Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 7 9 2006 Opinión 7 TRIBUNA ABIERTA POR CARLOS MALAMUD MÉXICO: AHORA TOCA GOBERNAR Con una postura mesiánica y populista, López Obrador se ha erigido, y pretende seguir haciéndolo, salvo que alguien desde sus filas tenga la suficiente autoridad moral para que cambie de opinión, en el oráculo y portador de la verdad revelada de cuanto acontece en México INALMENTE se despejaron las incógnitas del período poselectoral y Felipe Calderón, el candidato panista, fue proclamado presidente electo por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) Todo el proceso tras las elecciones del 2 de julio, comenzando por el escrutinio y su validación y terminando en la posterior batalla judicial, estuvo tachonado de diversos incidentes, mayoritariamente promovidos por la tozudez y la irresponsabilidad cívica de Andrés Manuel López Obrador, candidato de la Coalición Por el Bien de Todos. Con una postura mesiánica y populista, López Obrador se ha erigido, y pretende seguir haciéndolo, salvo que alguien desde sus filas tenga la suficiente autoridad moral para que cambie de opinión, en el oráculo y portador de la verdad revelada de cuanto acontece en México. Desde la noche del domingo electoral señaló que él, y sólo él, era el verdadero, e irreversible, triunfador, por encima de cualquier otra postura, por encima de las valoraciones de los observadores internacionales y nacionales, por encima de los fallos de las distintas instancias judiciales y administrativas encargadas de velar por la pureza del sufragio y por encima de los juicios de influyentes sectores de la opinión pública internacional que lo habían apoyado, pensando que podía representar el cambio que tanto necesita México. Por eso, el político de Tabasco no se apeó de su creencia sobre el resultado. De ahí que mantenga, contra viento y marea, que él es el único vencedor y que un complot internacional, producto de la más sofisticada y extensa conspiración nunca vista en la historia universal, le robó la cartera. Como el pueblo mexicano es el dueño de su soberanía, López Obrador, que actúa por el bien de todos e interpreta cabalmente el sentir de todos los mexicanos, es quien mejor puede decir lo que ellos quieren. Según su opinión, los mexicanos no quieren las instituciones corruptas que los gobiernan y sólo quieren convocar una Asamblea Constituyente para elaborar una verdadera constitución republicana, que restaure los valores revolucionarios y republicanos dilapidados por los gobiernos corruptos. Todavía no está claro el camino para alcanzar su fin. Puede ser un gobierno paralelo, un presidente alternativo, la resistencia pasiva, una asamblea popular, pero el pronóstico hecho por su círculo más estrecho es que el nuevo gobierno, carente de legitimidad de origen, no va a durar mucho. Para lograr sus fines López Obrador amenaza a F establecidos en el Zócalo capitalino. Ahora bien, el principal problema de López Obrador para hablar en nombre del pueblo mexicano es que sólo representa (o representaba el día de la votación) a un tercio de los electores mexicanos. Según las encuestas recientes, su popularidad ha caído en picado en las últimas semanas, debido básicamente a la incoherencia, intransigencia y radicalidad de sus propuestas. Por eso extraña que no se produzca una condena clara de los políticos más sensatos del PRD. Posiblemente estén acumulando razones para ajustar cuentas y, llegado el momento, pasar a cuchillo a todos los que, con irresponsabilidad y ansias desmedidas de poder, amenazan lo que era el mejor momento de la historia de la izquierda mexicana. No debe olvidarse que una parte importante de quienes rodearon a López Obrador en su campaña son antiguos políticos del PRI, como el propio candidato presidencial. Quienes por décadas defendieron el status quo como revolución institucional hoy pretenden desarrollar su revolución democrática, personal e intransferible. Durante la campaña, las acusaciones cruzadas entre los distintos candidatos muchas veces bordearon el límite, si no lo traspasaron, del decoro y buen gusto. Algunas de ellas fueron recogidas por el TEPJF, como el apoyo del presidente Fox a su correligionario o los anuncios publicitarios en televisión de una asociación empresarial. El Tribunal también dice que aquellas no tuvieron la entidad suficiente como para decantar la elección en un sentido. En realidad el fraude es tan viejo como las elecciones, y por ello todos lo practican en algunas de sus versiones (en este caso, utilización del poder o de fondos públicos) aunque sólo lo denuncia el que pierde. Pero la pregunta de fondo es si el fraude sirve para ganar las elecciones o si, por el contrario, sigue siendo necesario, en México como en otras partes del mundo, el voto popular, precisamente lo que le faltó a Andrés Manuel López Obrador. Profesor de Historia de América de la Universidad a Distancia e investigador principal para América Latina del Real Instituto Elcano. las Fuerzas Armadas, buscando que no intervengan en la represión de su movimiento. También confía en el pueblo y en sus más leales seguidores, movilizados en los campamentos y plantones REVISTA DE PRENSA POR DIEGO MERRY DEL VAL PATÉTICA Patética Europa es el contundente título con que arranca un editorial de Le Monde dedicado a la avalancha de inmigrantes africanos. Su contenido, en cambio, deja bastante que desear, con ideas, un tanto peregrinas, que revelan escaso nivel de información sobre la tragedia que se vive a diario en las costas españolas. La ola de inmigrantes ilegales que ha puesto en alerta a varios países del sur de Europa revela de forma inquietante la apatía de la Unión Europea. Ante las peticiones de ayuda de España, sólo cuatro países- -incluida Italia- -han aceptado participar en la misión del Frontex para hacer frente a la crisis migratoria de las islas Canarias Y continúa el editorialista del rotativo francés: A España, país de la UE que ha recibido el mayor número de inmigrantes en los últimos años, sobre todo debido a su dinamismo económico, la EUROPA inmigración llega en primer lugar a través de los aeropuertos. Esta inmigración no está planificada. Al llegar con pasaportes en regla- -como turistas- estos extranjeros han podido y podrán, sin muchas dificultades, beneficiarse de las medidas de regularización adoptadas sucesivamente por los gobiernos españoles, primero de derecha y luego de izquierda. Como llegan sin pasaportes, explican las asociaciones humanitarias, los negros africanos que llegan en cayucos no tienen otro destino que la clandestinidad perpetua La inmigración procedente del África negra ha sido hasta ahora marginal en volumen, pues en España residen menos de 200.000 personas originarias del sur del Sahara. Sin embargo, plantea a Europa otro desafío. En primer lugar, humanitario, pues si han llegado 20.000 subsaharianos a Canarias desde el principio del año, ¿cuántos más han perecido ahogados? Un responsable canario evoca la cifra de 2.000 a 3.000 personas. Hay pocas oportunidades de que el flujo de inmigrantes se corte por sí mismo o por la magia de una hipotética línea Maginot marítima, cuyo despliegue se dejaría a la responsabilidad de España e Italia Si este último diagnóstico se antoja realista, la receta ya no lo parece tanto: Organizar un verdadero diálogo político con los países que están en el origen de esta inmigración, ayudarles a desarrollar su economía, es, como sabe todo el mundo, la única posibilidad de tratar esta cuestión. Todo el mundo menos, al parecer, la Unión Europea El Daily Telegraph dedica también espacio al asunto, con la información de que España prepara expulsiones masivas de inmigrantes ilegales.