Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 VIERNES 8 9 2006 ABC Nacional Rajoy impone su tesis en el PP y apoya la misión en el Líbano con un duro ataque a Zapatero El jefe del Ejecutivo pide la palabra por sorpresa para defenderse de las críticas del líder de la oposición Zapatero de esconderse tras su ministro de Defensa. El jefe del Gobierno cree patético que los populares traten de justificar su postura en Irak J. L. LORENTE MADRID. La verdad es que el de ayer no fue un debate fácil para el Gobierno socialista. El Gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero consiguió que el Congreso de los Diputados diese casi por unanimidad (sólo dos abstenciones) la autorización al envío de tropas españolas al Líbano, pero tuvo que escuchar duras críticas de los grupos parlamentarios, especialmente del PP. Los reproches lanzados por el líder de la oposición, Mariano Rajoy, obligaron al presidente del Gobierno a pedir por sorpresa la palabra. Y lo hizo para defenderse de las críticas y, de paso, echar en cara a los populares la participación española en la guerra de Irak. Rajoy se presentó ayer sin complejos en la Cámara Baja. Por primer vez en esta legislatura, el líder del PP subió a la tribuna de oradores sin esquivar el asunto- tabú para los populares desde que su partido perdió las elecciones generales del 14- M: la decisión del Gobierno de Aznar de enviar tropas a Irak. Se pudo ver a un Rajoy confiado, que ha sabido imponer su criterio dentro del PP, desoyendo las voces que le pedían que no diese su aval a la misión en el Líbano. Eso sí, el líder de la oposición- -también fiel a su estilo- -se despachó con una dura crítica al presidente del Gobierno, que seguía el debate desde su escaño. Ante el silencio que hasta ese momento guardaba el jefe del Ejecutivo b Rajoy acusa a misión militar, como muchas otras en las que ha participado España en los últimos años, algunas con el apoyo de las Naciones Unidas, como Afganistán, Bosnia e... Irak. En este punto, recordó que el Gabinete socialista aprobó en noviembre de 2004 un real decreto sobre indemnizaciones a los participantes en operaciones internacionales de paz, en el que se señaló que la intervención española en la Operación Libertad iraquí estuvo amparada en las resoluciones 1.441, 1.483 y 1.511 de las Naciones Unidas. Reparto de esparadrapo y tiritas En cuanto a la misión en el Líbano, Rajoy señaló tajante que nuestras tropas no van a ponerse al servicio de la paz, salvo en términos poéticos y de propaganda o que deseemos confundir la paz con el alto el fuego ¿Dónde está la paz que pregona el señor Rodríguez Zapatero? ¿Hasta dónde pretende su señoría engañar a la gente preguntó Rajoy antes de contestar él mismo: Señores del Gobierno, dejen ya de jugar con las palabras y reconozcan que, una vez más, están enviando tropas españolas a una misión de guerra. No a una misión humanitaria, sino a una misión de guerra Rajoy aprovechó la ocasión para criticar también el hecho de que se haya convocado un Pleno específico en el Congreso para buscar un supuesto respaldo de los grupos parlamentarios a dicha misión cuando, bajo su punto de vista, ya está todo decidido, comprometido y en marcha No obstante, afirmó que eso no sería criticable si el Gobierno fuera normal y no tuviera al frente a un presidente que, en un arranque melodramático asegurase que de España no saldría ni un soldado Rajoy sube a la tribuna; al fondo, Rodríguez Zapatero -el peso del debate lo llevaba, por parte del Gobierno, José Antonio Alonso- Rajoy llamó hipócrita al líder socialista y le acusó de esconderse tras su ministro de Defensa. Es evidente que al señor Rodríguez Zapatero no le gusta nada el asunto que nos ocupa. Le quema las manos. Estamos aquí para celebrar una sesión que el presi- DANIEL G. LÓPEZ dente del Gobierno no deseaba, que ha eludido y que, por su gusto se hubiera realizado discretamente en comisión para no tener ni siquiera que asistir a ella señaló el líder el PP al comienzo de su intervención. Rajoy, que centró en todo momento el foco de sus críticas en Zapatero, trató de dejar claro que se trata de una