Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 6 9 2006 Sociedad 55 Tecnología El blog de un profesor de inglés que relata con todo lujo de detalles sus numerosas aventuras sexuales en Shangai irrita a decenas de miles de chinos y desata una feroz campaña en internet A la caza del don Juan virtual PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL PEKÍN. Una violenta revolución, nada virtual, amenaza con colapsar internet en China. Pero esta rebelión no se debe a la censura del régimen comunista, sino a unos motivos menos trascendentales: las andanzas sexuales de un británico que se dedica a dar clases de inglés. Al menos, ésa es la profesión que asegura desempeñar El sinvergüenza de China Chinabounder el apodo bajo el que se oculta el autor de un blog que, titulado El sexo y Shangai Sex and Shanghai narra con pelos y señales sus numerosas conquistas en esta megalópolis, la más moderna y desarrollada del gigante asiático y donde residen decenas de miles de occidentales. A pesar de esta influencia, una legión de indignados internautas chinos se ha levantado contra El sinvergüenza por sus denigrantes comentarios y por el lujo de detalles con que desgrana sus innumerables encuentros sexuales con las mujeres de Shangai. Los chinos son feos e impotentes insulta en su bitácora el don Juan virtual, quien se jacta de conquistar a una nueva joven cada noche de la semana y de haber practicado menage a trois con algunas de ellas, incluyendo varias de sus alumnas. campaña La caza contra el extranjero inmoral Compatriotas, pensad en cómo este laowai (extranjero en mandarín) se ha entretenido con vuestras esposas y hermanas mientras se mofaba de vuestra impotencia ha criticado el profesor Zhang, cuya opinión es compartida por muchos internautas. Las víctimas, basura nacional Decenas de miles de personas están copando los foros del ciberespacio con sus opiniones sobre el don Juan virtual, cuya cabeza ha sido pedida por numerosos chinos heridos en su orgullo patrio. Mientras tanto, otros internautas arremeten contra las víctimas del conquistador británico, a las que califican de basura nacional al tiempo que unos pocos le defienden. Una de ellas es, precisa- mente, una de sus amantes, que también ha terciado en la controversia contando su versión de la historia, bastante picante por cierto, en su propia bitácora. Para terminar de complicar todo este embrollo, que ha desencadenado abundantes comentarios xenófobos y antioccidentales, el diario Sydney Morning Herald ha desvelado que el blog de El Sinvergüenza ha sido creado por un grupo de seis artistas británicos, australianos, japoneses y chinos. Cierto o no, la página web Sexo y Shangai permanecía ayer bloqueada. De hecho, sólo se podía acceder a ella mediante invitación tras provocar una caza de brujas similar a la que tuvo lugar en junio contra un estudiante acusado de mantener un romance con una mujer casada. Teniendo en cuenta el brutal acoso que éste sufrió una vez localizado, al don Juan virtual más le valdría ir haciendo las maletas para seguir con sus conquistas en otro país y, por su propio bien, de manera más discreta. Caza del hombre en el ciberespacio La arrogancia del protagonista, que se define como un gandul sin moral y su desprecio por los chinos han enervado a los usuarios de la Red en el coloso oriental, donde hay más de 110 millones de internautas. Por eso, sus comentarios han generado una multitudinaria reacción en cadena que ha desatado una auténtica caza del hombre en el ciberespacio. Esta escoria tiene que ser expulsada a patadas de China ha amenazado en su blog Zhang Jiehai, un profesor de Psicología de la Academia de Ciencias Sociales del gigante asiático que ha contraatacado lanzando la