Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 6 9 2006 Internacional 31 DIÁLOGO EN TIERRA DEL ISLAM muy escasos kilómetros de la discoteca en la que un atentado terrorista vinculado a Al Qaida acabó con la vida de 202 personas el 12 de octubre de 2002, el presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono, se dirigía el sábado pasado en Nusa Dua a un grupo de setenta periodistas de los cinco continentes que habíamos sido convocados en Bali para discutir sobre el papel que pueden jugar los medios de comunicación en el diálogo entre el islam y Occidente. La inciativa promovida por el Gobierno indonesio y el de Noruega surgió tras las tensiones de principios de año por las caricaturas del Profeta que había RAMÓN publicado un diario daPÉREZ- MAURA nés- -y de las que nadie se enteró- -que más tarde generaron un escándalo internacional cuando un clérigo musulmán danés, Abu Bashar, se dedicó a recorrer el planeta dando a conocer la afrenta que habían sufrido los musulmanes del mundo entero en un diario de cuya existencia no tenían noticia los injuriados. Será útil recordar que este Abu Bashar, tras recorrer medio orbe denunciando la intolerancia de la sociedad danesa, escogió quedarse a vivir en Beirut... Hasta que hace sólo unos días pidió a los soldados daneses que acudieron como fuerzas de interposición al Líbano que lo repatriaran a Copenhague. Bien pensado, tampoco se estaba tan mal allí. El intento del Gobierno indonesio, secundado por el noruego, de procurar cauces de diálogo entre Occidente y el Islam sólo puede ser causa de elogio. Indonesia sigue siendo el Estado con más musulmanes del mundo- -tiene unos 230 millones de habitantes de los que el 88 por ciento profesan ese credo. Pero un encuentro como el del pasado sábado ganaría crédito si tras ser invitado un periodista israelí, Yossi Sarid, su invitación no fuera retirada por carecer Indonesia de relaciones diplomáticas con Israel. Se adujo que Sarid podría haber entrado en Indonesia con documentos de viaje expedidos por Noruega y que no aceptó ese compromiso. Pero como recordó un periodista indonesio, semanas antes había visitado Yakarta una delegación de empresarios indonesios buscando oportunidades de negocio y no hubo problemas para que llegaran con sus documentos israelíes. En todo caso, el Gobierno del presidente Yudhoyono ha creado un foro de diálogo y eso es algo positivo. La mayoría de las veces, los occidentales somos convocados a este tipo de encuentros con el fin de que bajemos la cabeza y transijamos. En muchas ocasiones, el diálogo de civilizaciones consiste en que la otra parte nos diga lo que hay y nosotros lo aceptemos. El Gobierno indonesio, conocedor de lo que es el terrorismo de Al Qaida en lugares como Bali, donde no hay sino una presencia islámica testimonial, parece querer buscar con Occidente una salida del callejón al que nos llevan los radicales que tampoco respetan a los buenos musulmanes. A La Policía danesa detiene a nueve presuntos terroristas islámicos Uno de ellos es danés de nacimiento y los otros, inmigrantes legales de Seguridad afirmó que los jóvenes no tienen conexión alguna con los grupos radicales de Alemania o Gran Bretaña CARMEN VILLAR MIR CORRESPONSAL ESTOCOLMO. La psicosis de los atentados terroristas islámicos llegó ayer a Dinamarca cuando se supo que la Policía secreta había detenído a nueve individuos en Vollsmose, barrio de Odense. La central de urgencias de ese cuerpo está recibiendo desde entonces cientos de llamadas de ciudadanos anónimos que creen ver en cada árabe un kamikaze camuflado portador de una bomba mortal. La presencia de varios grupos de musulmanes radicales en los alrededores de la ciudad de Odense preocupaba desde hace tiempo a la PET (Policía Secreta Danesa) y a los responsables de la seguridad nacional, que montaron un dispositivo especial de vigilancia para ese colectivo asentado en el barrio de Vollsmose. Ayer, a las dos de la madrugada, al cabo de una espectacular redada en la que intervinieron tanto la PET como los agentes de la Seguridad de la Provincia, una brigada antiterrorista detuvo por sorpresa a nueve individuos de procedencia étnica (apelativo que reciben los inmigrantes nacionalizados en Dinamarca) sospechosos de haber preparado un atentado terrorista. b El portavoz de las Fuerzas En el punto de mira de los radicales C. V. M. ESTOCOLMO. No es la primera vez que Dinamarca protagoniza un episodio que refleja la intolerancia fundamentalista. La publicación de las caricaturas de Mahoma en el periódico danés Jyllands- Posten, en septiembre del año pasado, en las que el Profeta del islam aparecía con un turbante con forma de bomba, o espada en mano y los ojos vendados, provocó la furia de musulmanes por todo el mundo. El Yihad Islámico y otros grupos terroristas siguen enviando amenazas de muerte a los diarios que reprodujeron las viñetas. Esta pasada primavera, los radicales de Oriente Próximo instaron a los ciudadanos de los países escandinavos a salir de la región en 78 horas, atacando algunas Embajadas y exigiendo excusas a las autoridades. Es estremecedor saber que un danés sea capaz de preparar un ataque terrorista en su propio país Troels Orting, portavoz de la PET, afirmó que los sujetos arrestados se mueven dentro de la esfera musulmana, y que la investigación sigue abierta en otras localidades, donde algunos colectivos extremistas árabes podrían haber tomado parte en los hipotéticos planes del grupo. Explicó también que los nueve todos jóvenes de entre 18 y 35 años, no tienen conexión alguna con los grupos radicales de Alemania o Gran Bretaña: Conocíamos a tres de ellos- -dijo Örting Jörgensen- pero las sospechas se dirigen a un grupo muy especial y no a la comunidad árabe en general Lene Espersen, la ministra de Justicia, aseguró que este asunto es lo más virulento que ha vivido durante toda su carrera. Informó de que uno de los detenidos es danés de nacimiento, un ciudadano que parecía a todas luces normal mientras los otros ocho son inmigrantes con papeles en orden. Calificó de estremecedora la circunstacia de que existan personas con tantas conexiones con este país capaces de preparar un ataque terrorista que hubiera acarreado muchas víctimas. Sin dar detalles sobre los avanzados planes del grupo afirmó que las sospechas estaban bien fundadas que se temía un atentado terrorista y felicitó a las Fuerzas de Seguridad por su rápida y acertada acción. Las detenciones han levantado cierto resquemor entre la comunidad árabe, que vive en un ambiente de tensión y teme reacciones xenófabas de los daneses. Arrestadas seis españolas en una playa de Split por cometer desnudas actos inmorales SIMÓN TECCO. CORRESPONSAL LIUBLIANA. Seis turistas españolas de edades comprendidas entre 27 y 32 años fueron puestas ayer a disposición del juzgado del puerto croata de Split, por bañarse desnudas en una playa pública, practicar desvergonzados contactos sexuales entre ellas y provocar una pelea. El suceso- -tipificado como una violación de los sentimientos morales de terceros en un lugar público -fue destacado por todos los cotidianos croatas, con titulares como Orgía de españolas desnudas en la playa o Lesbo- show en Split El espectáculo de exhibicionismo de las seis lesbianas concluyó a golpes, primero con otro exhibicionista croata y luego con un grupo de croatas que trató de calmar a las enfurecidas españolas. Según declaraciones del portavoz de la Policía de Split, Nino Curic, las seis mujeres, acompañadas de cuatro perros, llegaron a Split en una furgoneta el domingo por la mañana. Tras dar un paseo por la ciudad y tomarse unas copas, fueron a bañarse en la cercana playa de Kasjune, primero en top- less, y luego como Dios las trajo al mundo, a pesar de que el lugar no es para nudistas. Según Curic, las españolas se pusieron a jugar con los perros y comenzaron a acariciarse, tocándose en las partes más íntimas del cuerpo lo que provocó que el resto de los bañistas, entre ellos niños, se distanciaran de ellas. Atrajeron también la atención de un exhibi- cionista croata que quiso participar en los juegos eróticos de las españolas. Las seis, de aspecto punk reaccionaron primero tirándole piedras, y luego tres de ellas se acercaron al hombre y comenzaron a darle patadas, mientras éste intentaba evitar los golpes. Acudieron en su ayuda unos diez turistas croatas, con quienes las temperamentales españolas terminaron a empujones. Ayer, las acusadas, después de hacer una demostración del fogoso carácter latino con los periodistas y fotógrafos locales, declararon en el juzgado de Split que nada de lo contado por la Policía croata era verdad, y que sólo bromeábamos entre nosotras y jugábamos con los perros. Estábamos en top- less porque en la playa no vimos ningún cartel que lo prohíba dijo una de ellas. Sea como sea, Sonja Juras, portavoz de la asociación Kontra que defiende los derechos de las lesbianas en Croacia, declaró que su comportamiento se mereció la reacción de las autoridades