Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Nacional DOMINGO 3 9 2006 ABC Una niña de tres años recibe once puntos en la cara tras ser atacada por un bulldog b Detienen al dueño del perro por un presunto delito de lesiones por imprudencia, pese a que el animal pertenece a una raza no clasificada como potencialmente peligrosa ABC LAS PALMAS. Una niña de tres años sufrió el pasado martes varias heridas en la cara, que precisaron once puntos de sutura, al ser atacada por un perro de raza bulldog cuando estaba de visita junto a su madre en Las Palmas de Gran Canaria en casa de un vecino, que fue detenido por si hubiera incurrido en responsabilidad penal. El perro, de cuatro años, vacunado e identificado cumpliendo con la normativa, pertenece a una raza no clasificada como potencialmente peligrosa en el reglamento que afecta a la tenencia de ese tipo de animales, pese a lo cual, según anunció ayer mediante un comunicado la Comandancia de Guardia Civil de Las Palmas, causó a la niña diversas heridas en un descuido de su dueño y la madre de la menor. Ésta había ido de visita el pasado martes a casa de su vecino, situada en la calle Málaga de Las Palmas de Gran Canaria, junto a su hija, que, en un momento dado, en una dependencia de la vivienda y por causas que se desconocen, sufrió el ataque del perro El animal le produjo varias mordeduras en el rostro, lo que hizo preciso que fuera atendida, en un primer momento, en el Centro de Salud de San José, y, con posterioridad, derivada al Hospital Materno Infantil donde le practicaron hasta once puntos de sutura en ambas mejillas EFE Un amplio dispositivo no logra atajar en tres días el fuego en Lugo A. AYCART. Un solo incendio, que se extiende por los montes que rodean la localidad lucense de Quiroga, está poniendo en jaque a los servicios de extinción habilitados por la Xunta. Técnicos, agentes forestales, siete brigadas, tres motobombas, trec helicópteros y otros diez medios aéreos luchan desde el paso jueves contra un incendio forestal que tiene su mejor aliado en el calor, el viento, y la dificultad de acceso a los bosques quemados. Es el peor incendio registrado en Galicia en los últimos días, con más de 1.500 hectáreas arrasadas tras la tregua de dos semanas concedida por las lluvias. Mientras, ayer detenía la Guardia Civil a un hombre de 64 años acusado de provocar un incendio en La Baña (La Coruña) Son ya 47 los acusados de prender fuego a los montes gallegos. Detenidos tres hackers que atacaron las redes de varios medios de comunicación Captaban a menores para que buscaran agujeros en los sistemas de seguridad b Las acciones no tenían ánimo de Llevaba un tiempo nervioso La madre denunció los hechos ante la Guardia Civil, que procedió entonces a detener al dueño del perro, un hombre de 44 años identificado como J. R. G. S. acusado de un presunto delito de lesiones por imprudencia grave. El hombre, según fuentes próximas al caso, admitió que su perro llevaba un tiempo extrañamente arisco y nervioso, por lo que estaba siendo sometido a tratamiento veterinario, aunque dijo no prever que pudiera hacer algo así. Por ello, y debido a que no tenía antecedentes delictivos, fue puesto en libertad tras prestar declaración, si bien- -según subraya la nota- a expensas de comparecer ante la autoridad judicial cuando sea requerido por la supuesta responsabilidad en los hechos descritos El animal fue trasladado por la Guardia Civil hasta el albergue insular de Perros de Bañaderos, en Arucas. lucro; simplemente perseguían protagonismo en la red, firmando sus ataques con sus apodos o con el nombre del grupo, Unixcrew ABC MADRID. La Guardia Civil ha detenido en el curso de la operación Kronen desarrollada en Barcelona, Valencia y La Coruña, a tres jóvenes hackers especializados en detectar fallos de seguridad en los sistemas informáticos y que habían atacado los de varios medios de comunicación, como Telemadrid o la Cope. Según informó el instituto armado, otras dos personas, entre ellas un menor de 16 años, han sido imputadas a raíz de las investigaciones, que comenzaron el pasado mes de enero, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de que una empresa de servicios informáticos había sido atacada. Después de comprobar la intrusión, esclarecer la forma en la que se ha producido y localizar los rastros informáticos de la misma, los agentes llegaron a un grupo de hackers que se comunicaban entre sí en internet utilizando nicks (apodos) El líder del grupo ha sido identificado como C. N. de 18 años, detenido en Barcelona al igual que A. F. O. de la misma edad, mientras que el tercer arresto, el de C. S. G. de 21, se produjo en Valencia. Además, se ha imputado al menor antes citado, residente en La Coruña, y a otro joven de 20 años en Barcelona. También se han realizado varios registros domiciliarios y se han intervenido númerosos equipos informáticos que están siendo analizados. Las investigaciones han permitido determinar que el grupo actuaba desde hace más de dos años captando a jóvenes autodidactas, algunos de apenas 16 años, aunque con grandes conocimientos de informática. Para no ser detectados, establecieron unas normas que garantizaban su anonimato, utilizaban canales de comunicación cifrados y formateaban sus ordenadores periódicamente. Además, siempre se identificaban a través de sus apodos y tenían la orden de avisarse inmediatamente entre ellos en caso de que alguno fuera detenido. Avalados por un veterano Para integrarse en el grupo debían ser avalados por un miembro veterano y demostrar sus conocimientos informáticos, del mismo modo que la permanencia en el mismo dependía de mostrarse activo y aportar nuevas acciones para no ser expulsado. Cuando alguno de los hackers descubría un agujero de seguridad por el que entrar y atacar sistemas informáticos ajenos, lo compartía en el canal de comunicación del grupo y sus miembros coordinaban el ataque. Las acciones realizadas, según la Guardia Civil, no tenían ánimo de lucro, sino que simplemente buscaban protagonismo en la red, firmando sus ataques con sus apodos o con el nombre del grupo, Unixcrew Para no ser detectados, establecieron normas que garantizaran su anonimato a través de canales cifrados