Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 4 9 2006 59 Toros Sebastián Castella corta un rabo y cae herido en Bayona ABC BAYONA (FRANCIA) Sebastián Castella resultó ayer herido después de cortar un rabo en Bayona, el segundo que se concede en 25 años en esta plaza- -el primero lo logró El Cid en 2002- Castella consiguió los máximos trofeos con el manejable tercero, con el que principió con estatuarios para ligar después varias series con la mano derecha de mucho calado, según informa mundotoro. Tras mantener el tono con la mano zurda, su epílogo por circulares invertidos terminó de poner en ebullición a los tendidos. En el sexto también se dio un arrimón con un toro poco claro que le pegó una cornada en la cara posterior del muslo izquierdo, por lo que, a pesar de pasear una oreja, no pudo salir en hombros. Dos orejas para El Juli El Juli, en solidaridad con su compañero, tampoco salió en volandas del coso tras cortar dos orejas. El madrileño, muy firme con dos toros complicados, sin fijeza y que se orientaron progresivamente, instrumentó sendas faenas de mucho poder en las que sacó más de lo que sus enemigos tenían. Morante hizo un esfuerzo con el primero y lanceó de modo soberbio al cuarto, con el que volvió a esforzarse por obtener lucimiento, por lo que incluso escuchó un aviso antes de entrar a matar. El público agradeció su afán de triunfo y le recompensó con un trofeo. Con lleno de no hay billetes se lidiaron toros de Garcigrande, bien presentados y manejables, aunque algunos con ciertas complicaciones, sobre todo el segundo. Morante, ovación tras aviso y oreja tras aviso. El Juli, oreja y oreja. Castella, dos orejas y rabo y oreja. Cayetano Rivera Ordóñez cortó dos orejas ante seis toros en su despedida de novillero EFE Esperando a Cayetano en Bilbao ZABALA DE LA SERNA BILBAO. Se respiró un ambientazo en Bilbao en torno a la despedida de Cayetano de novillero. Vista Alegre acogió cerca de 12.000 almas, que se cuentan pronto. Hace un par de días en Badajoz la selección española congregó a 15.000 aficionados, y en los periódicos, en las radios y en los telediarios se cubrieron la concentración previa, la lista, los descartes: jugábamos contra Linchestein, que en el mapa de Europa equivale a Esparragosa en el de España... En Bilbao se esperaba a Cayetano Rivera Ordóñez con auténtica expectación en fecha nada fácil, y se le seguirá esperando. Aunque no prorrumpió la plaza en una cerrada ovación cuando se deshicieron las filas del paseíllo- -la educación taurina se va perdiendo hasta en las mejores casas- a Cayetano se le dedicó un trato inmensamente cariñoso a lo ancho de toda la tarde ante seis novillos toros. Seis novillos, por cierto, con plaza, con hechuras, con remate, acordes para la cita tan importante. Un diez sobre diez, salvo los más estrechos de la ganadería de El Pilar, altos y largos, más hueso que carne. Perfecta selección en general para cumplir con todas las exigencias a una semana de la alternativa en Ronda. Una corridita de toros. A Cayetano se le esperaba, que ya está dicho. Y a Cayetano se le seguirá esperando, que también. Las cosas buenas siguen presentes, sus cosas, la elegancia, la presentación, los detalles, la torería de las salidas, de los remates y, Plaza de toros de Vista Alegre. Domingo, 3 de septiembre de 2006. Doce mil espectadores. Novillos bien presentados; de El Pilar, uno noble sin humillar y otro devuelto; Torrealta, excepcional el 6 premiado con la vuelta al ruedo, y encastado el 3 y un sobrero (5 bis) que se rajó; y dos de Garcigrande (2 y 4 de bajo y geniudo juego, respectivamente. Cayetano, de rioja y oro. Dos pinchazos y estocada (saludos) Estocada hasta la bola (saludos) Estocada desprendida (oreja) Dos estocadas atravesadas que asoman y estocada (silencio) Estocada y descabello (saludos) Pinchazo y estocada (oreja) sobre todo, la contundencia de la espada. Contundente espada la de Cayetano. En el centro de la cuestión surgen las fallas. Porque abusa del toreo a media altura o porque le falta arrastrar dos palmos de muleta por abajo, que viene a ser lo mismo. Porque compone bonito pero no se hunde y no manda y se la deja en la cara, y entonces no estremece. Estamos hablando, ojo, de un novillero, pero no de un novillero cualquiera, sino de una figura de la novillería de inmenso tirón y, ojalá, que de infinita proyección entre público, gen- Las cosas buenas siguen presentes: la elegancia, los detalles, la torería y sobre todo la facilidad con la espada tes y aficionados. Y, por ende, las exigencias son, y deben ser, acordes. Ayer a Cayetano le costó despertar, se durmió en tramos, se desinhibió de la lidia en dos o tres novillos que abandonó en manos de la cuadrilla, sólo interpretó tres quites- -uno por tafalleras porque un sobresaliente le provocó por navarras; otro por hermosas gaoneras de pata p alante, que no se estila; y otro de gráciles verónicas- y a la muleta... Y con la muleta, cierto es, el novillo más soberbio para hacer el toreo no apareció hasta el último round Cayetano se despabiló con un utrero de Torrealta de vuelta al ruedo, como se le dio. Le echó las rodillas por tierra a la verónica, se enfibró, quitó, quiso más que nunca aunque no hallase la unidad de terrenos en la faena; se le iba la tarde y no lo permitía. Muy bien sobre la mano derecha; a ratos sobre la izquierda. Bien, ¡pero encájese de verdad, que usted puede! Los pases de pecho los bordó, las trincherillas, los cambios de mano... ¡Pues vámonos con el toro! La oreja tras un pinchazo se sumó a otra con otro torrealta, más terremoto de casta y un punto de genio. Los dos primeros de El Pilar y Garcigrande, sin ser malos, no fueron buenos. Cayetano calentaba motores. Bilbao esperaba a Cayetano, nieto de Ordóñez, que es como mentar a Dios en estas tierras, hijo de Paquirri, más figura de lo que se le recuerda, y le seguirá esperando. Yo de momento también. Importantes faenas de López Chaves y Serranito en Albacete SÁNCHEZ ROBLES ALBACETE. Domingo López Chaves y Serranito cortaron sendas orejas ayer en Albacete. Con menos de media entrada, se lidiaron toros de Murteira Grave, bien presentados, mansos y manejables. Juan José Padilla anduvo voluntarioso con un lote muy parado (silencio y saludos) López Chaves cuajó una faena poderosa al segundo y expuso mucho frente al quinto (oreja y vuelta al ruedo) Serranito toreó de forma elegante a su primero y con el sexto mostró un valor muy seco (oreja con fuerte petición y vuelta al ruedo) El picador Francisco José González sufrió posible fractura de tibia.