Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 3 9 2006 Economía 91 PERFIL REVISTA DE PRENSA UNA DE CAL Y OTRA DE ARENA La alarma salta en la edición de internet del diario Wall Street Journal, donde se preguntan si el boom de la construcción en España no estará ya cerca del tope. Las inversiones especulativas en el mercado de la construcción quizás estén yendo demasiado lejos, y la reciente subida de tipos de interés puede causar una dura correción advierten. Sin embargo, en la edición europea en papel del mismo periódico (WSJ) dedican una página entera a resaltar la gestión de Acciona. En ella elogian la expansión del grupo constructor, llevada a cabo por José Manuel Entrecanales, y su entrada en el campo de las energías renovables, en especial, en el mercado del viento. Mención aparte merece la advertencia- -en esas mismas páginas- de Bruselas al Gobierno español sobre las condiciones impuestas a E. ON, unas exigencias que, según el diario alemán Handesblatt, la empresa alemana ha logrado que la CNE suavice. Mientras, en los principales diarios de Bolivia no se habla de otra cosa. La Razón, El Deber, o El Nuevo Día han abierto sus secciones de economía con el mensaje que la compañía que preside Antonio Brufau envió al Gobierno de Evo Morales, en el que se denunciaba la inseguridad jurídica para seguir invirtiendo en el país, recogiendo el aviso de Repsol YPF de emprender acciones legales en defensa de sus derechos si continúa la injustificada y reiterada persecución de la fiscalía contra la compañía Del Banco Santander se habla tanto en el Finantial Times como en el FT Deutschland, donde se explica cómo la entidad y un consorcio de inversores en el que participan las firmas Goldman Sachs, JPMorgan y el financiero estadounidense Christopher Flowers han adquirido una participación del 27 del banco alemán HSH Nordbank por 1.250 millones de euros. El fiscal más famoso de Italia es ahora conocido en España por su veto a la fusión de Abertis y Autostrade AP Ministro italiano de Infraestructuras ANTONIO DI PIETRO Tonino, el emigrante JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. En su época de comisario, Antonio Di Pietro corría pistola en mano, al frente de sus hombres, para dar caza a los malhechores. El ministro de Infraestructuras italiano, antiguo fiscal de Manos Limpias famoso ahora en España por su veto a la fusión Abertis- Autostrade, es un personaje fuera de lo común. Un tipo duro y, a la vez, apasionado hasta el límite de lo temerario. Un justiciero con ramalazos jacobinos. Cuando trabaja en equipo, es el ariete perfecto. Cuando hace la guerra por su cuenta, es una mina a la deriva, y por eso lo expulsaron en 2000 del partido de Romano Prodi. Pero es tan valioso que Prodi lo ha vuelto a fichar, como quiso ficharlo en 1995 Berlusconi, ofreciéndole la cartera de Interior. Para entender la embestida del ministro de Infraestructuras contra Abertis- -y contra Bruselas, que ha osado pedirle explicaciones- hay que conocer a un personaje que disfruta más una buena pelea que un mal acuerdo. Hijo de una familia pobre del Sur, Tonino fue emigrante en Alemania, donde trabajaba por la mañana en una cadena de montaje y por la tarde en un aserradero. Por la noche estudiaba Derecho. En 1973 vuelve a Italia, se casa y trabaja como empleado civil del Ejército del Aire. Y sigue estudiando Derecho, hasta conseguir el título a los 29 años. Entra en la Policía y asciende a comisario del IV distrito de Milán, pero continúa estudiando y, a los 31 años, gana las oposiciones a magistra- do. Es un fiscal decidido a imponer la ley y el orden en una ciudad minada por la corrupción mutua entre políticos y empresarios. En febrero de 1992 ejecuta el primer arresto de la operación Manos Limpias un vendaval que barrerá el Gobierno de Bettino Craxi, el Partido Socialista Italiano y la Democracia Cristiana, contagiada de la misma enfermedad. Bruscamente- -como todo lo que hace- el fiscal mas famoso de Italia cuelga la toga en 1994, para pasar a la política. Dos años más tarde es ministro de Obras Públicas en el primer Gobierno de Romano Prodi, pero tiene que dimitir por acusaciones de corrupción, que resultaron infundadas. Vuelve a la política como senador, eurodiputado y, ahora, otra vez ministro con Romano Prodi. En abril de 2004, Di Pietro manifestó a ABC que, diez años después de Cuando trabaja en equipo, es el ariete perfecto. Cuando hace la guerra por su cuenta, es una mina a la deriva. Por eso en 2000 lo expulsaron del partido de Prodi Manos Limpias la corrupción en Italia era peor: Como entrega de dinero a funcionarios públicos ha disminuido. Pero en el sentido general de connivencias, trampas, repartos bajo cuerda, abusos e intercambio de favores entre el sistema político y el empresarial, ha aumentado Lo que le requema con Autostrade es que, en ese contexto turbio, la empresa controlada por la familia Benetton tenía beneficios cercanos a la mitad de la facturación, mientras acumula retrasos de más de 5.000 millones de euros en las inversiones de infraestructura previstas a cambio de la concesión. El pasado mes de junio, Di Pietro empezó a hacer limpieza en la Agencia Nacional de Autopistas (ANAS) al descubrir un agujero de 3.200 millones de euros en la agencia estatal que administra las concesiones. Hace dos semanas advirtió que Autostrade debe entender que el juego se ha terminado. En septiembre empezaré a revisar las 25 concesiones de Italia, empezando precisamente por las suyas El pasado miércoles les advirtió de nuevo: Las concesiones no son propiedad de Autostrade, y no puede llevarlas como dote (a la boda con Abertis) sin la autorización del Estado italiano, que es el propietario Y aquí esta el quid Obligar a Autostrade a realizar las inversiones pactadas es hacer cumplir la ley italiana. Pero quitarle las concesiones si se fusiona con Abertis es violar la ley europea. Y un justiciero excesivo puede convertirse en un delincuente.