Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Sociedad DOMINGO 3 9 2006 ABC Hace cien años, Roald Amundsen logró lo que durante siglos muchos otros habían intentado: abrir el Paso del Noroeste, la ruta que, desde Noruega, sortea las islas del norte de Canadá hasta el Pacífico. Ésta es la crónica de la hazaña La ruta del último vikingo TEXTO: MARÍA J. PÉREZ MADRID. El hielo corre por la sangre de Roald Amundsen. Las estepas blancas y los mares del norte ejercen una atracción irresistible sobre este noruego de 34 años que a los 31 se embarcó en un viaje hacia una de las pocas zonas del mundo de las que aún no había mapas. La suya ha sido la primera expedición que ha conseguido completar la ruta del Paso del Noroeste y comprobar científicamente el desplazamiento del polo norte magnético. La noche del 16 de junio de 1903, inició en el noruego puerto de Christiania una ruta imaginada por muchos pero que hasta entonces nadie había completado: la que bordea las costas de Groenlandia, se escurre entre las islas del norte de Canadá y dobla el Estrecho de Bering hasta desembocar en el Pacífico. Siete hombres se embarcaron en esta expedición. Seis sobrevivieron a las montañas de hielo a la deriva que estuvieron a punto de hacer astillas su barco, el Gj a, a las tempestades del Ártico y a los tres inviernos que la tripulación pasó en los páramos blancos del norte de Canadá. Gustav Wiik, artillero de la Marina noruega, encargado de las mediciones magnéticas, se dejó la vida en las tierras árticas. Wiik, haciendo, durante diecinueve meses observaciones sobre las perturbaciones magnéticas, se ha elevado un monumento a sí mismo llegó a afirmar Amundsen. La enhorabuena de los pioneros El artillero aún estaba vivo cuando, el 27 de agosto de 1905, tras superar el laberinto de estrechos de las islas canadienses y entrar en el mar abierto de Beaufort, la expedición se encontró con doce balleneros. Era la prueba indiscutible de algo que la tripulación del Gj a ya había comprendido: la ruta del Paso estaba escrita. A Amundsen se le desbordaban las palabras: Se ha cumplido el sueño de mi infancia. Me siento emocionado. Las lágrimas me inundan los ojos. Pienso en todos los buscadores del Paso. Me parece verlos avanzando hacia mí para felicitarme Pero los hielos atraparon al Gj a y un tercer invierno tuvo que pasar antes de que, hace cien años y unos días, el 31 de agosto de 1906, la tripulación vislumbrara el puerto de Nome. El entusiasmo inundó las calles de esta ciudad, en la costa occidental de Alaska. El ambiente sorprendió al joven explorador: De repente, una lancha apareció delante de nosotros y escuchamos silbidos, gritos y saludos, el modo americano de expresar entusiasmo. No tengo palabras para describir la calurosa acogida que nos han hecho El hombre ha fantaseado durante cuatrocientos años con alcanzar lo que la expedición de Amundsen logró ese día. Quizás el primero de los antecesores de quien el capitán noruego recibió la enhorabuena fuera Giovanni Caboto, marinero genovés que, a finales del siglo XV, intentó abrir la ruta. Seguía los pasos de los antiguos vikingos, quienes lograron alcanzar las costas de Groenlandia. Muchos hombres de mar sucedieron a Caboto en el intento de arrojar luz sobre aquellas tierras boreales. En el La tripulación completa de la expedición. Amundsen abajo a la izquierda El vapor de 47 toneladas Gjoa Los intentos anteriores -Ross (1818) -Parry (1819- 1820) -Parry (1821- 1823) -Ross (1829- 1833) -Simpson y Dease (1837- 1839) -Francklin (1845- 1848) -McClure (1850- 1854) Roald Amundsen fue el gran héroe de la expedición del Paso del Noroeste. Las historias de marineros rodearon a este noruego desde su nacimiento en 1972. Tras comandar la expedición que abrió el Paso, dirigió la primera expedición que alcanzó el polo sur geográfico, el 14 de diciembre de 1911, derrotando en su carrera por llegar al punto geográfico al inglés Scott que falleció al intentar regresar. Amundsen murió dirigiéndose hacia el Ártico en una misión de rescate Punta Barrow R Océano Glacial Ártico El 27- 8- 1905 consigue cruzar el paso del noroeste Is. Banks Is. Victoria Is. Melville Mar de Beaufort 5 RUSIA Estrecho de Bering Nome 6 ALASKA Última escala hasta San Francisco Fuerte Egbert 8 Océano Pacífico 7 Queda atrapado otro invierno pasado el río Mackenzie Nelson Head Golfo de Amundsen Para dar la noticia recorre andando 2.000 kilómetros hasta llegar a un telégrafo CANAD