Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional LA CRISIS DE LOS CAYUCOS VIERNES 8 9 2006 ABC Caldera obvia los datos del INE y las 22.000 llegadas, y considera que hay pocos ilegales El PP acusa al ministro de estar huido le exige que se vaya y amenaza con pedir su reprobación b El titular de Trabajo asegura que no hay efecto llamada sino efecto huida y asegura que habrá traslados de menores desde Canarias a la Península ALBERTO LARDIÉS MADRID. El Instituto Nacional de Estadística dejó ayer de ser la principal referencia demográfica a tenor de las afirmaciones del ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, en el Congreso. Caldera sostuvo que los inmigrantes irregulares que hay en España son pocos y lo hizo basándose en un estudio realizado por el director del Instituto de Estadística de Andalucía, José Antonio Fernández Cordón, al que calificó como el demógrafo más prestigioso de España Prestigio frente a datos porque el ministro obvió el millón de sin papeles que ya vivían en nuestro país a 1 de enero, según los datos del INE, así como las 22.000 llegadas de clandestinos sólo a Canarias en lo que va de año. La vuelta al curso de Caldera- -compareció en la Comisión de Trabajo- -no aportó grandes novedades. Casi la única duda que resolvió es la de que los saturadísimos centros de menores de Canarias (ya hay más de 700) lo van a estar menos porque el plan de traslados también se va a poner en marcha con ellos. El ministro anunció que el Gobierno de la Nación y el Gobierno de Canarias propondrán el próximo 18 de septiembre al Consejo Superior de Inmigración el traslado a la Península de los menores no repatriados que no puedan ser acogidos en las Islas, estableciendo las fórmulas legales necesarias aunque no especificó en qué consistirán esas fórmulas. El titular de Trabajo no llegó a recordar su inolvidable frase de somos la envidia de Europa tras la regularización, pero ganas no le faltaron. De hecho, dijo que el proceso de 2005, que él apadrinó, fue una normalización selectiva -con 570.000 inmigrantes regularizados- frente a los procesos de regularización masiva del Gobierno del PP por los que se legalizó a 480.000 inmigrantes en cinco años. Aun así, a su juicio, no hay ningún efecto llamada al contrario, ya que estamos ante un efecto huida de la miseria. Caldera se esforzó no obstante por destacar los aspectos positivos de la inmigración y, para ello, hizo hincapié en la cifra de extranjeros afiliados a la Seguridad Social con su aportación altamente significativa al sistema de pensiones. Inmigrantes subsaharianos que llegaron ayer a Tenerife por Caldera en su intervención, señaló al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, como el principal responsable de la nefasta política de inmigración calificó el proceso de regularización de fracaso estrepitoso y dijo que los planes del Ejecutivo están vacíos de contenido Pastor cerró su primera intervención con un claro mensaje para el ministro: Usted está huido, desaparecido, váyase señor Caldera. Váyase por favor. Si usted no dimite y si el presidente del Gobierno no le cesa, vamos a pedir su reprobación. España no se merece un ministro como usted, que hoy no utiliza tippex pero sigue ocultando datos a los españoles Mientras, el resto de fuerzas políticas- -Nafarroa Bai, ERC, Coalición Canaria, IU- IPV y CiU- -coincidieron en la invocación del consenso, que se debería materializar en un pacto de estado ya que, a su juicio, el de la inmigración es un asunto de estado para el que no caben las luchas partidistas, en clara alusión a las tesis del PP. En respuesta a una pregunta formulada por el grupo parlamentario de CiU, Caldera apoyó la exigencia de visado para los ciudadanos bolivianos Los planes La crisis de los cayucos ha provocado una situación muy grave admitió el ministro, pero de nuevo hizo hincapié en que tiene que ver mucho más con una crisis humana que con flujos migratorios y anunció por enésima vez la puesta en marcha del Plan de Ciudadanía e Integración que como en ocasiones anteriores sigue siendo un misterio sin desvelar. La portavoz del Partido Popular en la comisión, Ana Pastor, en un duro discurso, acusó al ministro de hacerlo fatal cuestionó las cifras ofrecidas El presidente de Senegal critica a las autoridades españolas por no cumplir lo que habían prometido Conde- Pumpido anuló una orden del ex fiscal general que permitía devolver a menores irregulares C. MORCILLO MADRID. Los centros de Canarias acogen ya a más de 700 menores extranjeros. Las plazas disponibles rondan las 250, pero se han tenido que estirar como chicles. La solución para las Islas empezará a llegar en un par de semanas cuando las comunidades autónomas de la Península ofrezcan solidaridad y puedan empezar los traslados, a semejanza del plan que se aplica a los adultos clandestinos. La situación actual es que en la práctica no se devuelve a ningún menor- -las últimas expulsiones desde Melilla fueron duramente criticadas por el Defensor del Pueblo- Dado que la Ley de Extranjería no es aplicable a quienes tienen por debajo de 18 años, en 2003 el entonces fiscal general, Jesús Cardenal, dictó una instrucción para el retorno de extranjeros menores que pretendieran entrar ilegalmente en España y no estuvieran en desam- paro. Ya entonces se argumentaba que el sistema de acogida estaba desbordado (se había acogido a 6.239 menores) y corría riesgo de paralizarse. Para ello se propuso que los menores interceptados al entrar ilegalmente fueran retornados a su punto de origen, salvo que estuvieran en desamparo. Un año después, el sucesor de Cardenal, Cándido Conde- Pumpido, dejó sin efecto la instrucción. El argumento se basó en varios puntos: es menor todo extranjero que no haya cumplido 18 años, se le debe proporcionar protección y asistencia y la repatriación no es un objetivo absoluto porque están en juego otros intereses como la vida o el respeto a los derechos. La decisión del retorno o la permanencia, por tanto, corresponde a la Administración.