Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional NUEVA AMENAZA ECOLÓGICA EN GALICIA LUNES 4 9 2006 ABC Sin agua mineral en toda la comarca del Salnés E. M. VILANOVA DE AROSA. En la terraza del restaurante O Bahía una vista privilegiada. La ría de Arosa en su plenitud, y aunque las bateas no fondean, sí lo hacen una decena de bañistas sin miedo a la posible contaminación- el oceáno es muy grande afirman- En los servicios del local, el mismo cartel que cuelga, entrada la tarde de esta jornada dominguera, en cinco municipios de la comarca del Salnés: WC no funciona por falta de agua Nos han dicho que la recobraremos a las ocho de la tarde dice resignado el dueño. Calle arriba, el que fondea al gusto de los establecimientos más próximos es el camión cisterna donde Ricardo, de Protección Civil, llena con brío cubos y garrafas. No sirve para consumir, ni para regar jardines, lavar coches u otras cosas innecesarias esgrimen varias vecinas, pero sí para los cuartos de baño. Con los supermercados cerrados, los locales han hecho su agosto con el agua mineral. Las reservas de botellines se han agotado en toda la comarca, como las de los depósitos del Umia. Ricardo, de Protección Civil de Vilanova, suministra agua desde una motobomba para el consumo doméstico en el municipio Aún pendientes de las altas temperaturas, que pueden traer más incendios, y de las lluvias, que pueden depositar sobre el mar 500.000 de toneladas de cenizas, los pescadores gallegos unen a sus desvelos el vertido tóxico del río Umia. Si llegase, lo mataría todo. Nos ha mirado un tuerto Acribillaremos la mancha como al chapapote TEXTO: ÉRIKA MONTAÑÉS FOTO: MIGUEL MUÑIZ CALDAS CAMBADOS (PONTEVEDRA) Los que por estas tierras- -y son muchos- -creen en las meigas y los malos farios, no albergan niguna duda de que este verano alguien ha mirado con muy mal ojo a Galicia. Cuando el marisqueo y la pesca de bajura todavía están pendientes de la posible afección de las rías gallegas por las 500.000 toneladas de sustancias tóxicas suspendidas en la atmósfera que desprendieron los incendios forestales del agosto negro las cofradías de O Sarrido y O Grove, en la misma desembocadura del río Umia, no acaban de recuperarse del sobresalto que les provocó el incendio de la central química de la firma Brenntag asentada unos 13 kilómetros más arriba, en el municipio pontevedrés de Caldas de Reis. Se preguntan qué les llegará ahora del río: si vertido contaminado o vertido disuelto. Acaban de conocer, por ABC, que la consejera de Pesca de la Xunta, Carmen Gallego, ha urgido el levantamiento del cierre cautelar de dos de los bancos marisqueros más importantes de la Comunidad, pero José María Vázquez y Raúl Núnez miran escamados mientras dan cuenta de una cerveza en el bar de la Cofradía de San Antonio, en Cambados. Estamos tan desinformados que no sé qué pensar- -dice José María, que ma- ñana saldrá, como todos los días, a mariscar su almeja a flote- Ah, pero si llega la mancha estamos preparados Ni diques, ni disolventes activos. Estos veteranos pescadores saben, por experiencia, que la mejor lucha en estos casos es la comunión de fuerzas: Nosotros salimos a acribillar al fulano por el chapapote del Prestige y volveremos a hacerlo como venga otro nuevo veneno Raúl cree que el tuerto, en este reino, es él: Estaba justo en Nueva York cuando cayeron las torres- -asegura, y de soslayo observa a Gasol regodeándose en los últimos minutos del triunfo baloncestista en Japón- cuando en 2002 regresé a España, tuve que embadurnarme, con lágrimas todo el tiempo, del negro Prestige aún estamos acojonados con lo de los incendios y las posibles lluvias y ahora esto. Los gallegos ya estamos curados. Pero de espanto Pitido final. España campeona. Entrecortado el festejo, José María concluye: Unas 200 mujeres sí se han visto afectadas por el vertido. Aún no ha llegado, pero ellas no han podido faenar. Si llegase, todo el berberecho y los relojillos (un marisco blanquecino) se morirían. El mejillón, que es depurador y absorbente como una esponja, después... También nuestra almeja y... El mar está delicado, pero parece que alguien quiere que enferme más. Siempre estamos en la cuerda Floja, claro. Desolación vecinal en el Salnés Pero parece que no hay mal (fario) que por bien no venga, y desde lo alto del puente de Baion, una toma de agua estratégica que abastece a más de 80.000 personas del último tramo del río y donde Medio Ambiente ha dispuesto uno de los tres diques de carbono activo para reconducir el caudal sano, los vecinos de Meis, Portas y Caldas comprueban cómo los políticos que están para hacerse la foto con el dique esta vez salen incólumes de posibles refriegas. Primero son las declaraciones del consejero Manuel Vázquez (que elogia a los alcaldes populares de la comarca del Salnés y al presidente de la Diputación de Pontevedra por su colaboración y entrega a la causa) luego el gesto del presidente del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, que estrecha la mano al primero y pregunta por el estado de la situación... ¿A qué os han dicho que la sustancia se volatilizará y aquí paz y después gloria? nos increpa un vecino de la localidad de Portas. En efecto. Sí, pues yo creo que las consecuencias de todo esto se verán en meses, incluso años, cuando salgan manchas en la piel por haber consumido esta agua Hasta que no suceden las cosas... Manuel mira descreído al señor de Portas y prefiere velar por la salud del que antes era un paraíso y hoy vive entre los vertidos de una decena de centrales y peligrosas naves, como la que ardió el pasado viernes, que han motivado cientos de protestas y denuncias vecinales. Como siempre, hasta que no suceden las cosas... Su amigo Albino, del equipo municipal de Meis, se preocupa por los tan aficionados a la pesca en un terreno que, más abajo, ya tiene coto y, arriba, yace envenenado. Nueva mirada lagrimosa a las decenas de anguilas, salmones y truchas que, vestidas de un azul que según Medio Ambiente no era más que un anodino colorante, se agolpan en los laterales del cauce. Y Albino se consuela: Pudo ser peor. ¿Habéis visto la gasolinera que autorizaron construir a diez metros de la central que ardió? Esto pudo ser una bomba de relojería. Un terremoto. Este año nos toca la lotería. Seguro ¿A que os han dicho que la sustancia se volatilizará? Pues no, las consecuencias se verán en meses o años Pudo ser peor, como un terremoto, porque hay una gasolinera junto a la nave que ardió