Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 6 9 2006 Nacional 17 El poder del número dos del partido Al secretario general del PP le corresponde la ejecución, bajo la dirección del Presidente, de los acuerdos, directrices y decisiones adoptadas por el Comité Ejecutivo y la Junta Directiva Esta es una de las funciones que los Estatutos del partido atribuyen al número dos popular, el cargo política y orgánicamente más importante del PP, sólo por detrás del presidente nacional. El artículo 43 de los estatutos populares también incluye entre las competencias del secretario general la coordinación de las áreas de actividad; la dirección de todos los servicios del partido y la jefatura de su personal: la adopción de las medidas precisas para garantizar la información adecuada a los afiliados, la comunicación entre éstos y su participación activa en la vida interna del PP; realizar el seguimiento de la aplicación de los programas electorales y hacer la suplencia ordinaria del presidente. Marc Gasol ondea la bandera de España junto a su hermano Pau en la fiesta del lunes en Plaza de Castilla ÁNGEL DE ANTONIO Mas intenta usar la figura de Pau Gasol para reivindicar las selecciones catalanas En Memphis saben que España es muy importante para mí dice el jugador b Condiciona el apoyo de su Gru- va de los atentados del 11- M. Esta ubicuidad política y periodística ha sido recibida con prevención por no pocos miembros de la dirección del PP, algunos de ellos del núcleo duro que califican esta situación, en el mejor de los casos, de extraña y, en otros, de intolerable al tiempo que vaticinan del riesgo de fugas de información El gabinete del secretario general es uno de los principales centros de decisión de Génova y donde reside el poder orgánico y territorial del partido. La información que maneja es privilegiada y estratégica para el PP, por ello muchos no entienden que Álvarez de Toledo mantenga su vínculo profesional con ambos medios de comunicación, uno de ellos, la Cope, muy crítico con aquellos dirigentes populares que no se atienen a sus directrices. po a los Presupuestos al tiempo que avisa al Gobierno que tras el 1 de noviembre habrá nuevas reivindicaciones ABC MADRID. El líder de CiU, Artur Mas, retó ayer a los responsables deportivos españoles a que pregunten a Pau Gasol bajo qué colores querría seguir jugando, si bajo los de la bandera de la nación o bajo los de una senyera de una utópica selección catalana. Mas no dudó en utilizar de esta manera la euforia del triunfo español en el mundial de baloncesto de Japón y la designación de Gasol como el jugador más valioso para vender mensaje nacionalista, que para eso está en plena precampaña catalana. Sin embargo, parece que el candidato de CiU a la presidencia de la Generalitat prefirió obviar las reiteradas declaraciones que Gasol ha hecho a distintos medios de comunicación, entre ellos a ABC, en un sentido diametralmente opuesto al que sugirió Mas. De hecho, ayer mismo el baloncestista comentó, tras mostrar su satisfacción por la reunión con Su Majestad el Rey, que a mi equipo- -el Memphis Grizzlies- -no le hace gracia que venga con España y que me lesione, pero ellos saben que para mí es muy importante y creo que no me van a poner problemas También, en una reciente entrevista en el diario deportivo AS, manifestó con claridad meridiana que siempre que esté bien físicamente, jugaré con la selección española porque soy español y así lo siento Las polémicas palabras de Mas se produjeron ante un comentario jocoso sobre la posibilidad de que en un futuro contrato de Pau Gasol se incluyera una cláusula para que juegue en la selección española. Antes de poner esa cláusula, pregúntele dónde quiere jugar. Fíjese si somos gente atrevida. Si algún día se lo pudiéramos preguntar a lo mejor la inquietud no la tendría yo, la tendrían otros Además, Mas aprovechó para advertir al Gobierno de que su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado para 2007 estará condicionado a que se incorpore lo ya pactado en el Estatuto. Pero no paró ahí, ya que agregó que cuando veamos si todo eso está, pondremos encima de la mesa alguna cosa más Sin querer adelantar cuáles serán las nuevas reivindicaciones que presentarán después de haber cerrado su reforma estatutaria, dejó entrever que entre ellas puede estar la de la gestión de los aeropuertos.