Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 Deportes DOMINGO 3 9 2006 ABC MUNDIAL 2006 Felipe Reyes llegó en plena forma y con números magníficos en los amistosos previos, pero una lesión le ha impedido jugar a tope. Hoy, por la ausencia de Pau, vuelve a ser protagonista LA FINAL De deseado a imprescindible D. PÉREZ SAITAMA. Fue el hombre por el que todos suspiraban. No os podéis imaginar al nivel al que estuvo Felipe Reyes en el torneo de Singapur. Era el mejor del equipo, sus números eran increíbles El golpe que le propinó Scola en el último amistoso supuso un revés importante para el equipo. Se rompió el equilibrio de las rotaciones. Tuvo que empezar a jugar Carlos Jiménez de cuatro. Se vio obligado Pepu a utilizar a Marc Gasol mucho más de lo previsto... Pero lo que nunca pasó por la cabeza del seleccionador fue enviarle a casa y traer a otro en su puesto. Sabía que lo necesitaría. Sólo ha podido utilizarle 29 minutos en tres partidos. Se ha perdido cinco choques. Y, sin embargo, será determinante para la final. La ausencia de Pau Gasol deja el juego interior huérfano. Con un déficit claro en el rebote. Hay que tener en cuenta que el pívot de los Memphis ha capturado en el Mundial 75 rechaces. Es decir que España saldrá ante Grecia con menos nueve rebotes y con menos 21 puntos, los que suele cazar y meter Pau. Para cubrir el agujero en el apartado ofensivo no debería haber demasiadas complicaciones. La pareja Garbajosa- Navarro puede aportar esos puntos. Más complicada será la cuestión reboteadora y la aportación de Felipe Reyes resultará imprescindible. Grecia posee pívots rocosos, duros y que ganan con facilidad la posición. La garra del cordobés y su habilidad para atrapar cualquier balón que ande suelto por la zona resultarán vitales El desequilibrio de centímetros y peso de Reyes respecto a Schortsianitis y Papadopoulos no inquieta en exceso al seleccionador: No conozco a muchos pívots que puedan intimidar a Felipe. Tal vez seamos más pequeños sin Pau, pero también mucho más rápidos. A veces los rebotes son más un problema de pies rápidos y de ganas que de tamaño Pepu ha preparado algunas variantes para cubrir la ausencia de su pívot estrella. Una será con Garbajosa de cuatro y Reyes de cinco, aunque se verá a medida que avance el partido. Es más probable que comience con Jiménez de cuatro y Garbajosa de cinco, sacando éste a su marcador fuera de la pintura para crear así más huecos bajo el tablero. Esta posibilidad le podría dar además entrada en el cinco titular a Rudy Fernández y, en consecuencia, mayor velocidad y capacidad de penetración al juego español. Felipe Reyes buscará hoy el rebote para frenar a los griegos España, una pantalla de televisión Madrid, Palencia, Castro Urdiales (Cantabria) Villanueva de la Serena (Extremadura) y Chipiona y San Fernando (Cádiz) son algunas de las localidades españolas en las que se han instalado pantallas gigantes para animar a la selección en la final del Mundial. En la capital, los seguidores se reunirán nuevamente en el Palacio de los Deportes; en la ciudad palentina la cita es en la Plaza Mayor, mientras que el Teatro Las Vegas es el lugar elegido en Villanueva de la Serena, localidad de nacimiento del base de los Raptors de Toronto, José Manuel Calderón. Además, múltiples hoteles, cafeterías y bares ofrecerán a sus clientes la posibilidad de animar desde la distancia al equipo nacional en una de las citas más importantes de su historia. GASOL, UN LÍDER SIN RECOMPENSA JOSÉ LUIS LLORENTE E l compromiso de Pau Gasol con la selección ha sido siempre superlativo. A pesar de las presiones que recibe de la franquicia de Memphis para que no acuda, Pau ha sido fiel a las citas con el combinado nacional. Sólo el año pasado falló, por prescripción facultativa, para dar un necesario reposo a su maltrecho pie, el mismo que ahora ha puesto una zancadilla a sus ilusiones y le va a impedir participar en el partido de su vida. La madurez de Pau al frente del equipo ha quedado patente en todo momento. Más despreocupado que nunca de su lucimiento personal, ha puesto su infinito talento al servi- cio del conjunto, respetando el protagonismo de sus compañeros, pero apareciendo siempre que se le ha necesitado. Así lo hizo en la semifinal. Cuando los correosos argentinos quemaban sus últimas opciones peleando a muerte cada balón, Pau impuso su autoridad y se hizo el amo de la zona. Incluso tuvo arrestos para, ya con el dedo roto, levantarse para anotar dos tiros libres y, así, evitar a un compañero el mal trago de los lanzamientos. Un gesto que le hace más grande. A pesar de ser el centro de todas las miradas Pau se comporta, y es tratado, como uno más del equipo, sin un atisbo de divismo, y, a diferencia de otras seudo estrellas, siempre ayudando y respetando a sus compañeros, que se sienten más seguros con un jugador así en sus filas. Una referencia, un líder, alguien en quien confiar. Pero no desesperen por su ausencia. Pau no estará, pero sí su espíritu, y el resto del equipo quiere dedicarle la victoria. El campeón será el sexto país que gana el título Gane España o lo haga Grecia, el baloncesto, monopolizado desde hace cuarenta años por tres naciones, entra en una nueva era. Será la primera vez desde 1963 que el campeón del mundo no vendrá de Rusia ni de Serbia- Montenegro ni de Estados Unidos. Antes, Brasil, por dos veces, y Argentina, vencedor de la primera edición en 1950, habían sido los otros únicos campeones del mundo. Por tercera vez consecutiva ganará un equipo europeo en la primera final continental sin Rusia (o la URSS) o Serbia- Montenegro (o Yugoslavia) Grecia y España nunca habían superado el cuarto puesto (en 1998 los helenos y en 1982 los españoles) en un Mundial. Y Grecia puede hacer un doblete Europeo- Mundial que sólo la URSS y Yugoslavia lograron en el pasado.