Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 4 9 2006 97 Brad Pitt, solidario. El actor no quiere ser menos que su comprometida pareja, Angelina Jolie, y se ha unido a un grupo de estrellas de Hollywood que ha decidido poner su granito de arena en reconstruir Nueva Orleáns, arrasada por el huracán Katrina hace algo más de un año. Para empezar, Brad ha puesto ya 200.000 dólares de su bolsillo. La hija de Geri Halliwell, víctima de abuso. La ex Spice Girl ha presentado una queja a la policía londinense por un supuesto caso de abuso físico sufrido por su hija de tres años, Bluebell. El asistente personal de la cantante ha asegurado que el incidente tuvo lugar mientras la niña estaba a cargo de un empleado temporal. El objetivo era mostrar España más allá de lo que hasta ahora conoce el turista británico Los piratas de la tienda de juguetes Hamleys quedaron apagados por los chotis y las gaitas Así lo confirmó el Lord Mayor (alcalde) de Westminster, Alexander Nicoll, quien se deshizo en elogios hacia la convocatoria organizada por Turespaña, y no es porque me haya tomado ya unos cuantos finos advirtió, después de haber brindado con el embajador español, Carlos Miranda. Paela, paela gritaban unos niños que llevaban globos con el lema turístico español Smile, you are in Spain (Sonríe, estás en España) mostrando a su madre la gran paella que la Comunidad Valenciana se disponía a servir entre los presentes. Veraneamos en Alicante, y ya conocemos la paella, pero nunca habíamos tenido contacto con otras partes de España, y todo esto es maravilloso comenta la madre. Riqueza de tradiciones Ése era precisamente el objetivo de la muestra de ayer, como indicó Pedro Mejía, secretario de Estado de Turismo: dar a conocer la riqueza de tradiciones que existe en España, más allá de lo que hasta ahora pueda conocer el habitual turista británico. En ese momento, los castellers -la colla Capgrossos de Mataró- -levantaban un tres de siete mientras a su lado circulaba un pasacalles con un figurante vestido de torero. Más allá sonaba la música de charanga de los carnavales canarios, marcando el baile de un grupo vestido con exuberantes plumajes. La conocida tienda de juguetes Hamleys intentó aprovechar el tirón del festival sacando a su puerta unos piratas para promocionar sus ventas, pero el inglés de los corsarios quedaba irremediablemente apagado bajo los sones de los chotis de la Comunidad de Madrid y las gaitas gallegas y asturianas. En cambio, la gran tienda de Zara en Regent Street parecía estar en su salsa; la marca de San Miguel por todas partes y gente yendo y viendo con bolsas publicitarias de las distintas comunidades autónomas, sin que faltaran algunas camisetas luciendo el nombre de futbolistas españoles, como el de Cesc Fábregas (del Arsenal) Allí estaban sobre todo las distintas tradiciones de las regiones españolas, pero también algunos de los más recientes logros de la pujanza hispana, como uno de los coches de Fórmula 1 utilizados por Fernando Alonso. Y en cuestiones deportivas, aún hubo más ocasión de festejo con la victoria de España contra Grecia en la final del Mundial de baloncesto. Para los ingleses, especialmente amantes de los caballos, las actuaciones ecuestres de los jinetes de Menorca constituyeron un importante reclamo, como lo eran para un nutrido grupo de turistas japoneses las botas de vino que la Rioja daba a beber a los transeúntes, en general con poca pericia a la hora de empinar el codo de modo tan particular. Una mujer baila una coreografía típica canaria Los bailes tradicionales del País Vasco no faltaron a esta histórica cita en Regent Street