Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional DOMINGO 3 9 2006 ABC EL CINE Y LA REALIDAD ños atrás un presidente de un país en guerra me decía: Yo duermo bien. Las pesadillas empiezan cuando me despierto Vivimos en tiempos en los que deberíamos ser muy conscientes de las terroríficas realidades que nos rodean. Ver películas como Hotel Rwanda (2004) o United 93 recién llagada a nuestras carteleras, debiera ser un acto de concienciación ciudadana obligatorio. La matanza que perpetraron los hutus sobre los tutsis en Ruanda en 1994 se produjo entre la indiferencia de la comunidad internacional. Exactamente igual que la campaña militar Anfal Deshechos de GueRAMÓN rra que ejecutó SaPÉREZ- MAURA dam Husein sobre los kurdos iraquíes en 1987- 88. El pasado 22 de agosto, dentro del segundo juicio que se sigue contra el depuesto dictador iraquí en su país, quedó indeleblemente demostrado qué tipo de armas de destrucción masiva poseía Sadam. Las víctimas, que con secuelas vitalicias sobrevivieron a las mismas, prestaron testimonio ante la indiferencia de la mayoría de los medios de comunicación internacionales. Si alguien sigue sosteniendo que el régimen iraquí no tuvo esas armas, ignora la evidencia. Cómo se deshizo de ellas Sadam y por qué no permitió que la comunidad internacional contrastara ese desarme es cuestión de la que sólo él es responsable. Pero Irak, como Ruanda en 1994, es un buen ejemplo de cómo los progresistas occidentales se llenan la boca criticando a los matones que gobiernan por el mundo, pero después no están dispuestos a hacer nada por poner freno a esos desmanes. Y ahora contemplan, arrobados, a un Sadam Husein que sigue repitiendo ante el tribunal que lo juzga que él es el legítimo presidente de Irak. Un nada disimulado mensaje a los restos del baazismo para que tengan la esperanza de volver al poder y que quien ayude al Gobierno democrático de Bagdad será considerado un traidor. En lo de las armas de destrucción masiva de Sadam hubo un episodio que esta semana ha tenido un desenlace esclarecedor. Joe Wilson, embajador norteamericano enfrentado con la Casa Blanca, acusó a Karl Rove- -mano derecha del presidente- -y a Scooter Libby- -jefe de Gabinete del vicepresidente- -de haber filtrado a la prensa que la mujer de Wilson era agente de la CIA como forma de condicionar sus opiniones. Esa filtración es un delito federal y durante más de dos años hemos leído páginas y páginas explicando la falta de respeto de los neoconservadores a la legalidad vigente. Ahora sabemos que la fuente de la filtración no fue un neocon sino el entonces vicesecretario de Estado Richard Armitage, integrante de la principal familia ideológica alternativa: los realistas de Colin Powell. Si ven United 93 entenderán muy bien por qué Estados Unidos tenía que actuar. El 11- S fue el disparo de salida de algo más importante que la lucha contra Al Qaida. A El Rey Mohamed VI, cumplimentado por altos mandos del Ejército y la Gendarmería el pasado mes de mayo LUIS DE VEGA Mohamed VI reestructura las fuerzas de Seguridad y el Ejército marroquíes La lucha contra el crimen terrorista apunta al islamismo rampante b Los cuerpos policiales serán reforzados, con atención a los recursos humanos, dotándolos de los medios necesarios para velar por la paz ciudadana ABC RABAT. Los aparatos de la Seguridad del Estado, en especial la Gendarmería, así como el Ejército y los distintos servicios de Inteligencia se hallan sometidos en Marruecos a un proceso de reestructuración a fondo. Es la consecuencia lógica de la información recabada durante los últimos tres años de lucha contra el terrorismo islamista, que han arrojado un dato inquietante: la expansión del islamismo entre la sociedad, tanto en el plano político como en el aspecto, más inquietante, del yihadismo radical y militante. El ministro de Interior, Chakib Benmussa, ha expuesto esta semana en una comparecencia pública los cuatro ejes sobre los que se articula la estrategia del Estado: Se trata de la reestructuración de los aparatos de seguridad que operan contra el crimen terrorista; de la elaboración de un arsenal jurídico idóneo; de intensificar la cooperación internacional, y de consolidar las medidas preventivas informa Ep. El primero y el cuarto de estos ejes de actuación son los que han propiciado el proceso de remodela- ción, tanto operativa como organizativa, de las Fuerzas Armadas y los cuerpos de Seguridad. En cuanto a éstos, el titular de Comunicación y portavoz del Gobierno, Nabil Benabdalá, ha subrayado que los servicios de seguridad serán reforzados, dotándolos de los medios necesarios para velar por la paz de los ciudadanos Se va a conceder toda la atención a los recursos humanos, conforme a una estrategia multidimensional Los servicios de Inteligencia Este anunciar sin desvelar encierra, según fuentes consultadas por ABC, una reorganización que ya está en marcha y que conlleva nuevos canales de comunicación y coordinación entre los distintos departamentos; la creación de unidades especializadas en contraterrorismo; la ampliación de los servicios de Inteligencia, tanto militares como policiales, y toda una cascada de destituciones y nombramientos entre los mandos. En cuanto a las Fuerzas Armadas, se ha aprobado recientemente el decreto que suprime el servicio Se elabora un nuevo arsenal jurídico idóneo para combatir la amenaza del islamismo militar obligatorio. No responde a una petición de la sociedad ni de las fuerzas políticas, sino a la necesidad de evitar la entrada a filas de elementos islamistas de forma incontrolada. La detección de cinco militares en la célula islamista desarticulada a principios de enero pone de relieve una realidad que obedece a la pura lógica estadística. Los analistas políticos estiman que, en unas elecciones libres, cerca de un 30 por ciento de los votantes optarían por los ilegalizados islamistas. Así, es de presumir que la misma proporción de jóvenes reclutas se incorpora a filas en cada reemplazo. El Ejército cuenta con cerca de 300.000 hombres. Recortado- -el Polisario ya no es una amenaza- -y profesionalizado, teniendo en cuenta los bajos salarios medios, el coste de su mantenimiento compensaría el beneficio a obtener estableciendo filtros de entrada a los reclutas. Las Fuerzas Armadas son un dominio reservado a la Corona. No hay ministro de Defensa desde los golpes de Estado contra Hassan II a comienzos de los setenta. En cuanto a la sociedad civil, los servicios de información policiales mantienen una estrecha vigilancia, desde hace casi veinte años, sobre la implantación de las tendencias islamistas. Sus funciones y sus competencias no dejan de aumentar desde los atentados de Casablanca, que costaron 45 muertos en 2003.