Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL CONGRESO APRUEBA EL ENVÍO DE TROPAS AL LÍBANO VIERNES 8 9 2006 ABC El PP apoyó el envío de tropas al Líbano en un pleno que no mejoró el clima entre el líder de la oposición y el presidente del Gobierno. Zapatero no parece tener intención de hablar con él; Rajoy prepara su estrategia sin esperar ninguna llamada Un acuerdo que preludia la guerra TEXTO: CRISTINA DE LA HOZ MADRID. Ni siquiera en el acuerdo Zapatero y Rajoy son capaces de no arremeter el uno contra el otro. A pesar del apoyo del primer partido de la oposición al envío de tropas al Líbano- -decisión por otro lado ya tomada por el Consejo de Ministros- -el tono fue arisco, preludio de un curso político en el que no se prevén muchos ámbitos de acercamiento entre el Gobierno y el PP. En el pleno de ayer se habló mucho de guerra término que, en sentido figurado, puede trasladarse al que será el clima político de los próximos meses. Ni siquiera la vuelta del verano contribuyó a relajar el ambiente parlamentario. Pocos diputados se dejaron ver por los pasillos de la Cámara (el más agasajado, un recuperado Juan Carlos Vera, del PP, que sufrió un aparatoso accidente de bicicleta este verano) y los que pasaban estaban demasiado ocupados engrasando sus agendas políticas. El PP considera este un momento crucial de la Legislatura, marcada por el alto el fuego de ETA; la comprometida propuesta de reforma constitucional; los comicios catalanes y las elecciones locales y autonómicas del último domingo de mayo, para luego entrar, sin solución de continuidad, en una aún más larga precampaña que culminaría en los próximos comicios legislativos. El diagnóstico del primer partido de la oposición no es malo, aunque admiten que su margen de maniobra tampoco es amplio pues la iniciativa corresponde al Gobierno. En todo caso, consideran que la deriva del mal llamado proceso de paz pone cada vez las cosas más difíciles al Ejecutivo y mucho tendrán que cambiar las circunstancias para que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, pueda dar buenas noticias de los contactos con ETA a los Grupos Parlamentarios a finales de este mes. forme que el Consejo de Estado hizo a principios de este año. Sólo si se atienden sus reclamaciones (elevar a dos tercios la mayoría necesaria para reformar los Estatutos de autonomía o reforzar las competencias del Estado, entre otras cuestiones) estaría dispuesto a negociar el paquete gubernamental. Todo ello habrá que simultanearlo con distintos debates estatutarios (la reforma andaluza ya llegó a la Cámara) y con la precampaña catalana. Zapatero tiene previsto apoyar a Monti- lla es el presidente mejor valorado de la democracia española dicen en Moncloa) mientras que Rajoy está cerrando una apretada agenda de actos que arrancará el próximo día 16 con la proclamación de Josep Piqué a la presidencia de la Generalitat. Reunión con interventores Quien se dejará ver también mucho por esta Comunidad es el secretario general popular, Ángel Acebes, que hoy mismo se reúne con los interventores y apoderados del partido y el sábado intervendrá en un acto público con el candidato. A pesar del pleno de ayer, no será hasta comienzos de la próxima semana- -coincidiendo con el inicio del curso escolar- -cuando se ponga en marcha, de verdad, toda la maquinaria partidaria. Rajoy criticó a Zapatero por hablar de sí mismo como la quintaesencia de la paz y del PP como la quintaesencia de la guerra Ahora, los dos son contendientes, y duros. El Rey recibe a Kofi Annan, en el Palacio de la Zarzuela, en presencia del ministro de Asuntos Exteriores CHEMA RARROSO Reformas constitucionales En cuanto a las reformas constitucionales, fuentes gubernamentales aseguraron a ABC que existe la voluntad de poner este asunto sobre la mesa el próximo trimestre, aun a sabiendas de que el PP sólo apoya la modificación en la sucesión a la Corona. Este es un tema de calado que no se puede saldar con un simple esto no interesa a los ciudadanos tal y como ha dicho Rajoy. Si no hay posibilidades de acuerdo, al menos, habrá que explicárselo a los ciudadanos indicaron a ABC fuentes gubernamentales. Sin embargo, y a pesar de la importancia de las cuestiones a tratar, no parece que Zapatero esté dispuesto a erigirse en interlocutor de Rajoy, y lo más probable es que delegue en otros miembros del Gobierno. El PP, por su parte, tiene en la recámara una ambiciosa propuesta de reforma, refrendada en buena parte por el in- Zapatero minimiza el riesgo de la misión, en contra de la opinión del ministro de Defensa L. A. MADRID. Momentos antes de que el titular de Defensa, José Antonio Alonso, reconociera en el Congreso la existencia de riesgos evidentes en una misión difícil y complicada el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, minimizaba los peligros para las tropas españolas que se desplegarán en el Libano. Según Zapatero, el despliegue sólo tiene el riesgo habitual de una misión de paz Alonso enumeró esos riesgos, pero Zapatero, que comparecía en rueda de prensa conjunta con el secretario general de la ONU, Kofi Annan, se limitaba a insistir en que se trata de una misión de paz de la que dijo que va a tener los riesgos lógicos que tienen normalmente todas las misiones en las que hay que garantizar la seguridad El jefe del Ejecutivo señaló que la misión merece la pena y aseguró que los soldados españoles van a convertir un alto el fuego en una paz estable y duradera que dé estabilidad a la región Añadió que lo que harán será garantizar la seguridad de la po- blación, realizar tareas humanitarias, facilitar la reconstrucción de todo lo destruido y proteger los medios de las Naciones Unidas Annan concluyó en Madrid la gira realizada, en un avión español, por los países implicados en el conflicto del Líbano y, antes de reunirse con Zapatero, fue recibido ayer por Su Majestad el Rey, en el Palacio de la Zarzuela. En la comparecencia ante los periodistas, Annan agradeció la colaboración del Gobierno español en la misión en el Líbano. También coincidió con Zapatero, al ser preguntados ambos por el reconocimiento hecho por el presidente estadounidense, George Bush, de la existencia de cárceles secretas de la CIA en distintas partes del mundo, que no se puede ceder en los derechos humanos para protegernos del terrorismo