Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 8 9 2006 97 Deportes LUIS ARAGONÉS Seleccionador nacional Mijatovic dice ahora que no quiso vender a Ronaldo y Calderón insiste en que Kaká algún día será del Madrid Insisto, no me voy, si han perdido la confianza en mí, que me echen Quién le iba a decir que el sueño de toda su vida, ser seleccionador nacional, se iba a convertir en una pesadilla. Luis no durmió la noche del miércoles. Llegó al hotel a las seis de la madrugada y se quedó con sus más íntimos estudiando la situación. Un día después lo tiene muy claro. Sigue POR ENRIQUE ORTEGO La Federación le da un voto de confianza hasta Estocolmo E. O. MADRID. La Federación Española de Fútbol no se plantea la destitución inmediata de Luis Aragonés salvo que la presión de los medios de comunicación y la opinión pública le señalen con el dedo de la máxima culpabilidad en los próximos días. Ayer, su postura era concederle un voto confianza hasta el partido del próximo mes contra Suecia en Estocolmo. Si España perdiera ese encuentro sí se plantearía su destitución inmediata. Ángel Villar- -se reía a brazo partido en la terminal del aeropuerto de Belfast como si nada hubiera pasado- -mandó al portavoz federativo a calmar a la prensa. Carretero fue rotundo. Luis tiene toda nuestra confianza y seguirá en su cargo. La derrota contra Irlanda se cura con una victoria en Estocolmo Después, off the record se preguntaba si Luis era el verdadero culpable o había que señalar con el dedo a los jugadores. Cuestión que también se plantea parte de la crítica especializada y la afición, harta ya de desengaños con distintos seleccionadores, aunque también es verdad que con distintas generaciones de futbolistas. Aún así, las palabras del directivo en el viaje de regreso de Belfast están sujetas a conocer la reacción externa en las próximas horas y que la misma no ponga a Villar entre la espada y la pared. El presidente, que por muy ausente que esté sabe que ha engañado a Luis con la renovación de un contrato que ni siquiera le ha pasado a firmar, es consciente de que la postura más popular es destituirle, pero no tiene fuerza moral para ello después de todo lo que le ha hecho. Si, como parece, la inmediata vuelta de la Liga calma los ánimos, Luis tiene al menos un mes más de vida. MADRID. El fútbol y su entorno tiene estas paradojas. Cuando un equipo o una selección va mal se da por sentado que se debe destituir al entrenador. Siempre es más fácil echar a uno que a veintitantos jugadores. Sin embargo, en este caso particular de Luis Aragonés y la selección española son muchos los que apuntan a que se debe ir él, presentar la dimisión. Algo que el interesado no termina de comprender. ¿Por qué me tengo que ir yo? Parece como si mi caso fuera especial y distinto en el mundo del fútbol. Que yo me culpara de la derrota no significa que me tenga que marchar. Otra cosa es que la Federación haya perdido la confianza en mí. Si es así, lo entendería. Es ley de vida. Me echa y no pasa nada. -Puede que a usted se le pida la dimisión porque siempre ha parecido estar por encima del bien y del mal, por su edad, experiencia, carisma... -Sí, ¿y mi familia y mi vida? Yo ya me he ido de donde me tenía que ir sin cobrar y dando un portazo. Pero estamos en un punto en que no es así. Perdí dos años de contrato con el Mallorca por venir. Y no pasó nada, porque era lo que más me ilusionaba del mundo. No puedo ser el único perdedor de esta batalla. Me he entregado a muerte. No duermo por la selección. Pensaba que se podía hacer algo grande, y si seré iluso que todavía lo pienso. ¿Por qué se culpó de todo el miércoles tras el partido? -Porque los jugadores tienen que estar tranquilos. Bastante tenían ellos con haber perdido. Mire, a Irlanda le tenemos que ganar sí o sí. No nos pueden hacer tres goles a balón parado. Dos de saque de portería y uno en una jugada que la tenemos nosotros ensayada. ¡Tiene co... Yo me equivoqué en la segunda parte. Les dije en el descanso que fuéramos a por el partido. Que si perdíamos por lo menos fuera dando la cara, arriba, jugando al ataque, no quedándonos ahí, en tierra de nadie. -Hoy va a la Federación. ¿Qué cree que va a pasar con su futuro? -No sé. Está en sus manos. Yo sé que he ilusionado a este país en el Mundial y que yo mismo me he ilusionado. Cuando dije lo de las semifinales estaba convencido. Puede que fuera un ilu- Otro roce con el baloncesto Luis Aragonés, pensativo al acabar el partido de Belfast so en pensarlo, pero veía un equipo joven, con calidad, con ganas. Si la Federación cree que he perdido credibilidad porque lo dice parte de la prensa, pues que me lo diga. A mis años yo no me puedo ir de donde me he dejado la vida, donde me han prometido cosas que no han cumplido y he seguido trabajando sin abrir la boca. Yo le repito EFE Hemos ilusionado a este país en el Mundial y yo mismo me ilusioné con el equipo. Puede que fuera un iluso que nunca cambio, ni con los jugadores ni con la Federación. Yo soy siempre el mismo. Y quien quiera cogerlo, que lo coja. -Decía el miércoles en ABC que estos eran los mejores jugadores y que si no lo demostraban habría cambios. -Y lo mantengo. Y como he visto que esto no marcha tendrá que haberlos. Pero que nadie espere milagros. Hay lo que hay. Y no quiero repetirle más lo de los sub 21... y menos después de ver lo que nos ha pasado contra Irlanda. Pero si les tenemos que ganar siempre, con todos mis respetos, ¡por Guti: Que Calderón y Gasol jueguen al fútbol, a ver si ganamos El centrocampista del Madrid estalló ayer con mal gusto ante la persistente pregunta de los últimos días. Que se metan Calderón y Gasol a jugar al fútbol, a ver si ganamos el Mundial. Son comparaciones estúpidas que no vienen bien para el baloncesto ni para el fútbol. Lo único importante es que ahora España está en lo más alto en baloncesto Pepu Hernández, seleccionador de baloncesto, también fue claro: No se puede comparar, no tenemos competencia con ningún deporte