Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid LOS FUTUROS RASCACIELOS DE MADRID LOS OBREROS LUNES 4 9 2006 ABC Trabajar a estas alturas tiene sus complicaciones, la principal de ellas, el vértigo. Unas extraordinarias medidas garantizan la seguridad, aunque nunca está de más evitar mirar hacia abajo El peor susto fue un tropezón en el borde TEXTO: C. A. FOTOGRAFÍA: DANIEL G. LÓPEZ MADRID. Hasta que la familia de Javier no le ve entrar en casa hacia las ocho y media de la tarde, no se queda tranquila. Están empeñados en que me va a pasar algo, les digo que trabajar aquí es muy parecido a otras obras que ya he tenido, pero no se fían explica el joven tras terminar su jornada de trabajo en uno de los rascacielos que se están levantando en la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid. El peor susto que me he llevado ha sido un tropezón cerca del borde, pero lo cuento, que es lo importante añade. Grupos de obreros suben y bajan constantemente en los dos ascensores con los que de momento cuenta el edificio, pero a partir de cierta altura, la escalera es la única forma de ascender a los niveles más altos. El hueco de la escalera, aunque protegido con barandillas y redes que lo cubren cada pocos metros, deja intuir la altura que espera más allá de los escalones. tramo, la maniobra es lenta. Lo más importante es ceder el paso, asegurando bien cada paso, no acercándose demasiado ni a la izquierda ni a la derecha, sin prisa, con precaución. También hay que tener cuidado con el sistema topográfico del edificio. En cada nivel, desde el mismo hall hay un agujero del tamaño de una pelota pequeña colocado siempre en el mismo lugar, exactamente uno debajo del otro. Su misión: que el edificio no se tuerza. Cada madrugada a las cuatro, un haz de luz los atraviesa a todos asegurando que la torre siga una rigurosa línea recta. Aquí cada milímetro lo es todo asegura uno de los encargados. Si uno se asoma a través de ellos desde el nivel más elevado la sensación de vértigo es inevitable. Pérdida de estabilidad, de la situación en el espacio, sensación rotatoria acompañada de náuseas, vómitos, y falta de equilibrio al andar. Ésta es la sensación que pueden experimentar algunos operarios si, en un mal momento, su vista se pierde en el vacío. Es como si todo diera vueltas, aunque no lo piensas, la seguridad es muy buena porque aquí se maneja dinero y se cuida mucho. A veces sí que prefieres no mirar abajo, pero te acabas acostumbrando El hueco de la escalera da vértigo, aunque está protegido por redes y barandillas que lo cubren cada poco Un haz de luz atraviesa un hueco entre los pisos para asegurarse que la torre siga una rigurosa línea recta ¿Vértigo? si lo tuviera no estaría aquí afirma desde el nivel 40. Para él, lo peor es el hueco de la escalera. Intentamos reducir la sensación de vértigo de nuestros trabajadores con el sombrero autotrepante, redes y malla mosquitera. Así no se aprecia con claridad el vacío. Las barandillas también ayudan explica Ángel Pérez, arquitecto técnico de Torre Espacio. En lo más alto del edificio, un tubo emana gran cantidad de hormigón. Los obreros lo distribuyen de modo homogéneo por el suelo y lo allanan con una especie de rastrillo. Depende de los edificios, pero no hay tanta diferencia de trabajar en uno de una altura normal a hacerlo en un rascacielos, sólo que aquí se tiende a cuidar más la seguridad no sé por qué. Pero caerse desde un quinto piso puede ser tan malo como caerse desde un piso treinta explica uno de los trabajadores, cuya jornada laboral discurre de ocho de la mañana a siete de la tarde. Esto de construir rascacielos está bien, el trabajo es más o menos el mismo, pero es más interesante para los de fuera, te conviertes en una especie de Spiderman o King Kong bromea un joven vallecano que ya ha guardado su casco, botas y guantes y se dirige a casa a descansar Maniobra lenta Esa es la causa de que, cuando los que ascienden y descienden por ellos se cruzan en un No hay vértigo Para Ángel, soldador, Torre Espacio es el edificio más alto en el que ha trabajado. Cuando el edificio Espacio esté terminado, podrá nevar en su cima mientras que en niveles inferiores, sin embargo, sólo lloverá Datos que marean Edificio Espacio: Es el de construcción más avanzada. Será el más alto de España a partir del 30 de septiembre, cuando alcance al hotel Bali de Benidorm. El ritmo de construcción es de una planta cada cuatro días y medio. Torre de cristal: es el edificio de la Mutua Madrileña. Tendrá un invernadero en la última planta, que por la noche se iluminará como un inmenso faro. Trabajan en la obra 200 trabajadores, pero la cifra llegará a 500. Torre Sacyr- Vallehermoso: Su construcción terminará a finales de 2008; será la última en terminarse. Torre Repsol: Este edificio supondrá el estreno de Norman Foster en España. Tendrá un auditorio en su interior.