Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 Sociedad MARTES 5 9 2006 ABC Un seguimiento médico continuado reduce a la mitad los factores de riesgo en los enfermos coronarios Muchos pacientes no siguen los consejos médicos tras superar una crisis b Según un estudio, el 20 de los médicos de cabecera que fuman no hablan del tabaco con sus pacientes fumadores, ni les alertan sobre los riesgos de esta adicción J. GUIL BARCELONA. Según ha constatado el estudio Euroaction promovido por la Sociedad Europea de Cardiología y presentado ayer en el Congreso Mundial de Cardiología de Barcelona, un seguimiento semanal de enfermos del corazón logra que el doble de ellos mejore sus hábitos de vida. El estudio, realizado con 10.000 pacientes de seis países europeos, entre ellos España, muestra que la utilización de un equipo multidisciplinar, dirigido por enfermería y con el apoyo familiar, reduce a la mitad los factores de riesgo en los enfermos coronarios y en los pacientes con riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular, según explicó el coordinador del estudio en España, José Velasco. Como los cardiólogos reunidos estos días en Barcelona no se cansan de repetir, la prevención es el arma más importante para evitar las enfermedades coronarias. Que si una buena dieta, que si dejar el tabaco, que si ejercicio regular... Unos consejos que aún deben seguirse más, obviamente, si una persona ya ha recibido un aviso en forma de infarto o angina de pecho, algo que no siempre sucede. de verduras, equivalentes a las cinco raciones de estos productos. Por contra, en el caso de los pacientes que formaban parte del llamado grupo de control del experimento- -aquellos a los que no se supervisaba si seguían los consejos médicos- sólo entre un 35 y un 39 habían seguido las pautas recomendadas por los médicos a la hora de consumir frutas y verduras. En cuanto al hábito del tabaco, el 59 de los pacientes que eran fumadores y participaron en el programa, así como el 23 de sus parejas, habían dejado de fumar un año después del tutelaje. Por contra, entre los pacientes del grupo de control sólo el 47 habían dejado de fumar en este mismo periodo. A tenor de estos resultados, Velasco defendió la idea de aplicar este tipo de programa Euroaction en la sanidad pública europea. Según afirmó, ahorraría dinero al erario público presu- El peligro de las montañas rusas El aumento de la frecuencia cardiaca que se produce al subir a una montaña rusa puede ser un riesgo potencial para personas con insuficiencia cardiaca o enfermedades estructurales del corazón, según concluye un estudio hecho en Alemania y presentado en el Congreso Mundial de Cardiología. Los médicos que presentaron el trabajo remarcaron que las personas con enfermedades del corazón conocidas no deberían subir a las montañas rusas y que se debería considerar el hecho de tener desfibriladores automáticos disponibles en estas atracciones. Los médicos alemanes constataron con pruebas hechas a voluntarios que se subían a este tipo de atracción que en las montañas rusas hay un pronunciado incremento de la frecuencia cardiaca media, comparable con una sesión fuerte de ejercicio físico rápido. miblemente al reducir el número de reingresos y la mortalidad de los pacientes, si bien este extremo aún no ha podido ser confirmado y deberá ser evaluado a lo largo de varios años desde el inicio del programa. También está pendiente de hacerse un estudio de costes del programa Euroaction que implicó a unos equipos de control formados cada uno por una enfermera, trabajando a tiempo total, y un dietista y un fisioterapeuta a tiempo parcial, para los hospitales. En el caso de los ambulatorios, se contó sólo con una enfermera. La difícil lucha contra el tabaquismo Por otra parte, durante el Congreso de Cardiología también se pusieron en evidencia ayer las dificultades que tienen los médicos de atención primaria para hacer frente al tabaquismo. Según el estudio STOP promovido por la farmacéutica Pfizer y en el que participaron casi 3.000 médicos de familia de 16 países, incluida España, más de la mitad de estos profesionales carece de tiempo para ayudar a dejar de fumar a sus pacientes, el 41 cree que está poco preparado y el 46 dice que tiene otras prioridades. Algunos ni tan siquiera predican con el ejemplo, ya que el 20 de los médicos que fumaban confesaron que no hablan del tabaco con sus pacientes fumadores, ni les alertan sobre los riesgos de esta adicción. Programa de rehabilitación En este sentido, Velasco, del Hospital General Universitario de Valencia, resaltó que al cabo de un año y medio de sufrir una crisis cardíaca muchos pacientes no siguen bien las normas Además, en España sólo un 4 ó 5 de estos enfermos se somete a un programa de rehabilitación cardiovascular 18 meses después de padecer un problema cardíaco. En el proyecto Euroaction que se ha realizado en ambulatorios y hospitales y en el que han participado un millar de españoles, los pacientes y también sus parejas debían someterse voluntariamente a revisiones semanales, al menos en ocho, en que se les tomaba el índice de la presión, el nivel de colesterol, se preguntaba por su dieta y se les insistía en la necesidad del ejercicio físico. También se les sometía a una prueba para comprobar si habían dejado el hábito del tabaquismo. Al año de seguimiento de estos pacientes, el programa constató que, como promedio, el doble de ellos mejoraba sus hábitos. Así, por ejemplo, entre el 72 y el 78 de participantes alcanzaron las recomendaciones de consumo de fruta y Mediciones de la tensión arterial ayer en la plaza de Cataluña de Barcelona INES BAUCELLS Algunos expertos cuestionan la polipíldora contra el infarto Varios miembros de la comunidad científica cuestionaron ayer el invento de una polipíldora contra el infarto que aglutine en un formato los tres componentes principales que un enfermo coronario o con riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares debe consumir. El multifármaco que podría ser fabricado por un laboratorio español está previsto que llegue a nuestro país antes del año 2010. En declaraciones a Ep, el director de la Unidad de Cardiología del Hospital Clínic de Barcelona, Xavier Bosch, explicó que la mayoría de la comunidad científica está en contra de este experimento porque es la antítesis de lo que se hace en medicina ya que tú nunca puedes dar una dosis fija de un fármaco puesto que cada persona necesita una dosis diferente Por su parte, el presidente de la Sociedad Española de Cardiología, Luís Alonso Pulpón, afirmó que se trata de una muy buena idea pero cuestionable porque no todos los enfermos necesitan los mismos fármacos