Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 LUNES 4 9 2006 ABC Deportes España, en la cima del mundo La selección, sobremotivada por la lesión de Gasol, colapsa la ofensiva de Grecia con un enorme trabajo defensivo y se catapulta al histórico oro mundial por el colosal partido de todo el equipo DOMINGO PÉREZ, ENVIADO ESPECIAL SAITAMA. No jugaba España. Lo hacía Es- Pau- ña Sin Pau, pero por y para Pau. Un grupo de hombres empeñados en una causa noble, en brindarle a su amigo la medalla de oro. El equipo español necesitaba darse un baño de alegría y se sumergió en un inmenso mar de la felicidad. Sobreexcitada. Motivada al mil por cien. Ambiciosa y hambrienta. Devoradora. España arrolló a Grecia. Apabulló al campeón de Europa para convertirse en su turno en campeona del Mundo. Reinará durante los cuatro próximos años con todo merecimiento. Después de haber ofrecido el mejor juego imaginable. Mostrando el mejor ejemplo de solidaridad y compañerismo. Disfrutando de la defensa más audaz y efectiva que se recuerda. ¡Qué locura! ¡Qué pellizquen a todos los locos del basket para que se convenzan de que no es un sueño lo que se vivió ayer en Saitama! ¡Campeones del mundo y ofreciendo una exhibición de baloncesto y de carácter! ESPAÑA 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 1 C 18 2 C 25 Min 7 11 33 15 9 29 14 23 17 4 38 200 2 pts 0 0 0 0 3 5 1 5 5 6 2 4 0 1 1 1 1 1 0 1 1 7 3 C 11 3 pts 0 2 0 1 4 9 1 2 0 0 0 1 0 1 1 2 0 0 0 1 6 11 4 C 16 TL 0 0 1 2 2 4 2 2 0 1 0 0 0 0 1 2 0 0 0 0 0 0 6 11 Total 70 Reb 0 1 4 1 3 11 1 1 7 1 10 40 As 0 1 3 1 0 0 3 4 0 0 4 16 FP 0 0 1 1 3 1 0 3 2 0 1 12 Per 1 0 6 0 2 1 4 1 0 0 2 17 Rob 0 0 2 1 0 2 1 0 0 0 3 9 Tap 0 0 0 0 1 0 0 0 0 0 1 2 Pts 0 1 20 7 10 4 0 6 2 0 20 70 Jugador R. Fernández C. Cabezas J. Navarro J. Calderón F. Reyes C. Jiménez S. Rodríguez B. Rodríguez M. Gasol A. Mumbrú J. Garbajosa TOTALES 14 31 12 30 GRECIA 4 5 7 8 9 10 11 12 13 14 15 1 C 12 23 7 32 6 22 25 14 8 25 10 28 200 2 C 11 3 6 1 2 1 4 0 0 2 6 0 1 0 1 0 2 2 5 1 2 3 5 13 34 3 C 11 1 2 0 0 0 6 0 0 1 2 0 2 0 1 0 0 0 4 0 0 3 4 5 21 4 C 13 5 0 2 2 3 3 2 2 4 0 9 32 Total 47 3 0 2 0 0 0 0 0 3 0 1 9 0 3 3 0 0 0 4 2 5 1 1 19 3 4 1 0 2 1 3 1 2 0 1 18 0 0 0 0 0 0 0 0 2 0 2 4 0 0 0 0 0 0 0 0 2 0 2 4 10 2 4 0 7 0 1 0 4 2 17 47 Tela de araña defensiva ¿Qué destacar de un partido perfecto? Por supuesto, la defensa impecable de España. Una máquina implacable. Un entramado asombroso de ayudas, relevos, apoyos y sacrificio que tapó todos los huecos, que clausuró todas las vías y dejó a los griegos sin recursos. Una tela de araña en la que Papaloukas, Diamantidis, Spanaoulis... desaparecieron. Piensen que los amos del Viejo Continente llevaban en el minuto 35 sólo 36 puntos. ¿Y Garbajosa? Alucinante. Mortal con sus triples. Astuto en los cortes. Dominador. ¿Jiménez? ¡Qué grande! ¡Once rebotes! ¡Qué capacidad de convertirse en un imán! Y cómo se fajaron Reyes y Marc Gasol. Destrozaron a los rocosos pívots rivales. Papadopoulos y Schortsanitis, dos tipos rudos, malencarados y musculosos, parecían dos hermanitas de la caridad. Se pegaron hasta con sus sombras. No puede olvidarse tampoco la labor secante de Berni Rodríguez. Papaloukas soñará con su marcaje en los próximos años. Calderón, ejemplar, sobreponiéndose a esa rodilla maltrecha que no le permi- T. Papaloukas S. Schortsianitis V. Spanoulis P. Vassilopoulos A. Fotsis N. Hatzivrettas D. Dikoudis K. Tsartsaris D. Diamantidis L. Papadopoulos M. Kakiouzis TOTALES 1 4 0 0 2 2 0 0 0 0 0 2 1 2 0 0 0 0 0 0 2 2 6 12 Creus, Jenaro Díaz y Rafa Vecina- -que había diseccionado a Grecia y que supo enseñar a sus pupilos las claves para hacerla desaparecer. Y para cerrar el círculo, un Navarro de ensueño. Grande y desequilibrante. Un Navarro que, más que nadie, necesitaba ofrecer a su amigo del alma el oro. Se multiplicó. Mareó a sus defensores. Y se confirmó como el escolta más genial e imprevisible que campa por Europa. Les ha ganado la partida sucesivamente a Rakocevic, Macijauskas y Papaloukas. Se lleva el revólver repleto de muescas. Del partido, poco que contar. Sólo hubo un equipo en pista. Pepu optó por darle a Felipe Reyes la responsabilidad de ocupar la plaza de Gasol. No se equivocó. Conoce al cordobés de toda la vida. Sabía que no se amilanaría, sino que se engrandecería ante el reto. Siete u ocho centímetros más bajo que su par. Doce o trece kilos más ligero, pero se metió a Papadopoulos en el bolsillo. Le hizo seis puntos seguidos burlándole como a un infantil. No le dejó tocar bola. La pena fue que se cargó enseguida de faltas. Aunque Marc le suplió, si cabe aún, con mayor grandeza. Se rompe el partido Mientras que por dentro la lucha se decantaba de lado español, por fuera se desnivelaba aún más. Calderón destrozaba a sus pares. Navarro quebraba la cintura de los suyos. Y Jiménez se agigantaba hasta alcanzar una dimensión descomunal. Hasta el minuto cinco (9- 10) se mantuvo la igualdad. Pero un triple de Calderón y otro de Navarro abrieron la autopista (10- 16) La renta crecía sin parar. La bulliciosa grada griega se quedaba muda y el descanso ofrecía 20 puntos de ventaja (23- 43) El título estaba en el bolsillo. España mantuvo su férrea defensa. No permitió ningún acercamiento y a cinco del final (36- 63) ya estaba el banquillo agitándose nervioso. Quería empezar a celebrar el oro. Fue Reyes el que ya no pudo aguantarse más y empezó a romper bolsitas. Las que contenían las cintas de kamikazes con las que se tocaron. Por suerte ellos no se estrellaron. Ganaron la guerra. La primera de las muchas que les esperan. Min: minutos jugados Reb: rebotes As: asistencias FP: faltas personales Per: pérdidas Rob: robos de balón Tap: tapones TL: tiros libres Cinco inicial Infografía ABC tió ni un segundo de reposo. Y ése Cabezas enorme, o ése Sergio mágico. Hasta un Rudy más apagado que otras veces o un Mumbrú que salió con todo decidido brillaron. Todos perfectos. Y un cuadro técnico concienzudo, que administró con cabeza fría y corazón caliente cada minuto de juego. Valiente al contar con todos. Impagable cuarteto- -Pepu Hernández, Joan Calderón salda una cuenta pendiente La final la juego, aunque sea cojo Lo anunció y lo cumplió. Detrás de esas palabras había un recuerdo muy triste. Calderón forma parte con todos los honores de la generación de los juniors de oro Sin embargo, él no pudo ser protagonista de la primera gran gesta de este grupo. En la consecución del título de campeones del mundo junior en Lisboa 99 la foto de Calderón no aparece. Aquella medalla de oro falta en su palmarés. Siempre la ha echado de menos. Por eso, claro, no iba a permitir que nada, ni una cojera pertinaz ni un dolor casi insoportable, nada, le arrebatara otra vez la gloria. Estuvo en la pista menos de 15 minutos. Su rodilla izquierda no daba para mucho más. Pepu administró sus entradas con milimétrica exactitud. Porque cuando salía de la cancha, Calderón no se iba al banquillo. Se ponía fuera de los objetivos de las cámaras, en la boca del túnel, a estirar, a trotar, a dar pequeños botes. No podía quedarse quieto ni un segundo para que la rodilla, fuertemente vendada, no se enfriara y se le quedara inutilizada. LO MEJOR LO PEOR El gran trabajo defensivo de España, que será en los próximos años asignatura obligada en los cursos de entrenadores Lo único malo fue que Pau Gasol tuviera que seguir el partido desde el banquillo, aunque eso hace aún más valioso el histórico triunfo