Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 4 9 2006 Nacional LA CRISIS DE LOS CAYUCOS 17 Desde hoy, nueva venta de billetes L. DE VEGA DIOGUÉ. El ir y venir de cayucos que no van a pescar es incesante en la isla de Diogué. El sábado zarparon dos embarcaciones, con 83 y 90 inmigrantes, en dirección a Canarias. Pero en la desembocadura del río Casamance, en un secreto poco guardado por la falta de vigilancia, aguardan ya otras embarcaciones casi listas para emprender la remontada del océano hasta el archipiélago español. Hasta esta islita surgida entre los brazos en los que se abre el río al morir llegan cada día grupos de subsaharianos atraídos por el nuevo negocio de los viajes a España. Comentamos a Mussa Diallo en la madrugada del domingo que las costas canarias viven unos días tremendamente ajetreados con la llegada de barcas cargadas de jóvenes africanos. El hombre, que vive de ello, no esconde su gesto de satisfacción. ¿Para cuándo las próximas salidas? Mañana por la mañana sale otra explica en referencia a ayer domingo. Y a partir del lunes empiezo a vender los billetes para otro viaje, comenta Diallo con una sonrisa. Canarias sufre la peor oleada del año de sin papeles casi 1.500 en sólo 48 horas Hallan el cadáver de un magrebí y anoche se rescataron otras tres embarcaciones están acogidos en los centros habilitados por el Ejeuctivo canario, y durante el fin de semana han llegado cerca de cuarenta niños ERENA CALVO LAS PALMAS. Las cifras son abrumadoras. Lejos de remitir, cada vez son más los inmigrantes irregulares que consiguen introducirse en España a través del archipiélago canario; sólo en los dos últimos días lo han hecho más de un millar (1.402) casi dos mil en todo el fin de semana. Pero también son cada vez más los cuerpos sin vida recuperados a su llegada a las Islas o en alta mar. La Guardia Civil encontraba ayer otro cadáver, el de un varón adulto de origen magrebí. Es el cuarto de esta semana; los otros tres (subsaharianos) fallecían a sólo 40 millas de El Hierro el pasado viernes. Según fuentes del Instituto Armado, el cuerpo del magrebí se hallaba flotando cerca de una embarcación tipo patera que había volcado en el mar en Los Ancones, en el municipio lanzaroteño de Teguise. No muy lejos de allí localizaron también a otro inmigrante que vagaba por la zona con las ropas mojadas todavía por ello, dedujeron que podría haber llegado a bordo de la citada embarcación. Los agentes, según explican, tomaron declaración al individuo, aunque no aclaró nada al respecto Las mismas fuentes calculan que en la patera podrían viajar otros veinte indocumentados, aunque no localizaron a más sin papeles Ante la posibilidad de que se hubiese producido un naufragio, iniciaron las labores de búsqueda también por mar, aunque reconocieron las dificultades a las que se enfrentaba el dispositivo por las malas condiciones del mar y por la propia orografía del lugar, con costas muy abruptas b Más de 700 menores Luis de Senegal, cerca de la frontera mauritana. Les acompaña un mecánico de la ciudad de Ziguinchor que intentará poner orden en alta mar si hay imprevistos con los motores. Una de las embarcaciones va con 83 pasajeros, y otra con 90. En esta segunda viajan dos grupos de subsaharianos distintos unidos gracias al acuerdo de dos mafias que no contaban en estos momentos con suficientes clientes para completar sus cayucos. Moussa Diallo- -así lo llamamos por motivos de seguridad- que abre a ABC las puertas de este sorprendente negocio, pone en manos de otro organizador sus 50 jóvenes para que complete el viaje con los 40 que éste ya tenía. Como contraprestación, Diallo aporta los dos motores de 40 caballos, la gasolina y 3,5 millones de francos (unos 5.350 euros) Algunos de los subsaharianos llegados ayer a La Gomera ayer llegó a La Gomera el cayuco con más ocupantes que se había recibido hasta ahora, con 120 indocumentados. Tres de los sin papeles que recalaron en la isla colombina tuvieron que ser ingresados en un centro hospitalario con traumatismos en piernas y brazos y con cuadros de desorientación por la dura travesía. Uno de ellos continuaba a última hora de la tarde en estado muy grave. Otra cifra que se supera día tras día es la de los menores, que llegan ya por decenas. Más de 700 están acogidos en los centros habilitados como medida de urgencia por el Ejecutivo canario, aunque el cupo del archipiélago es de 250. Durante el fin de semana han llegado más de cuarenta niños, dato que se confirmará una vez se hayan realizado las pruebas óseas para determinar su edad exacta. En una de las embarcaciones, que llegó a Gran Canaria, viajaban al menos 23 jóvenes y pequeños, y otros doce se encontraban entre los 120 que alcanzaron isla de La Gomera. La preocupación en las Islas aumenta con el paso de las semanas y el aumento de las llegadas. Hoy se reúne el EFE comité permanente nacional de Coalición Canaria en la capital grancanaria para abordar este fenómeno por segunda vez en quince días, y el martes se celebrará un pleno extraordinario al respecto en el Parlamento de Canarias. Récord tras récord Más de medio millar de inmigrantes (522) alcanzaron ayer las costas canarias- -todas menos las de La Palma y Fuerteventura- -y algo más de 600 lo hicieron el sábado, registrando el segundo récord de llegadas en un solo día. El primero se produjo el 30 de mayo, cuando arribaron unos 700 inmigrantes. Sin embargo, de confirmarse la llegada de otros tres cayucos que fueron localizados ayer a última hora próximos a Tenerife, ese número se vería superado con creces, ya que se calculaba que unos 280 podrían viajar en dichas embarcaciones, alcanzando la cifra de 802 sin papeles en un día. No es la única marca del fin de semana: en las dos últimas jornadas se han registrado 1.400 entradas de inmigrantes, la mayor que se había producido en un período de 48 horas. Además, Cuatro horas de trasiego El sol ya se ha ido y la selección de fútbol de Senegal juega en esos momentos frente a Mozambique. En Diogué sólo hay un par de televisores enganchados a un generador, en los que los vecinos pueden ver los partidos por 150 francos (algo más de 20 céntimos de euro) Sobre las 20.30 horas (dos horas más en España) todo está más que listo. Han sido más de cuatro horas de trasiego- -sin prisa pero sin pausa- -en las que no ha habido ni rastro de las Fuerzas de Seguridad. Con el mar y el cielo fundidos en negro, los dos cayucos enfilan rumbo a Canarias, a más de 2.000 kilómetros.