Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 JUEVES 7 9 2006 ABC Madrid Torre Espacio seguirá siendo el rascacielos más avanzado de los que se construyen en la Castellana pese al incendio del lunes por la noche DANIEL G. LÓPEZ Las radiografías de Torre Espacio confirman que la estructura no sufrió en el incendio Los daños producidos en el rascacielos no son relevantes y están cubiertos por una póliza b Los trabajadores continuaban ayer limpiando los restos del incendio que se produjo en la planta 42, para que a partir de la próxima semana puedan seguir las obras MIGUEL OLIVER MADRID. Como si no hubiera ocurrido nada Las primeras radiografías practicadas a la estructura de Torre Espacio no han hecho más que dar buenas noticias a los rectores de la compañía. Aunque en público los propietarios afirmaban que el edificio no había sufrido ningún daño durante el incendio, en privado temían la remota posibilidad de que el hierro que se encuentra en la estructura de hormigón pudiera haberse deformado con el calor. Pero nada de nada. Como apuntó el director general de la inmobiliaria, José Antonio Fernández Gallar, la mañana después del in- cendio, el fuego sólo ha servido para comprobar que el esqueleto sobre el que se levantará el rascacielos de 236 metros no ha sufrido ningún daño. Si los siguientes análisis siguen dando buenas noticias durante esta semana, la compañía, como informó ayer ABC, ha decidido retomar en seis días las obras de construcción. Será el momento entonces de que Torre Espacio continúe creciendo a un ritmo que había sorprendido a todo el mundo. Una novedosa técnica de colocación de módulos permitía a la constructora OHL (propiedad también del grupo Villar Mir) llevar una proporción de una planta cada cuatro días y medio. Lo tenían todo calculado. Por eso los propietarios sabían que las obras concluirían el 27 de mayo del próximo año. El fuego de la noche del lunes, como confirmó Fernández Gallar a ABC, provocará un retraso de entre cuatro y cinco semanas en la construcción del rascacielos, por lo que los trabajos en el inmueble concluirán ahora, casi con toda seguridad, los primeros días del mes de julio de 2007. Durante toda la jornada de ayer los operarios del inmueble continuaron con sus labores de limpieza en las plantas 42 y 43. Maderas, encofrados y maquinaria de la obra fueron pasto de las llamas durante las casi cinco horas que duró el incendio. Resulta esencial hacer limpieza cuanto antes en la zona para reiniciar después los trabajos que permitan a la torre seguir ganando altura. Póliza de seguros Además, ayer se conoció que el importe de los daños ocasionados en el rascacielos no serán relevantes y, en todo caso, están cubiertos por la póliza de seguros del inmueble. Así lo aseguró a través de un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) OHL, grupo encargado de la construcción del edificio. La constructora aprovechó ayer este comunicado para reiterar que el siniestro sólo afectó a determinadas instalaciones de obra y no dañó ni la estructura del edificio ni ninguna unidad de obra ya ejecutada. La constructora que preside y controla Juan Miguel Villar Mir aclaró asimismo que el edificio siniestrado es propiedad de la sociedad Torre Espacio Castellana, a su vez filial al 100 por 100 del propio grupo Villar Mir. En este sentido, OHL explicó que no tiene ni ha tenido participación en esta sociedad propietaria de la torre, con lo que asegura que no se verá afectada por las posibles desviaciones que se produzcan en su coste o en su plazo de construcción. Esta compañía detalló además que su relación con el edificio está determinada en el contratado suscrito para encargarse de una parte sustancial de las obras de construcción de la torre. Co-