Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 6 9 2006 Madrid FUEGO EN EL TECHO DE MADRID SUSTO EN LA CIUDAD 41 Hoy, radiografía de la estructura Técnicos de OHL, empresa constructora de Torre Espacio, realizarán hoy una radiografía de la estructura del piso 42, con el fin de descartar definitivamente daños en el hormigón armado. Los resultados de dicha inspección se conocerán casi con toda seguridad el viernes según fuentes de la empresa que preside Villar Mir. Durante todo el día de ayer se procedió a la limpieza y desescombro de las zonas afectadas, después de que se descartaran, en una primera evaluación, daños de relevancia. El consejero de Justicia, Alfredo Prada, se refirió ayer al incendio para señalar que todos los rascacielos de la región son totalmente seguros y cumplen con la normativa En su visita a Getafe también adelantó que el 29 de este mes entrará en vigor una legislación estatal de mayor rigor en la seguridad de edificios nuevos contraba ayer de guardia. La plataforma se derrumbó provocando una enorme nube de humo, que empañaba el aire de la zona y aumentaba el número de personas congregadas en torno al incendio. Los móviles no dejaban de fotografiar la escena, que parecía sacada del guión de una película de acción americana. Por no faltar, no faltó ni la emoción. El estruendo de la caída de la estructura metálica sobresaltó al tumulto que se daba cita a pie de calle. Había que inmortalizar la imagen de un rascacielos ardiendo en el futuro corazón financiero de Madrid. Políticos, periodistas y cada vez más curiosos atraídos por la espectacularidad de las imágenes. Algunos aprovecharon que se encontraban en las inmediaciones de la Castellana celebrando los éxitos de la selección nacional de baloncesto, para acercarse hasta el lugar del siniestro. Es increíble tener cerca a Pau, pero no lo es menos ver las llamas decía Luz, una aficionada. Los trabajadores de Azca recordaron su propia pesadilla de febrero de 2005 Algunos negocios, año y medio después, siguen registrando pérdidas apagado en menos de media hora si hubiera sido en un cuarto o en un quinto piso. La altura no es segura declara un trabajador de Torre Picasso CRISTINA ALONSO MADRID. La sombra del Windsor volvió ayer a extenderse en Azca. Horas después de que el fuego visitara la azotea de Torre Espacio, el edificio que se incendió el 12 de febrero de 2005 volvía a ser el tema principal de conversación. Venimos de comer y hemos estado hablando de ello, las imágenes en televisión- -en referencia a la transmisión en directo del incendio en Torre Espacio- -nos resultaron demasiado familiares afirmaba un trabajador del edificio Estrella, el más próximo al lugar donde hasta hace año y medio se erigía el Windsor. Otra vez Eso pensó el lunes por la noche Nuria, dependienta de una tienda de fotografía situada en la calle de Orense, al ver cómo ardía el rascacielos en construcción. El negocio en el que trabaja dista del lugar donde un día estuvo el Windsor apenas 50 metros. No me sorprendió la noticia, ya nos estamos acostumbrando a este tipo de cosas. Los rascacielos no me inspiran ninguna confianza explica la joven. b Se habría Menos de 24 horas después de que el fuego se desatara en Torre Espacio, numerosos trabajadores se adentraban en Torre Picasso en dirección a los ascensores. No tengo miedo está todo controlado este edificio transmite seguridad ni lo piensas o es más seguro que muchos otros eran las serenas respuestas a la pregunta de si trabajar en edificios tan altos inquieta. Cosas como lo del Windsor o lo de Torre Espacio no afectan. El 11 de septiembre sí fue todo más impactante, pero llevamos bien la altura, no nos preocupa confesaba un grupo de trabajadores del piso 18. El incendio de ayer- -por el lunes- -se habría apagado en menos de media hora si hubiera sido en un cuarto o en un quinto piso. La altura no es segura. Menos mal que sólo fueron unos andamios y no algo más grave explicaban ayer unos jóvenes ejecutivos que trabajan en lo más alto de Torre Picasso. Las vistas son fabulosas, eso sí añadía uno de los jóvenes. Rodeado de decenas de portadas de diarios informando del incendio de Torre Espacio, un quiosquero: ¿Son seguros este tipo de edificios? Los ingenieros dicen que sí. Habrá que creerles, ¿no? manifestaba. Un San Valentín sin rosas Una tienda de rosas. Éste fue uno de los negocios más afectados por la resaca del incendio del Windsor. El día de San Valentín del año pasado- -sólo dos días después del incendio del edificio- -perdió unos 15.000 euros. José antonio, el dueño consorte no es capaz de olvidar lo que el incendio supuso para sus ingresos porque año y medio después aún sigue sufriendo pérdidas. Para mi mujer y para mí ha sido un auténtico desastre. Aunque todo parece que ha vuelto a la calma, en el edificio desaparecido trabajaban 3.000 personas que eran mis clientes prototipo y a esos ya no los tenemos explicaba. Las imágenes de la construcción de Torre Espacio en llamas ni siquiera despertaron su curiosidad: Mi mujer estaba haciendo zapping y me dijo que estaba ardiendo uno de los rascacielos. Ni me levanté de la cama José Antonio reconoce que sólo relacionó ambos sucesos, Windsor- Torre Espacio, de un modo anecdótico. No nos atrevíamos a irnos A Pilar Minero todavía le dura el susto. Estaba preocupada por mi padre, hospitalizado en la primera planta por una hemiplejía. Pensaba que si el fuego se extendía a las plantas inferiores del edificio y tenían que evacuarnos, él necesitaría una silla de ruedas para desplazarse y como él otros pacientes. No nos atrevíamos a marcharnos a casa y dejar a mis padres solos porque no sabíamos a ciencia cierta qué iba a pasar María López, familiar de otro paciente, asiente a su lado. No hemos podido pegar ojo en toda la noche, menudos nervios. Vivimos momentos de verdadera preocupación porque las llamas eran espectaculares y estábamos al lado. ¡Y con los antecedentes de Madrid! El fantasma del Windsor reapareció 19 meses después. Nadie se atrevía a decirlo, pero el recuerdo de aquella noche negra de febrero de 2005 sobrevoló en la mente de todos. Volvieron a la memoria las imágenes de aquella mole de 32 plantas y 106 metros de altura convertida en antorcha, que quedó convertida poco después en un esqueleto de amasijos chamuscados. Las imágenes de Torre Espacio nos han resultado demasiado familiares afirma un trabajador El esqueleto calcinado del Windsor tenía este aspecto tan desolador EFE