Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 MIÉRCOLES 6 9 2006 ABC Internacional La Justicia mexicana declara presidente electo a Felipe Calderón por unanimidad Tras dos meses de disputas, López Obrador deberá decidir si acata la decisión o se sale del sistema b El Tribunal Electoral señala que se detectaron algunas irregularidades, pero ninguna de entidad suficiente como para invalidar las elecciones presidenciales EUGENIO RIVERA. SERVICIO ESPECIAL CIUDAD DE MÉXICO. El Tribunal Electoral mexicano declaró ayer por unanimidad presidente electo de México al conservador Felipe Calderón, que sucederá a Vicente Fox en el cargo a partir del 1 de diciembre. El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Tepjf) decidió así desestimar las demandas de fraude y la petición de invalidez de los comicios presentada por el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, de la coalición Por el Bien de Todos, quien abanderó el mayor ascenso electoral de la izquierda en la historia de México pero perdió la Presidencia. El recuento final oficial de la elección se saldó con una diferencia de 233.831 votos a favor de Calderón, apenas 0,56 puntos porcentuales respecto a López Obrador. La sesión se prolongó durante cuatro horas y culminó con el acuerdo unánime que validó la elección, pese a que los empresarios y el presidente Vicente Fox salieron malparados de ella. La magistrada Alfonsina Navarro señaló que la mayor irregularidad detectada en los comicios, y que puso en peligro su validez, fue la intervención de Vicente Fox en apoyo de Felipe Calderón. Los documentos que tuvimos al alcance confirman que sí existieron irregularidades, algunas de las cuales, en nuestro concepto, no fueron comprobadas, y otras no fueron de tales dimensiones de gravedad que pusieran en duda la validez de la elección declaró Navarro ante los demás magistrados. Fox fue uno de los primeros en felicitar al presidente electo y desearle lo mejor de lo mejor para su tarea al frente del Gobierno. Respecto a la decisión final, el presidente del Tribunal Electoral, Leonel Castillo, señaló que la Corte se sometía al juicio de la Historia: Ahí están nuestras razones. Que nos juzgue quien quiera juzgarnos declaró. El desenlace era previsible, pues en las decisiones anteriores sobre las últimas elecciones presidenciales el Tepjf le había ido quitando parte de sus razones a López Obrador. Este político, que afrontó la elección confiado en las encuestas que durante los meses previos a la elección le daban como virtual ganador de los comicios con diferencias holgadas, vio cómo Calderón remontaba luego en los sondeos y después in- Seguidores de López Obrador, durante la sesión pública del Tribunal Electoral ayer en la capital mexicana EFE del actual Gobierno y a Calderón, a quien en las últimas semanas ha llamado pelele en varias ocasiones buscando ridiculizarle. En las semanas posteriores a las elecciones, con calles tomadas por simpatizantes de López Obrador y mítines diarios de éste contra la limpieza de la elección y las instituciones, Calderón se ha mantenido al margen de las polémicas, convencido de su victoria, y arropado por su partido. Política de alianzas Pese a contar por vez primera en su historia con mayoría simple en el Senado y la Cámara de los Diputados, el futuro Gobierno de Calderón necesita alianzas con otras formaciones, como el aún poderoso Partido Revolucionario Institucional, para sacar adelante las reformas políticas que requiere el país y que Fox va a dejar pendientes. La mayor incógnita postelectoral es ahora saber qué rumbo toma la izquierda mexicana, si el de la institucionalidad o el de automarginarse siguiendo a ciegas al izquierdista López Obrador. Éste deberá decidir ahora su futuro, bajo el riesgo de quedar estigmatizado como un mal perdedor, alejado del ideal democrático e incapaz de respetar la decisión del máximo Tribunal Electoral, cuya independencia admitió hace meses y al que dijo que respetaría. Un semblante apesadumbrado tras conocer la decisión del Alto Tribunal cluso, en algunas encuestas, le sacaba ventaja. Pese a ello el líder izquierdista no varió su estrategia, cargada de ataques a sectores amplios del empresariado mexicano, y a sus rivales en una enconada campaña cargada de insultos, descalificaciones y una agresividad desconocida hasta ahora en México por ambos bandos. Mientras Calderón puso en práctica una campaña del miedo López Obrador descalificó la trayectoria política REUTERS El recuento oficial da al conservador Calderón 233.831 votos más que a López Obrador El nuevo presidente de México asumirá su cargo el próximo 1 de diciembre