Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 Deportes MARTES 5 9 2006 ABC MUNDIAL 2006 ESPAÑA, CAMPEONA CINCO HISTÓRICOS Juan Antonio Corbalán Base No se pueden comparar los estilos. Calderón, por ejemplo, es un base como lo era también yo, pero él tiene más funciones que las que yo tenía Andrés Jiménez Ala- pívot Nosotros no teníamos a Gasol, un jugador que es capaz de romper partidos y que ha dado un salto cualitativo al equipo Nacho Solozábal Base El baloncesto de ahora es más físico y rápido, pero nosotros teníamos mucha genialidad y desparpajo José María Margall Alero Corbalán y Andrés Jiménez en la histórica final de Los Ángeles 84 contra Estados Unidos ABC Nadie discute que esta generación de baloncestistas es la mejor de España en su historia, algo que se afirmaba incluso antes de ganar el Mundial. Ni siquiera los medallistas olímpicos del 84 admiten la comparación con este grupo campeón del mundo En lo que más se parecen a nosotros es en la forma de entender el baloncesto: defender, rebotear, correr y jugársela Fernando Romay Pívot Gasol es tan grande y está tan a gusto que se ha olvidado de su estatus de estrella de la NBA y ha bajado al barro el primero derón a Lituania señala Corbalán. Para Fernando Arcega, Pepu ha sabido recuperar el estilo de juego que nos ha identificado. Nos ha devuelto la personalidad que siempre nos ha caracterizado. A España le gusta correr, contraatacar y que haya muchas posesiones. Para mí es el concepto de baloncesto más bonito que hay y el más bonito que se ha visto en el Mundial Los veteranos rinden pleitesía TEXTO D. PÉREZ, E. YUNTA, J. AGUIRIANO Y M. FRÍAS MADRID. Parecen haber rejuvenecido 22 años cuando han visto cómo de nuevo todo el país se ha puesto a hablar (y bien) de baloncesto y de un grupo de jugadores que han rendido al límite de sus posibilidades para situar a España entre los grandes del mundo, lo que en su época se traducía en ser cuartos en un Mundial (Cali 82) y plata en unos Juegos (Los Angeles 84) Pero aquel grupo de veteranos ilustres tienen los pies en el suelo y coinciden en tres cosas: que es muy difícil comparar dos épocas distintas, que la selección actual les ganaría de calle y que Pau Gasol es la gran diferencia. Juan Antonio Corbalán, para muchos el mejor base europeo de los 80, resume el sentir de sus compañeros. No se pueden comparar los estilos. Yo, por ejemplo, no me puedo comparar con Calderón porque yo tenía que jugar de más base y él lo hace de base y de escolta. Cuando yo jugaba en júnior metía 30 puntos por partido, pero cuando llegué al Madrid y a la selección me dijeron que me dedicase a organizar el juego porque las canastas las metían otros, como Luyk o Brabender. La labor de Calderón me parece impresionante. Apunte que me considero el socio número uno de su club de fans. La misma comparación se puede hacer con Navarro y Epi- -Navarro puede jugar más de escolta y Epi de alero- -o con los pívots, porque ahora Gasol puede atravesar todo el campo botando el balón y antes eso era impensable Solozábal señala que la nuestra fue una generación increíble, que obtuvo resultados buenísimos ante rivales como la Unión Soviética de Tachenko y Sabonis, la Yugoslavia de Dalipagic y Delibasic o los Estados Unidos de Jordan. Éramos un gran grupo y contábamos con Díaz Miguel, un innovador que aportó muchas ideas. El baloncesto ha cambiado mucho. Ahora es más físico y rápido, pero nosotros teníamos mucha genialidad y desparpajo Gasol es la diferencia José María Margall es contundente: Es la mejor selección española de todos los tiempos y aunque es muy difícil comparar épocas distintas, éste es mejor equipo que el nuestro. Pongo una diferencia. Nosotros teníamos a Romay, un 2,13 que nos ayudaba mucho en defensa. Ahora tenemos a Gasol, un 2,15 que defiende, crea juego y es uno de los mejores de la NBA Andrés Jiménez y Fernando Romay inciden también en el concepto de la aportación de Gasol: Nosotros fuimos una buena selección y jugábamos muy bien al baloncesto, pero nos faltaba un hombre tan hegemónico como Gasol, un jugador que es capaz de romper partidos y que ha dado un salto cualitativo al equipo señala Jiménez. Gasol es tan grande que se ha olvidado de su estatus de estrella de la NBA y ha bajado al barro el primero matiza Romay. Juan Manuel López Iturriaga da por hecho que esta selección le ganaría fácil a la anterior, aunque no sé por cuanto, pero de 30 puntos, ni de broma De la misma opinión es Fernando Arcega, para quien no tiene sentido comparar épocas en el deporte. Está claro que ésta selección es más alta, más fuerte y juega mejor que la nuestra. Pero la evolución del baloncesto hará que la selección que haya dentro de 20 años será mejor que la actual Hay coincidencia también en que el equipo actual ha recuperado los valores de antaño. En lo que más se parecen a nosotros en la forma de entender el baloncesto: defender, rebotear, correr y jugársela dice Margall. La selección actual de España juega como siempre lo ha hecho la España clásica: magnífica defensa, gran presión sobre los rebotes y rápidos contraataques. Hacía mucho tiempo que no veía una canasta en un segundo o segundo y medio como la que le hizo Cal- Referencia, que no dependencia La baja de Pau Gasol en la final ha demostrado que es la referencia del equipo, pero que su ausencia no es determinante. España es mucho más que Gasol. Hay muchos jugadores capaces de romper un partido, como Navarro, Calderón, Rudy, Garbajosa... En este sentido, la selección me recuerda a los americanos, que con gente de tanta calidad cualquiera coge una racha buena y rompe el partido apunta Jiménez. La importancia de Gasol trasciende a lo que pueda hacer en la cancha en un momento determinado. Casi tan importante es su inteligencia, su forma de aglutinar y hacer grupo, su espíritu competitivo y su ejemplo añade Margall. Gasol es determinante, pero la selección ya no pierde fluidez cuando él no está en la cancha, como se vio en la final completa Corbalán.