Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional MIÉRCOLES 6 9 2006 ABC Castro afirma que se recupera y recibirá a los mandatarios de los No Alineados El dirigente cubano asegura que lo peor de su enfermedad quedó atrás b De su tercer mensaje se desprende que, aunque recibirá a algunos dignatarios que asistirán a la próxima cumbre de La Habana, su hermano Raúl será el anfitrión ABC LA HABANA. Aunque ha perdido casi diecinueve kilos, Fidel Castro afirmó ayer que el momento más crítico de su enfermedad quedó atrás y se recupera a ritmo satisfactorio para recibir a los visitantes distinguidos que asistirán la próxima semana a la Cumbre de Países No Alineados en La Habana, en un mensaje publicado ayer por el diario oficial Granma. El presidente cubano- -quien no informaba de la evolución de su salud desde el 13 de agosto- precisó que en pocos días perdió 41 libras de peso (18,6 kilos) y que hace poco le retiraron el último punto quirúrgico, después de 34 días de convalecencia de una cirugía intestinal. Castro aparecía en siete fotografías sentado, leyendo y escribiendo, vestido con un pijama azul oscuro y otro azul claro. Al hablar de su aspecto, se refirió al vídeo en el que el pasado viernes aparecía demacrado y más débil cuando recibió por tercera vez en un mes en su lecho de enfermo- -junto a su hermano Raúl- -al presidente de Venezuela, Hugo Chávez. Algunos opinaron, con razón, que se me veía un poco delgado, como único elemento desfavorable. Me alegro mucho de que lo hayan percibido comentó Castro, quien debido a su crisis de salud cedió a su hermano Raúl todos sus poderes de forma provisional el 31 de julio. El dictador cubano advirtió, sin embargo, que le llevará tiempo estar totalmente recuperado, pero que no tiene apuro alguno, pues el país marcha bien Manifiesto de intelectuales de izquierda contra el presidente Lula JÚNIA N. GAMA MADRID. Aunque los sondeos afirmen que Luiz Inacio Lula da Silva tiene suficientes votos para vencer en las presidenciales sin necesidad de una segunda ronda, a menos de un mes de las elecciones brasileñas 250 intelectuales de izquierda de todo el mundo han firmado un manifiesto en contra del mandatario. Entre ellos, el lingüista y activista norteamericano Noam Chomsky, el sociólogo francés Michael Lowy, el cineasta británico Ken Loach y el filósofo esloveno Slavoj Zizek. El texto critica al Gobierno de Lula por haber seguido un típico curso liberal, decepcionando a millones de personas que votaron por él con la esperanza de que hubiera un cambio social y político radical, y a personas de todo el mundo que esperaban de Brasil un nuevo impulso a la lucha anti- imperialista En el mismo documento, el grupo ofrece su apoyo a la candidatura que ocupa el tercer lugar en las encuestas: la de la senadora Heloísa Helena, expulsada del Partido de los Trabajadores en 2003 por haber formado, junto a otros parlamentarios del mismo partido, una facción disidente a las acciones del Gobierno en el sector económico. Los intelectuales señalaron que respaldan a Heloísa Helena por ser la candidata que sostiene las banderas históricas del movimiento obrero, de los campesinos, los pobres y los oprimidos como la reforma agraria radical, la suspensión del pago de la deuda externa y el repudio al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) Castro, con un pijama azul y en zapatillas, en la foto publicada ayer por Granma AFP Kofi Annan en La Habana Este último mensaje se divulgó a una semana de que empiece la XIV Cumbre de Países No Alineados (Mnoal) para la que Cuba espera a unos cincuenta gobernantes y delegaciones de los 116 países miembros- -que aumentará a 118 en la cita- así como a personalidades como el secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan. Entre los presidentes que asistirán figuran Chávez, el boliviano Evo Morales, el ecuatoriano Alfredo Palacio, el iraní Mahmud Ahmadineyad, el paquistaní Pervez Musharraf, el vietnamita Nguyen Minh Triet y el primer ministro indio, Manmohan Singh. La participación de Castro, quien deberá asumir la presidencia del Movimiento de los No Alineados por segunda vez- -la primera hace 27 años- era la gran incógnita y de sus palabras se desprende que, aunque recibirá a algunos dignatarios, su hermano Raúl será el anfitrión, en su función de jefe de Estado interino. Una película que demuestra el peligro de aterrizar en Argentina pone en jaque a la Fuerza Aérea CARMEN DE CARLOS. CORRESPONSAL BUENOS AIRES. El Gobierno argentino se dispone a desmilitarizar la aviación civil y analiza una purga en la Fuerza Aérea, tras el estreno de un documental que denuncia una situación catastrófica y de riesgo permanente de accidentes aéreos, por ausencia de radares, falta de controles así como de instrumental adecuado, fruto de la corrupción militar de las últimas décadas. Sobrevolar el espacio aéreo o aterrizar en los aeropuertos de Argentina, incluidos los dos de Buenos Aires, es jugarse la vida, tal y como demuestra la cinta de Enrique Piñeyro, Fuerza Aérea S. A. de la que tiene copia la ministra de Defensa, Nilda Garre. El vuelo de Luftansa 865 observó un cohete grande a diecisiete millas. El co- mandante, con la voz entrecortada, pide explicaciones a Ezeiza, el principal aeropuerto del país. En la torre de control niegan el hecho, pero el cohete era real, formaba parte de las prácticas de tiro del Ejército. Sin idiomas La escena tiene réplica en junio del año pasado: el piloto del vuelo de Air France 417 solicitó permiso a la torre de control, del mismo aeropuerto, para aterrizar siguiendo la guía del ILS, dispositivo externo sobre la pista. El controlador, que no habla inglés, le da el ok sin saber lo que está diciendo porque el ILS no funciona. La intervención providencial de un colega, con idiomas, impide la catástrofe. El realizador, ex piloto de la desaparecida aerolínea Lapa, ofrece las gra- baciones de ambos diálogos. Con una cámara oculta, en abril de este año, Piñeyra muestra las pistas de aterrizaje de otros aeropuertos con socavones, señales móviles que deberían ser fijas, torres de control con cristales rotos (sujetos con trozos de cinta adhesiva) ausencia de iluminación de dentro y fuera de las instalaciones, así como sucesivos apagones, de nuevo en Ezeiza, del panel de control de tierra. Desde aquí, con ocho segundos de retraso, cuando no se funde la luz, se autorizan los despegues y aterrizajes del aeropuerto Newberry del centro de la ciudad de Buenos Aires. Piñeyra ofrece imágenes de columnas verticales de una decena de aviones para aterrizar que deberían estar en un mismo nivel, documentos de licencias para pilotos incapaces, aviones sin los reconocimientos obligatorios, disposiones legales adulteradas por la Fuerza Aérea... En definitiva, un escenario que explica que de 1997 a 1999 haya muerto más gente en aviones (centenar y medio en accidentes) que en los veintisiete años precedentes