estas páginas al español, estas amenazas se dan a menudo en varias webs islámicas, algunas más preocupantes e insistentes que otras. Asegura el reportero que las más inquietantes son las que tienen como objetivo al ex presidente del Gobierno José María Aznar: Estas son muy serias aseguró. Estas advertencias aparecen en webs a las que no puede acceder cualquiera y para las que se necesitan claves SILENCIO EN LA REPÚBLICA DE LAS LETRAS EL MARQUÉS DE TAMARÓN l silencio de casi todos los intelectuales ante las amenazas de muerte que se ciernen sobre uno de ellos, el autor de un libro veraz e incómodo para los asesinos, es un sigilo no exento de extraños ecos. El libro se titula La Yihad en España La obsesión por reconquistar AlÁndalus, y su valeroso autor- -ya se sabe, hay épocas y lugares en que decir lo evidente es un acto tan subversivo como esforzado- -es Gustavo de Arístegui. Del contenido y tono de la obra da idea uno de sus primeros párrafos: El islamismo radical es la ideología que alimenta al terrorismo yihadista; su primera víctima es el islam y los mu- E sulmanes moderados Se conoce que revelar al público general cosas que los bien informados ya sabían o columbraban ha disgustado a algunos como Yusuf Fernández, que llamó islamófobo a Arístegui en un artículo del 27 de junio. En ciertos medios eso no es ninguna broma, como lo indican las subsiguientes exhortaciones en la Red al derramamiento de sangre hechas en la página cerrada de un grupo yihadista. La callada por respuesta de los intelectuales españoles ante esta incitación al crimen contra quien tan sólo ha ejercido su derecho constitucional a la libre expresión, se debe sin duda en buena parte al bochorno veraniego, que priva a muchos de noticias, papel y pluma. Pero tal vez en más de un caso se deba a otro bochorno, el del miedo. Entiéndase, no sólo el miedo físico a las consecuencias de solidarizarse con un perseguido, sino, aún más, el miedo a parecer políticamente incorrecto y poco moderno. Pues, ¿no es Arístegui diputado del PP? ¿No se opuso a la ETA? ¿No se estará oponiendo ahora a un enriquecedor futuro multicultural? Entonces... No creo que el autor esperase mucho apoyo moral en la República de las Letras, pues en este mismo libro escribió: Quienes eligen mirar a otro lado están jugando con nuestra libertad y seguridad Y están jugando, añadiría yo, con nuestra Historia, pasada y futura. Sobran ejemplos de culturas que desaparecieron por falta de fe en ellas mismas y en su propio sistema de valores. Y ese vacío moral y hasta físico (falta de pulso, hubiera dicho Ortega) puede revestir formas tan trágicas como la indiferencia ante el mal, y tan cómicas como ciertos melindres de la corrección política. Pero siempre estará presente un punto de inconfesable cobardía, que en este caso impide a algunos mirar con serenidad a los posibles asesinos y decirles La Yihad en España de Gustavo de Arístegui, es un libro documentado, serio y valiente, y yo estaría orgulloso de haberlo escrito y firmado Peor aún, esta inacción, según acabamos de saber, ha animado a los fanáticos a acusar también de islamofobia a otros dos ensayistas de sólido prestigio, Jon Juaristi y Gabriel Albiac. ¿A qué esperan los intelectuales de la postmodernidad para decir algo? ¿A que la lista alcance cien nombres? ¿O diez muertos? ¿O es que piensan como Carl en 1941, citando a Macrobio, que no se puede escribir contra quien puede proscribir?