Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 3 9 2006 Economía 75 EMPRESAS Como en la mayoría de las factorías chinas, la velocidad resulta vital en este trabajo porque los empleados suelen cobrar a tanto la pieza euros y 100 trabajadores, emplea en la actualidad a un millar de personas y ha registrado su firma en más de 50 naciones de Europa y América, donde ya regenta numerosas tiendas especializadas. Aunque el 70 de la producción se comercializa bajo su marca, también recibe pedidos de importantes compañías tabaqueras, como prueban los encendedores de Marlboro que los operarios estaban ensamblando el día que ABC visitó su fábrica. La competencia es muy fuerte en Wenzhou, ya que antes había 3.400 empresas de mecheros y hoy sólo quedan medio millar indica el subdirector de Tiger, Wu Chong, quien aclara que el éxito de su compañía se basa en la innovación de nuestros modelos y en la utilización de factorías subsidiarias para reducir los costes Por ese motivo, Tiger es capaz de producir desde funcionales mecheros que cuestan sólo 1,96 euros hasta modelos más refinados que alcanzan los 39,32 euros o incluso auténticas piezas de coleccionista valoradas en 196,61 euros. Todo ello para que las fábricas globales de Wenzhou sigan alumbrando al mundo con sus encendedores y, al mismo tiempo, protegiéndolo de la luz con sus gafas de sol. EL MINISTRO IGNOTO ENRIQUE SERBETO P. M. DÍEZ -por la que se le descontarán 2,95 euros- y que contrasta con las enseñas rojas que ondean en otras mesas para bonificar a los operarios más competentes. Gracias a este sistema, la empresa Tiger se ha asegurado el liderazgo de la industria de los mecheros en China, ya que el año pasado facturó 17,71 millones de euros y exportó sus productos a 70 países. Fundada en 1992 con sólo 491 on el revuelo que se ha organizado por el nombramiento del nuevo ministro de Industria parece que fuera el del seleccionador de fútbol. Yo diría que de la anterior etapa socialista o de las dos legislaturas populares, la mayoría de los ciudadanos e incluso muchos analistas reputados tendrían problemas para mencionar a uno o dos titulares de este departamento. Creo recordar a Piqué y poco más. Normalmente, la cartera de Industria no está entre las más conocidas, como sucede con las de Interior, Asuntos Exteriores, Cultura... es un departamento del que sólo hablan los expertos y aún así parece que lo habitual debe ser que sus titulares hagan poco y se dejen ver menos. ¿Podrá soportar Joan Clos esta exhibición pública? Siendo alcalde de Barcelona ya debía estar acostumbrado a estar en la palestra, aunque cuando fue designado para suceder a Maragall al frente del Ayuntamiento barcelonés (siempre los mismos, que poco banquillo no se tuvo que ver como lo está ahora metido de lleno en la licuadora de las tertulias madrileñas. Le quedan un par de sema- C nas para ponerse al día y al puente aéreo. El alcalde barcelonés se dará cuenta de que su nuevo trabajo es todo lo contrario de lo que ha sido hasta ahora. No le bastarán operaciones como la del Forum con las que hacer mucho ruido de fuegos artificiales, porque lo de la planificación industrial no se despacha así como así con una visita del Dalai- Lama. En vez de gastar dinero, que es lo que hacía en el Ayuntamiento, tendrá que ayudar a quienes lo ganan, a las empresas de las que dependen los puestos de trabajo que alimentan la sociedad española. Y tendrá que quitarse cuanto antes este sambenito de ser- -como he visto publicado- un desecho de tienta alguien que ha sido enviado a este puesto para llenar un agujero político en otro lado. Ya veremos cuando lleguen las primeras encuestas de otoño. Trujillo con su ilusoria cartera de Vivienda estará encantada de ver que hay ministros que aun pueden tener peor valoración que ella. A cambio, Clos se ha librado del fastidio de las elecciones. Ya no tendrá que correr el riesgo de quedarse en la oposición como le puede pasar a Montilla. Si supiera, podría tocar el piano, como hacía su antecesor, Serra, que también fue vicepresidente del Gobierno. Y si no sabe tocar el piano, entonces que pregunte a los expertos antes de lanzarse a apoyar una opa.