Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional JUEVES 7 9 2006 ABC Maragall cierra una legislatura caótica que ha dejado al PSC en manos del PSOE Los partidos renuncian al debate identitario ante el fiasco del referéndum del Estatuto b El PSC pretende movilizar al voto abstencionista, pero es consciente de que necesitará apoyos, mientras que CiU espera sacar rédito de los errores de ERC M J. CAÑIZARES I. ANGUERA BARCELONA. El presidente Pasqual Maragall firma hoy el Decreto de disolución del Parlamento catalán que pone punto final a una legislatura caótica. Se abre la carrera electoral- -que concluirá el 1 de noviembre- -para decidir quien gestionará el Estatuto, que se ha convertido, paradójicamente, en la peor carta de presentación de los miembros del tripartito. Todas las formaciones parecen dispuestas a aprender del referendo estatutario y han preparado campañas centradas en las políticas sociales y económicas. Una vuelta al pragmatismo tras tres años de debate identitario que han acabado con la paciencia del electorado catalán. Los socialistas catalanes se la juegan a una sola carta: la de los capitanes fuertemente identificados con el PSOE. José Montilla concurre por primera vez como candidato a presidir la Generalitat con el objetivo de movilizar al voto abstencionista en las autonómicas, que siempre convierte al PSC en el partido más votado en las generales. Una opción que implica la renuncia a apelar a la progresía catalanista que representa Maragall y que obligará a movilizar todas las alternativas, incluida la del presidente del Gobierno. José Luis Rodríguez Zapatero será, sin duda, una de las bazas de la campaña, puesto que es el político mejor valorado por los catalanes, según las encuestas. Aún así, los socialistas no se engañan y saben que no están en condiciones de conseguir una mayoría suficiente para gobernar solos. Su objetivo, hoy por hoy, es que se repita el reparto de fuerzas que se da en el Ayuntamiento de Barcelona, donde CiU no tiene suficientes apoyos para formar gobierno ni con ERC ni con PP. Cuentan con una caída de los republicanos, aunque reconocen que ello beneficia sobre todo a Convergència, y esperan mantener el tipo para gobernar en coalición. Sin embargo, advierten de que Montilla no encabezará una coalición de gobierno en la que el PSC tenga un papel tan vulnerable como el que se vio obligado a asumir Maragall. Los errores de ERC ERC afronta las elecciones con plena consciencia de que la precipitada salida del gobierno catalán y la mala gestión de la reforma estatutaria le pasarán factura. Sin embargo, sus dirigentes auguran un repunte respecto a los últimos sondeos, que hablaban de cinco diputados menos, y dan por seguro que ERC volverá a ser clave. Han preparado un discurso centrado en políticas sociales, que se suma a la entrada en campaña del número dos del partido, Joan Puigcercós, para minimizar el coste de los errores del tripartito y de Josep Lluís Carod- Rovira, cuyos fieles impidieron que se produjera un relevo similar al realizado por el PSC. ICV se perfila como el único miem- Montilla y Maragall, ayer, en un acto en Tarragona bro del tripartito que sale reforzado. Los ecosocialistas no se ven penalizados por los errores de estos tres años, y podrían beneficiarse en cambio del voto catalanista que dejará al PSC tras la salida de Maragall. CiU se disputa con ERC el voto del militante del PSC descontento con una deriva españolista de inciertas consecuencias. Llevados por la euforia y por la fidelidad que sus votantes demostraron en el referéndum del Estatuto, los nacionalistas llegaron a espe- INES BAUCELLS cular con la posibilidad de pasar de los 46 diputados que tiene ahora a 52. Pero eso ocurría en fechas previas a la entrada en escena de Montilla. La formación que lidera Artur Mas tiene ahora menos posibilidades de lograr la ansiada sociovergencia dada la diferencia programática entre CiU y PSC, y la negativa del dirigente nacionalista a conformarse con ser consejero jefe en un gobierno socialista- -algo a lo que tampoco estaría dispuesto Montilla- CiU también ha hecho un giro social, LEYES PENDIENTES Y PROMESAS INCUMPLIDAS A lo largo de esta abreviada legislatura, el Parlamento catalán ha aprobado 36 proyectos de ley, de los cuales 18 corresponden a consejerías dirigidas por el PSC; 15, a departamentos de ERC, y 3, a consejeros de ICV. Destaca la ley de mejora de los barrios, la ley de cajas, la ley de horarios comerciales y la de equipamientos comerciales. La cifra total de leyes es muy inferior a la de mandatos anteriores. Por ejemplo, en el último gobierno de CiU se aprobaron 108. Pero existen otros 22 proyectos legislativos del Ejecutivo autonómico que han quedado pendientes. Estos son las principales. PSC y ERC han demorado la aprobación de esta ley, que el Gobierno de Pasqual Maragall pretendía utilizar para reforzar su imagen de transparencia. El departamento de Interior, dirigido por los socialistas, se negaba a que la unidad especial de los Mossos d Esquadra encargada de esta materia dependiera del director de la oficina, tal como proponía ERC. Ley de Derecho a la Vivienda. Proyecto paralizado por las desavenencias entre PSC e ICV. Los ecosocialistas pretendían utilizar esta ley para expropiar las viviendas vacías, pero los socialistas eran reacios debido al perjuicio de pequeños inversores y propietarios. El proyecto que ha entrado en la Cámara catalana ha quedado, finalmente, muy rebajado. Ley de servicios sociales. Ha sido otro de los compromisos incumplidos del tripartito. Con esta ley, el Gobierno pretendía avanzar en el terreno de la protección de la dependencia. Ley de reforma del Instituto Catalán de la Salud. Los acuerdos del Tinell contemplaban la aprobación de una nueva ley de modernización del sistema sanitario catalán que tampoco ha entrado en vigor. Ley de obra pública. La Generalitat aprobó in extremis un proyecto con el que se quería introducir garantías en el sistema de planificación y contratación públicas, y que es consecuencia de la comisión de investigación parlamentaria sobre el derrumbe ocurrido en el barrio del Carmelo en enero de 2005. Pero esta ley tampoco entrará en vigor debido al adelanto electoral. Ley de pensiones para altos cargos. El proyecto de ley sobre asignaciones temporales y pensiones de altos cargos de la Generalitat fue rectificado por el propio Gobierno catalán al comenzar su tramitación parlamentaria. El proyecto original incluía pensiones para algunos de estos altos cargos que superaban los 5.000 euros mensuales. El tripartito optó por equiparar esas compensaciones vitalicias a las del sistema general de pensiones y endurecer las condiciones para acceder a las mismas. Ley de Memorial Democrático. CiU y ERC han impedido que prospere en el Leyes pendientes Creación de la Oficina Antifraude de Cataluña. Las discrepancias entre