Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid VUELTA DE VACACIONES OBRAS EN LA CIUDAD DOMINGO 3 9 2006 ABC (Viene de la página anterior) lómetros de rally, entre Marqués de Monistrol y el Nudo Sur, que precisan agudeza, atención y mucho coraje por parte del conductor que se atreve a utilizar esas calzadas. Decimos que se atreven porque muchos comentan haber abandonado el tercer cinturón hasta que las condiciones mejoren. De esta forma se habrá rebajado la media de los 200.000 vehículos que surcaban este cinturón diariamente. La avenida de Portugal, por su parte, también está copada. Al igual que la zona sur donde se mantienen las obras de conexión de la calle de Embajadores con la M- 40. La Puerta del Sol, levantada para construir la macroestación de Cercanías La afección más significativa de las obras del Ministerio de Fomento está en la Puerta del Sol. Allí se construye la macroestación de Cercanías, perteneciente al segundo túnel de la risa que conectará Atocha y Chamartín. Por ello, está cortado el enlace entre la calle de Alcalá con Arenal, aunque se conserva la circulación en el eje Mayor- plaza de Cibeles. La calle de Alcalá cambió de sentido entre Sol y Sevilla, así como Espoz y Mina, mientras las cabeceras de los autobuses se trasladaron a Alcalá y Sevilla. Toda esta afección se espera que termine para finales de octubre. Esta nueva conexión ferroviaria tiene otras vallas en su recorrido como en Castellana, Antón Martín, Augusto Figueroa, Eduardo Dato o Martínez Campos. Fomento tiene además otra obra abierta en la Nacional de Barcelona. Se trata de la depresión de esta vía para conectar a nivel la avenida de Logroño con la calle de Alcalá. Nuevos estudios del subsuelo y la integración del futuro carril- bus tienen esta obra paralizada pero las rayas amarillas y los aparejos siguen en la zona, así que los conductores lo notan. By- pass y tuneladoras En esa zona sur sigue una de las tuneladoras abriendo paso al futuro by- pass y por ello no han desaparecido las grandes acotaciones de obra situadas tanto en Arganzuela como junto a la calle de Fernández Shaw. Además, en la zona siguen las obras para la conexión subterránea entre la M- 30 y la Nacional de Valencia. Así, los desvíos que han invadido las calzadas de este tramo del tercer cinturón casi desde el comienzo de las obras siguen estrechando carriles y haciendo curvas y contracurvas para que la atención del conductor no decaiga. Dejando a un lado la M- 30, en la ciudad también se mantienen otras grandes obras municipales que trasladan sus aparejos a la superficie y que son fácilmente detectables por los conductores. Túneles interiores Entre ellas destacan los túneles de Pío XII o Sor Ángela de la Cruz, situados en el interior de la M- 30 y el de Ventisquero de la Condesa, hacia la M- 40. El de Pío XII, cuya inauguración se espera para final de año, se está desdoblando- -para que tenga sentidos de la marcha individuales- -y alargando, ya que conectará con Sinesio Delgado y con el subterráneo que se construye bajo las torres de la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid. En Sor Ángela de la Cruz- Marqués de Viana las obras permanecerán casi hasta las elecciones. Su objetivo es abrir un eje de comunicación este- oeste que comunique el noreste de la M- 30 con la avenida de la Ilustración. Ventisquero de la Condesa, por su parte, servirá para unir en túnel los dos cinturones de circunvalación por la zona norte. Fuera de túneles otras obras significativas ocupan algunos puntos claves para la ciudad. Durante la primera quincena de este mes seguirá el ajardinamiento en la mediana de la Puerta de Alcalá, donde se han realizado obras para modificar el tráfico. Otros quince días, hasta octubre, deberán esperar los conductores para ver desaparecer las vallas en Ramón y Cajal, en su confluencia con Torrelaguna, donde se está construyendo una glorieta. La reforma de la calle Arenal ha sido una de las últimas en sumarse a larga lista de obras en la ciudad CHEMA BARROSO Más Metro e intercambiadores La ampliación del Metro, que está llevando a cabo la Comunidad, está trasladando sus obras, poco a poco, al subsuelo ya abierto. De esta forma, este año las ocupaciones de calzada que afectan directamente al tráfico son menores. En el interior de la ciudad sólo se dejan sentir en tres puntos: la futura estación de Pinar del Rey, donde se ocupa parte de la Gran Vía de Hortaleza y hay un desvío; la calle Santa Prisca, cortada en un tramo hasta Marqués de Corbera; y la ocupación de una isleta en la glorieta de Legazpi. No quiere ello decir que el resto de las vallas de obra de Metro hayan desaparecido. Todavía hay muchas. Por el ejemplo, continúan en Sanchinarro, donde existe un desvío en la calle Príncipe y se remodela una glorieta junto a la calle Niceto Alcalá Zamora. También las hay en Las Tablas, donde se modifica otra glorieta junto a Santo Domingo de la Calzada, o en Villaverde, con un desvío en la avenida de Andalucía. Los intercambiadores de transportes también aportan su grano de arena a la hora de colocar aparejos de obra en las calles. En la Plaza Elíptica hay afecciones que se mantendrán, hasta mitad de septiembre, en la Vía Lusitana, así como en unos 200 metros de la vía de servicio de la carretera de Toledo. En la Plaza de Castilla se ha ocupado la mediana de la avenida de Asturias y hay cortes de tráfico en la calle de San Aquilino. Se mantendrán, según la Comunidad, sólo durante la primera quince de septiembre. Las obras del intercambiador de Moncloa, que se está ampliando, provocaron cortes en Princesa, ya restablecidos, pero los mantiene en Isaac Peral, así como en la subida a esta calle desde Princesa. Se prevé que tengan un mes de duración. Las obras pequeñas, con un par de vallas o una zanja, se cuentan por doquier y evitarlas es cuestión de suerte Si estas son, en una rápida mirada, las obras más grandes que tendrán que intentar sortear los conductores en su regreso, las más pequeñas, aquellas de un par de vallas o una zanja, se cuentan por doquier y evitarlas será casi cuestión de suerte. Se reparten e incordian en una calle sí y otra también. Lo malo es que las molestias que provocan no suelen ir en consonancia con el tamaño y forman unos buenos atascos. Suelen afectar a un carril, pero terminan por ser un embudo que puede dejar fuera de combate a la calle afectada. La mayoría son desvíos de servicios, de luz, teléfono o agua, que levantan calzadas o aceras haciendo mucho más difícil la movilidad de conductores y peatones. Eso sí, su duración suele ser más corta, aunque su aparición sea más frecuente y más rápida. Obras pequeñas También habrá que tener paciencia en la glorieta de Manuel Becerra, en el entorno de Jacinto Benavente o en la plaza de Santo Domingo, entre otros puntos, donde las obras permanecen.