Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 5 9 2006 Internacional 31 Sarkozy apuesta por una línea política de conservadurismo reformista Afirma tener ciertas coincidencias y afinidades con Merkel y Blair Interior francés y presidente de la UMP trata de perfilar su línea política frente a la ascensión de la candidata socialista, Ségolène Royal J. P. QUIÑONERO. CORRESPONSAL PARÍS. Neutralizados sus posibles rivales a la derecha, Nicolas Sarkozy, ministro del Interior y presidente de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) ha impuesto a la izquierda un programa electoral que oscila entre el conservadurismo moderado de Angela Merkel y el laborismo reformista de Tony Blair- -con los que Sarkozy afirma tener coincidencias y afinidades -mientras que su principal rival, Ségolène Royal, todavía tiene que combatir las tendencias socialistas tradicionales del PS. La semana pasada, la imparable ascensión de Ségolène Royal en los sondeos sufrió una primera caída relativa, primera consecuencia cainita del fuego cruzado de los elefantes de la vieja guardia socialista contra la esposa del primer secretario del PS, y no menos candidato potencial, François Hollande. Lionel Jospin y Laurent Fabius, ex primeros ministros, todavía esperan eliminar la candidatura socialista de Ségolène, cuya reivindicación de la herencia socialista de Tony Blair es muy criticada entre la izquierda socialista, que considera muy conservador el actual laborismo inglés, la fuerza política más antigua de la Internacional Socialista. En Europa, Blair fue el primer dirigente político de envergadura en criticar, en su día, los efectos nefastos y perversos de la herencia cultural del mayo 68 francés. Sarkozy hace suyo ese ataque frontal contra la mitología izquierdista tradicional, proponiendo una escuela nacional más eficaz, menos ideológica, al servicio de la integración social y cultural de la juventud. Los escándalos y la fronda estudianb El ministro del Nastascha Kampusch será entrevistada en la TV austriaca ANTONIO SÁNCHEZ SOLÍS. CORRESPONSAL VIENA. Dos semanas después de su inesperada fuga y reaparición, Natascha Kampusch, la joven austriaca secuestrada durante ocho años por un técnico electricista y escondida en un zulo, bajo el garaje de su vivienda a las afueras de Viena, va a conceder su primera entrevista. Osterreichischer RundFunk la radio- televisión pública de Austria, emitirá mañana una conversación de veinte minutos en la que se espera que se desvelen algunas de las incógnitas que rodean este caso. Lo que no se mostrará será la imagen de la joven, que ha permanecido, por propia voluntad, oculta y aislada desde su evasión. Dietmar Ecker, que asesora a Nastascha en temas de comunicación, ha asegurado que, para la joven, es la población austriaca la primera que debe ser informada Por eso, pese a las millonarias ofertas recibidas, Natascha Kampusch hará sus primeras declaraciones a la televisión austriaca, que no pagará un solo euro por la entrevista, aunque ORF sí podrá venderla a otras emisoras. Además, dos medios escritos de gran tirada en Austria, el amarillo Kronen Zeitung y el semanario News, publicarán una conversación con la chica. Los dos medios han ofrecido pagar a Natascha una pensión vitalicia a cambio de sus declaraciones. El pasado día 28 de agosto, Natascha ya emitió un comunicado con ayuda de su equipo de psiquiatras, a través del cual exigía respeto a los medios y les pedía tiempo hasta que pudiera contar la historia de su cautiverio personalmente. Sin embargo, el padre de la joven, Ludwig Koch, ya ha anunciado que tomará medidas legales para prohibir la emisión y ha criticado al equipo médico que atiende a la joven por permitirlo. los jóvenes de la UMP ha instalado definitivamente los proyectos de Nicolas Sarkozy en el corazón de todas las maniobras políticas nacionales, obligando a la izquierda a tomar posición en los terrenos que él comienza a trabajar: la escuela, las relaciones laborales, la cultura, el medio ambiente; sin olvidar la seguridad y los temas sociales, que forman parte esencial del programa presidencial del ministro del Interior. Nuevas ideas En el terreno de las relaciones sociales y laborales, Sarkozy avanza los peones de nuevas ideas en abierta ruptura con el conservadurismo burocrático: impedir que el país pueda ser paralizado por huelgas políticas minoritarias impuestas por sindicatos poco o nada representativos; y lanzar una cuenta de ahorro para una formación laboral y cultural permanente. En los capítulos sensibles como las relaciones internacionales o el medio ambiente, Sarkozy sugiere la adaptación del derecho internacional a los nuevos problemas ecológicos, sanitarios, culturales y laborales. Como idea personal que puede dar mucho que hablar, Sarkozy sugiere la restauración de un servicio cívico nacional Suprimido el servicio militar tradicional hace años, el candidato conservador propone que los hombres y mujeres de 18 a 30 años realicen seis meses de servicio cívico (continuado o fraccionado) consagrado a las grandes causas humanitarias, nacionales o internacionales A lo largo de una campaña que todavía durará ocho meses, Sarkozy deberá matizar y aportar nuevas ideas. Al principio de esta maratoniana carrera, el candidato conservador comienza por sentar los grandes principios de su proyecto político personal en el terreno estratégico del conservadurismo reformista. De ahí su sintonía política personal con Blair y Merkel, para dar una dimensión europea muy precisa. Nicolas Sarkozy AP Al igual que Blair, critica los efectos nefastos y perversos de la herencia cultural del mayo francés til de la primavera pasada quizá obligaron a Dominique de Villepin, primer ministro, a enterrar sus ambiciones presidenciales personales, eliminando la última baza de Jacques Chirac contra Sarkozy. En el congreso de los jóvenes populares franceses, en Marsella, el fin de semana pasado, casi todos los ministros y personalidades próximas al presidente de la República ofrecieron sus servicios políticos personales al candidato natural de la derecha moderada. Ante tal panorama, el congreso de