Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 5 9 2006 Deportes 89 JOAQUÍN SÁNCHEZ Delantero del Valencia y de la selección española Se me pasó por la cabeza dejar el fútbol, me sentí casi un esclavo Habla de su rocambolesco traspaso con naturalidad. Atrás han quedado los días más duros desde que es futbolista y ahora lo recuerda como una pesadilla que no quiere que vuelva a pasearse por su cabeza. Al hablar de Lopera se muerde la lengua, pero ya le ha bajado del altar TEXTO ENRIQUE ORTEGO Mi mujer me quitó la idea de la cabeza en minuto y medio, pero toda la familia hemos sufrido mucho, mucho. El trato que me dieron no fue humano. Seguro que se puede defender al Betis de otra forma No puedo vivir el resto de mi vida con rencor. Si me encontrara con Lopera le daría la mano, a lo peor quien tiene más reparo es él dente que me quería ir. Existía el interés del Valencia. Él me dice que no me quiere vender. Y así empieza todo. -Me han dicho que su padre lo ha pasado muy mal. ¿Y cómo lo va a pasar? Es su hijo, su Betis. Estaba destrozado. No entendía cómo me podían hacer lo que me estaban haciendo. Todavía me pregunto por qué me ha puteado tanto, nadie lo entiende. Lo pasamos mal todos. Yo hubo un día que le dije a mi mujer que lo dejaba, que si no me iba al Valencia dejaba el fútbol, que no merecía la pena seguir luchando. No tenía más fuerzas. Afortunadamente mi mujer me lo quitó de la cabeza en minuto y medio. A mi padre no se lo llegué a decir con tanta claridad, pero también se lo di a entender cuando vi que estaba tan destrozado. Había momentos que creía que se iba a por él... ¿Qué es lo que más le molestó de todo lo que dijo o le hizo Lopera? -El trato en general. Eran cosas que no eran coherentes. Yo creo que se puede defender al Betis, sus intereses, de otra forma. No como lo hizo. Fue todo menos una negociación. Con la amenaza de la multa siempre sobre la cabeza. -Si se encuentra a Lopera por la calle, ¿le daría la mano? -Sí, yo no puedo vivir con rencor, no soy así. A lo peor a quien le da más reparo es a él, no a mí. ¿Ha perdonado dinero al Betis? -Sí, mucho, pero no me importa. El dinero no es lo más importante en mi vida y sabía que tal y como estaba la negociación y si quería salir tenía que ceder en muchas cosas- -Se sintió como un esclavo... -No sé si tanto, pero sí, algo parecido. Me sentí mal. Era el Betis. Había una buena oferta. Al final yo me voy, pero el Betis se ha llevado 25 kilos, que tal y como está el fútbol ahora son muchos. -Más eran los del Chelsea. -Sí, hace dos años. Esa vez me vi con los dos pies fuera, pero yo no me quería ir. Eran 38 millones los que ofreció Mourinho. Lopera ya había dado el visto bueno a la operación, pero yo no lo veía. No me emocionaba irme fuera de España y decidí quedarme. -Y ahora, ¿no notará el peso de los 25 millones? -Para nada. El día de la presentación fue alucinante. Lo de las camisetas que se están vendiendo, todo esto te llega, te gusta, pero no me presiona. MADRID. Para un ser tan natural y espontáneo como él, hablar de todo lo que le ha sucedido la semana pasada se antoja difícil. No dice todo lo que le gustaría decir. Sabe que el periodista va a hurgar en una herida que él quiere que cicatrice cuanto antes y está atento para no decir algo que pudiera herir sensibilidades en el beticismo. -Un buen guión para una novela de intriga o para una película de buenos y malos. -Más para una película. Sería un éxito en taquilla. Nunca podía pensar que iba a vivir una situación parecida. Fue larga de... Si la lleváramos al cine veríamos imágenes inimaginables, que ni yo, que era uno de los protagonistas, podía pensar que eran reales. ¿La imagen que más le impactó? -La de mi viaje a Albacete. Me dice el presidente que me manda cedido... Y ahí me ves a mí en mi coche nuevo, solo, conduciendo cinco horas y media. Trataba de no pensar, de no darle vueltas. Hablaba por teléfono con mi familia, con mis asesores... Con el manos libres, por supuesto. Llegué a las oficinas del Albacete y allí no me esperaba nadie. Estaba todo cerrado. Eran las siete de la tarde. Llamo a un notario para que tome fe de que he estado allí. Yo solo me reía cuando me hacía las fotos. ¿Qué pintaba yo allí? Y luego vuelta a Sevilla. Otra vez al coche. Once horas al volante para nada. -Bueno, para algo sí, para evitar que le impusieran una multa de tres millones de euros. -Eso sí, estaba claro que en mi contrato y en todos los que firma Lopera hay una cláusula que dice que nos pueden ceder a donde él quiera. No es legal, pero yo la firmé, como todos. Pero a un trabajador no se le puede mandar a trabajar a un sitio contra su voluntad por mucho que venga en su contrato. ¿Y cómo fue que se echó la manta a la cabeza y se fue a decirle a Lopera que quería dejar el Betis? -Porque creo que había llegado mi momento. Antes nunca lo había pensado. Se había hablado mucho, pero yo siempre estaba convencido de que mejor que allí no podía estar en ningún lado. No es que estuviera acomodado, como han dicho algunos. Es que yo era feliz en el Betis, ganaba un buen dinero, pero llevaba tiempo con la idea de marcharme y aún sabiendo a lo que me exponía me fui a decirle al presi- EFE Xavi y Antonio López, por Cesc y Pernía, cambios ante Irlanda MADRID. Luis Aragonés aprovechó el último entrenamiento antes de viajar a Belfast para probar con el once que se medirá mañana con Irlanda en el segundo partido de la fase de clasificación para la Eurocopa de 2008. Hay dos novedades respecto al equipo que goleó a Liechtenstein en Badajoz el pasado sábado. El centrocampista del Barcelona Xavi, que vio la última goleada desde la grada, ocupará la vacante que deja Cesc Fábregas (Luis, tirado sobre el césped, charló ayer con el jugador del Arsenal al final de la sesión para explicarle la sustitución) mientras que el lateral del Atlético de Madrid Antonio López se encargará del costado izquierdo de la defensa en lugar del lesionado Pernía. El hispano- argentino arrastra molestias en la pierna derecha del último encuentro y tendrá descanso después de consultar con el doctor Genaro Borrás y con el propio seleccionador. Pernía podría ser uno de los cuatro descartados para este encuentro.