Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 7 9 2006 Gente 97 Emilio Estévez tiene planes de boda. El actor, hijo del también intérprete Martin Sheen, confirmó ayer sus intenciones de boda con su prometida, la periodista y escritora Sonja Magdevski, con quien lleva dos años de relaciones. No obstante, Estévez, que ha participado en Venecia con el filme Bobby no tiene fecha para el enlace. La subasta mobiliaria de Cher. La cantante ha decidido renovar el mobiliario de su casa de Malibú, una mansión de estilo renacentista que hace unos años le costó dos mil millones de pesetas. Cher va a subastar más de 700 muebles, amén de varias decenas de objetos y obras de arte a través de dos casas de subastas: Sotheby s y Julien s. El lado más erótico de Kate Moss, ahora en cortos La top model británica Kate Moss sigue fiel a su imagen de eterna rebelde de la moda. Su última vuelta de tuerca- -amén del tóxico idilio que mantiene con el errático Pete Doherty- -es su debut en el cine, aunque sea en corto, de la mano de Mike Figgis Leaving Las Vegas En este caso, Moss, de 32 años, participa en cuatro cortometrajes con motivos, cómo no, publicitarios, en los que anuncia las bondades de varias prendas de ropa interior de la firma de lencería Agent Provocateur, que en un principio serán difundidos por internet. En las imágenes, que incluyen la voz de la propia maniquí, se puede ver a Moss reinterpretándose a través de sueños mientras se desnuda en un lujoso hotel. Llegados al tercer corto, la top model se despoja por completo de su ropa. Según Figgis, Moss estaba al principio insegura con su voz, pero al final consiguió un tono precioso EN SU PUNTO BEATRIZ CORTÁZAR La metamorfosis de Francisco Rivera I Kate Moss, vista a través del realizador Mike Figgis REUTERS Playboy da trabajo a tres azafatas despedidas Tres ex azafatas de la compañía aérea brasileña Varig, que no percibían sus salarios desde hace cinco meses, han decidido sanear sus cuentas corrientes posando desnudas en la edición para Brasil de Playboy. Sabrina Knop, Juliana Neves y Patricia Kreusburg fueron despedidas junto a otros cinco mil empleados de la compañía. Las tres azafatas, en una de las imágenes de la edición brasileña de Playboy REUTERS ronías de la vuelta a la realidad. Acabo de releer La metamorfosis de Kafka y me desayuno con la portada de Francisco Rivera en plan hombre anuncio y tan atractivo como siempre dispuesto a convertirse en el digno heredero de su madre y contar sus memorias en capítulos semanales. La suerte del torero es que en su caso la metamorfosis no tiene tintes kafkianos y sí unas cuidadas imágenes en su finca y con las firmas que promociona. Algo barrunté meses atrás cuando noté el cambio de talante que Rivera estaba mostrando tras ennoviarse con Blanca Martínez de Irujo y ver que su ex Eugenia no paraba de sonreír junto a Gonzalo Miró. De los malos gestos y las malas caras que el ex matrimonio tenía años atrás se pasó a una especie de competición por ver cuál de los dos era más feliz al lado de su nueva pareja. Y en medio la duquesa de Alba que no dejará de sorprenderme nunca. Juez y parte, Cayetana dice de su hija que a ver cuánto la dura la felicidad y de su ex yerno comenta que prefiere que esté con su sobrina que con una desconocida de la calle. Olé. Pero el nuevo Fran es el que me deja ojiplática. Después de sus tiras y aflojas con la prensa del corazón y la petición que hizo ante el juez para que sólo hablaran de él cuando estuviera en los ruedos, ha decidido contar en primera persona todo lo concerniente a su vida y ardo ya en deseos de que llegue a los capítulos de sus novias, su boda con Eugenia y su posterior y compleja separación. También cuando comente cómo se enamoró de Blanca, cómo pasó de la confianza al deseo, cómo explicó a los suyos que la prima iba a ser su nueva pareja... Y qué decir de su verano con Carla Goyanes, del día que descubrió que su medio hermana ya era toda una mujer, de la mañana que habló con su tía Cari Lapique para contarle que se había enamorado de la niña, de la reacción de Goyanes, de lo poco que duró esa historia... Por supuesto, la parte más dura será recordar el final de su madre, la desaparecida Carmina Ordóñez, cuya tragedia vuelve a la actualidad tras la demanda que Lely Céspedes ha puesto contra su marido Ernesto Neyra, el bailarín al que Carmina acusó de maltratador. Lógicamente, hay muchas preguntas en el aire y la primera que se oye es cuánto dinero se embolsará por estas sorprendentes confesiones que son todo un regalo para abrir la temporada. Vayan por delante las gracias.