Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional LUNES 4 9 2006 ABC Zapatero acusa al PP de no distinguir la guerra de la paz y de no aprender aún de su derrota Anuncia una subida de las pensiones mínimas del 26 por ciento en tres años b Defiende sin autocrítica su políti- ca de inmigración y censura la hipocresía y demagogia de Rajoy porque con el PP entraron en España 800.000 irregulares MANUEL MARÍN RODIEZMO (LEÓN) Un año más, el presidente del Gobierno hizo su primera aparición pública en el nuevo curso político en la fiesta minera de Rodiezmo (León) donde avanzó los compromisos que el Ejecutivo acometerá en los próximos meses, especialmente en materia económica y en lo que denominó avances en la política social. Pero no dedicó ni una sola palabra, en ningún sentido, al llamado proceso de paz y de negociación con ETA ni tampoco hizo guiño alguno a la nueva política de pactos con que el PSOE está llamado a afrontar su tercer año de legislatura, con ERC enemistada con los socialistas, en plena precampaña electoral catalana Sí dedicó, en cambio, ataques al Partido Popular por su hipocresía y demagogia en materia de inmigración y por la ausencia de un respaldo nítido al Gobierno para el envío de tropas al Líbano. De hecho, Zapatero optó por curarse en salud por si se da el caso, el próximo jueves, de que el PP vota no al envío de tropas al Líbano. Han pasado más de dos años y hay una derecha que no ha cambiado nada desde su derrota electoral y sigue sin distinguir conceptos elementales, como son su proyecto y la España real. No distinguen- -añadió ante unos 35.000 mineros que celebraron su fiesta anual- Lo vemos ante la decisión de enviar tropas al Líbano para garantizar la paz. No saben si decir sí o decir no porque la derecha no distingue entre la guerra y la paz... Ese es su problema El presidente del Gobierno comparó su reciente decisión de enviar tropas al Líbano para garantizar un alto el fuego en una operación de paz instada desde Naciones Unidas, que goza del compromiso de la Unión Europea y condicionada a una previa autorización del Parlamento, con el capricho y el error cometido por José María Aznar de enviar un contingente a Irak. Me siento orgulloso de decir no a la guerra de Irak y de decir sí a la paz en el Líbano Zapatero dedicó la mayor parte de su intervención tanto a hacer un repaso triunfalista de sus dos años de gestión como a anunciar nuevas medidas en los próximos meses. Sostuvo que España ha crecido un 3,7 por ciento en los dos últimos años, más que Europa y que Estados Unidos ha creado 3.000 puestos de trabajo al día; hay superávit en las cuentas públicas; recor- dó que su Gobierno ha cerrado un acuerdo laboral con sindicatos y empresarios que calificó de histórico y que ha permitido en sólo dos meses la transformación de 150.000 empleos temporales en fijos y que, según calculó Zapatero, serán medio millón al finalizar 2006; y señaló que el fondo de reserva de la Seguridad Social tiene 38.000 millones de euros y está garantizado Ya pueden ir dimitiendo los agoreros que decían que el sistema público de pensiones no tiene futuro reclamó en una nueva crítica al PP. Además, ratificó su anuncio- -ya tradicional en Rodiezmo- -del incremento de las pensiones: en tres años, dijo, vamos a alcanzar una subida del 26 por ciento para las pensiones mínimas con más dificultades y con cónyu- ge a cargo, la mayor subida conocida en la democracia y en segundo lugar mantuvo que al final de la legislatura, todas las pensiones mínimas, sea cual sea su carácter, se habrán incrementado en total un 25 por ciento. El Estado- -anunció- -va a aportar 1.500 millones a las pensiones mínimas, lo mismo que el PP en ocho años De otro lado, reveló que los Presupuestos Generales incluirán una parti- El presidente criticó las reticencias de Rajoy a la hora de apoyar el envío de tropas al Líbano da de 400 millones de euros para poner en marcha el sistema nacional de autonomía personal, derivado de la ley de dependencia; y que será un hecho la ley de igualdad. Durante su intervención, en la que conoció el triunfo de la selección española de baloncesto, Zapatero defendió sin autocrítica la política de inmigración puesta en marcha por su Gobierno para regularizar a más de medio millón de inmigrantes que se encontraban trabajando en España de manera irregular y apeló al compromiso de sindicatos, empresarios y ciudadanos para acogerlos y concederles los mismos derechos que a los españoles en materia laboral. En este punto, censuró la hipocresía y demagogia del PP porque con Aznar y Rajoy entraron en España 800.000 irregulares y me encontré a 600.000 de ellos trabajando irregularmente Por ello, se reafirmó en que la inmigración será una prioridad en su gestión y que exigirá a la UE ese mismo compromiso Para finalizar, Zapatero pronosticó un amplio triunfo del PSOE en los comicios locales y autonómicos de 2007- -y en las generales de 2008- -porque el Partido Popular minusvalora la inteligencia y la memoria de los ciudadanos José Luis Rodríguez Zapatero durante el canto de la Internacional en el acto de Rodiezmo ANA M. DIEZ Guerra insinúa que Maragall es nacionalista y no socialista El ex vicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra, asiduo a la fiesta minera de Rodiezmo, equiparó a la derecha y a los nacionalistas porque ambos, al contrario que los socialistas, son promotores de un Estado residual expresión que hizo famosa este verano Pasqual Maragall, cuando presumió del nuevo Estatuto catalán. Guerra afirmó que la derecha siempre ha querido un Estado residual para que los grandes grupos económicos puedan campar por sus fueros y que el Estado no pueda hacer nada Guerra, que defendió la gestión del Gobierno en materia de inmigración y el envío de tropas al Líbano, aseguró que, además de la derecha, son los nacionalistas quienes quieren un Estado residual. Socialismo y nacionalismo no tienen nada que ver dijo. El que fuera vicesecretario general del PSOE, siempre ácido en Rodiezmo en sus críticas al PP, al que año tras año trata de ridiculizar, lamentó que estén obsesionados con Zapatero. Ya véis cómo responde la derecha cuando hay una posibilidad de acabar con el terrorismo... ¡No se acuerdan de que también se reunieron ellos con los terroristas! No se acuerdan de nada... ¿Es que hubo armas de destrucción masiva? ¿es que no hubo una boda en El Escorial? recordó con sorna el enlace matrimonial de la hija de José María Aznar. ¡Hay que ver qué alegres se pusieron para mandar soldados a la guerra y qué tristes se ponen para mandarlos a la paz. Lo que le gusta a la derecha son los tiros concluyó.