Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 DOMINGO 3 9 2006 ABC Madrid Urbanismo prevé que el derribo de los cuarteles de Campamento comenzará a principios de 2007 Las primeras viviendas del desarrollo no se construirán hasta 2010 que dirige Pilar Martínez ha tramitado y aprobado ya las licencias para demoler la mayoría de las instalaciones militares M. OLIVER S. MEDIALDEA MADRID. La demolición de los cuarteles de Campamento parece, por fin, tener fecha. A pesar de que el Ministerio de Defensa anunciara a bombo y platillo que las instalaciones militares que se levantan junto a la carretera de Extremadura serían historia ya en el pasado mes de agosto, lo cierto es que todavía no ha entrado ni una sola excavadora en la zona. Casi una veintena de cuarteles todavía se mantienen en pie, a pesar de que llevan ya varios años sin servicio. La Gerencia Municipal de Urbanismo ha tramitado y aprobado ya las licencias de demolición de dichas instalaciones. Los cálculos del departamento que dirige Pilar Martínez apuntan que el derribo de los primeros cuarteles comenzará a principios del próximo año. Si la operación, por lo tanto, comenzara en el mes de enero, la zona podría quedar desierta en seis o siete meses, por lo que en septiembre arrancarían las obras de urbanización. No sería, sin embargo, hasta el año 2010 cuando comenzaría la construcción de las primeras viviendas en el desarrollo. Defensa no ha sabido explicar hasta el momento cuáles han sido las causas de este retraso en el comienzo de las demoliciones. Hay que tener en cuenta que en la zona se levantarán 7.000 viviendas protegidas, además de otras 3.700 en régimen libre. La intención del Ministerio (así al menos lo anunció Bono antes de ser sustituido por Alonso) era que las primeras viviendas pudieran comenzar a construirse en 2008 o 2009. b La Gerencia Municipal beneficiarán a los futuros vecinos de Campamento, sino también a todos los que residen en sus alrededores El convenio suscrito entre las administraciones incluye la construcción de un túnel bajo la A- 5, entre la M- 40 y la carretera de Boadilla del Monte, con cuatro kilómetros de longitud, tres carriles por sentido y conexiones con el viario en superficie. También se ha proyectado una variante subterránea de la A- 5, desde la carretera de Boadilla hasta la M- 30, bajo la Cuña Verde de Latina, con una longitud de cuatro kilómetros y una sección de tres carriles por sentido. La nueva infraestructura incluye actuaciones para mejorar la integración urbana de la A- 5, la accesibilidad al nuevo barrio y las conexiones con otras vías como las avenidas de los Poblados y de la Aviación. Las instituciones prevén, además, intervenciones para potenciar la accesibilidad a través del transporte público. Por ello, se ha previsto la prolongación de la línea 10 de Metro, la implantación de nuevas líneas de autobuses dotadas de carril bus de uso exclusivo a lo largo de la A- 5, la mejora del servicio de Cercanías y la reserva de suelo para la construcción de un intercambiador de transportes. El coste de la operación, esencial- -según Gallardón- -para evitar el colapso circulatorio en la zona suroeste (131.788 vehículos diarios) y que se verá beneficiada por la remodelación de la M- 30 para mejorar su funcionalidad como vía distribuidora de tráfico asciende a 617 millones de euros. La inversión será financiada al 50 por ciento por el Ministerio de Defensa y el Ayuntamiento de la capital, con una aportación de 308,5 millones cada uno. Equipamientos sociales y deportivos El documento establece, por otro lado, la creación de equipamientos sociales, deportivos y educativos que contribuyan a garantizar la calidad de vida de los ciudadanos de la zona y prevé el mantenimiento y ampliación de determinadas instalaciones existentes como el Servicio Geográfico del Ejército, el Centro Militar de Veterinaria, el Centro Deportivo de la Dehesa, el Centro Deportivo San Jorge o el Colegio del Instituto Social de las Fuerzas Armadas. El principal beneficiario de este nuevo parón será el propio Ministerio de Defensa. ABC adelantó en marzo de 2005 que el departamento que ahora dirige José Antonio Alonso se embolsaría 359 millones de euros con la venta de dichos terrenos. La cantidad se ha quedado ya pequeña. Y es que cuanto más tarde en vender, más dinero ingresará. La fiebre del mercado inmobiliario Defensa anunció en el mes de febrero que todas las demoliciones estarían concluidas para el pasado agosto que todavía atenaza a la capital provoca que la revalorización de estos terrenos sea continua. Cada mes que pasa sin que el Ministerio saque a la venta los terrenos, más aumentan de valor apunta a ABC una fuente del sector. Tanto el Ayuntamiento como la Comunidad de Madrid están siguiendo muy de cerca dicha operación ya que en ella cuentan con importantes intereses. El Consistorio ha renunciado a sus aprovechamientos urbanísticos para construir 1.300 pisos protegidos más. El Ejecutivo regional, por su parte, tuvo que pagar 33,6 millones de euros a Defensa para levantar otras 2.000 viviendas sociales. Protección para las instalaciones militares con valor histórico El Ayuntamiento ha revisado el catálogo de las antiguas instalaciones militares que se encuentran dentro del ámbito de la operación Campamento. El objetivo ha sido adecuar los valores actuales de cada elemento sobre el contexto actual basándose en un criterio más amplio que el puramente histórico y ajustado tanto a los valores intrínsecos de cada edificio como al conjunto en el que se van a enmarcar. Para ello, la Junta de Gobierno ha aprobado inicialmente la modificación de la catalogación referida a los edificios, elementos urbanos singulares, jardines y arbolado singular de este ámbito. La propuesta municipal tiene el informe favorable de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid y de Control y Protección de Patrimonio del Ayuntamiento, y supone un nuevo impulso para dicho desarrollo urbanístico. De la información recogida se deduce que la mayor parte de las dependencias están constituidas por construcciones muy sencillas, de carácter eminentemente funcional y de calidad arquitectónica muy baja con algunas excepciones. Entre ellas se encuentra la Torre de Tiro de artillería del Polígono de Experiencias, una singular muestra de la arquitectura militar, calificada con el máximo nivel de protección. De los tres edificios que conforman el Cuartel Alfonso XIII, se mantiene la catalogación actual para el edificio central, reduciéndose el grado de protección para los otros dos, que pasan de Estructural a Volumétrico. Se incrementa el nivel de protección de la Torre de Tiro del Polígono de Experiencias y del Pabellón de Muñoz Grandes, que pasan de nivel 3 grado parcial, a nivel 1 grado singular y nivel 2 grado volumétrico, respectivamente. Finalmente se incluye en el catálogo con grado de protección ambiental el Picadero Cubierto. Por otro lado, se descatalogan cuatro edificios que carecen de valor arquitectónico, tanto interior como exteriormente: la Torre de mando del Polígono de Experiencias, la Capilla, Centro Técnico de Intendencia y el Almacén del cuartel Muñoz Grandes. Un proyecto vital Tanto el Ayuntamiento como la Comunidad de Madrid han subrayado en ocasiones la importancia que tiene para la ciudad dicho proyecto. Miles de ciudadanos, además, depositaron sus ilusiones en este nuevo proyecto cuando el propio presidente del Gobierno anunció la inminente puesta en marcha de la operación. El acuerdo, además, recoge una serie de infraestructuras que darán servicio a la zona y que buscará agilizar la movilidad. Dichas mejoras, como afirmó en su momento el alcalde, no sólo