Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 SÁBADO 2 9 2006 ABC Deportes España no falta a su cita histórica Batalla campal para eliminar a una Argentina viva hasta el último segundo y grave lesión de Gasol DOMINGO PÉREZ, ENVIADO ESPECIAL SAITAMA. Ya está. España es finalista. No falló a su cita con la historia. Por primera vez luchará por conquistar un título mundial. Como mal menor se colgará la medalla de plata. Pero antes tuvo que ganar a Argentina. Misión complicada, casi épica. Una Argentina aguerrida, dura, ruda, violenta, que cortó todas las salidas españolas, que no dejó que se galopara ni medio metro. Cada posesión era una ensalada de trompazos, codazos y empujones. Los argentinos pusieron el listón muy alto. Desde el primer segundo marcaron que este duelo sería cosa de hombres, que no había espacio para niños ni timoratos y que el que no quisiera batirse el cobre podía ir pidiendo un hueco en el banquillo. Hubo un momento en el que se pensó que España, de tanto gustarse en lo que va de torneo, iba a sucumbir de éxito. No se puede salir contra Argentina a ver qué pasa, porque lo que ocurre es que te parten la cara. Antes de alcanzar el cuarto minuto de partido ya ganaba por 11 (2- 13) No entraban los tiros. No se atrapaba un rebote. No se podía correr y, encima, los estaban breando. Se cerró el primer cuarto con una experiencia traumática: 1 de 6 en tiros de dos, 2 de 6 en triples y siete rebotes por 14 de los argentinos, que llevaban 4 de 10 tanto en sus lanzamientos dobles como en los de tres. La España infalible, artista y hermosa había desaparecido ESPAÑA 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 1 C 15 2 C 25 Min 31 17 3 27 22 10 31 15 4 0 5 36 201 2 pts 7 10 2 3 1 1 1 3 1 2 0 0 1 3 2 3 0 0 0 0 0 0 1 5 16 30 3 C 20 3 pts 0 0 0 4 0 0 0 4 0 1 0 0 0 0 3 3 0 1 0 0 0 0 3 7 6 20 4 C 15 TL 5 8 0 0 0 0 2 2 5 8 2 2 2 2 1 2 0 0 0 0 0 0 8 9 25 33 Total 75 Reb 11 3 0 4 1 2 9 2 0 0 0 4 36 As 2 2 0 5 0 0 0 2 0 0 0 0 11 FP 4 1 0 1 3 3 2 2 2 0 1 3 22 Per 3 1 0 3 2 0 5 2 0 0 0 2 18 Rob 0 1 0 1 2 0 1 0 0 0 0 1 6 Tap 3 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 3 Pts 19 4 2 4 7 2 4 14 0 0 0 19 75 Jugador P. Gasol R. Fernández C. Cabezas J. Navarro J. Calderón F. Reyes C. Jiménez S. Rodríguez B. Rodríguez M. Gasol A. Mumbrú J. Garbajosa TOTALES Garbajosa sostuvieron los intereses españoles. El de Memphis, pegándose- -sobre todo recibiendo- once faltas sacó a sus defensores y hubieran podido ser 50; once rebotes cazados al vuelo y se hubiera llevado 40 sin los dos hombres que siempre tenía subidos encima; 19, puntos anotados y serían 30 con árbitros menos tímidos. Colosos en defensa Pero todos juntos, hasta los que no tenían su día en ataque, se fajaron como colosos en defensa. Fueron titanes. Loable esfuerzo. Saber ganar incluso sin poder imponer tu estilo. Desde el sufrimiento, muy lejos de lo que es su filosofía. Consiguieron una renta que parecía definitiva. En el minuto 15 se puso España por delante por primera vez en el marcador (32- 30) y supo defender esa posición. Con uñas y dientes se construyó un colchoncito de cincoseis puntos (50- 44, m. 25) que denería haber sido decisivo. En el cuarto definitivo llegaron a estar con nueve de renta (65- 56, m. 32) la máxima conseguida. De nuevo con Rudy y Sergio en cancha. Con el canario llevando el equipo con inteligencia. Parecía todo resuelto. Pero un argentino jamás se da por vencido y menos todavía Nocioni. Entre e acierto de éste y la desafortunada lesión de Gasol volvieron a apretar el tanteo. Hasta el punto de que el resultado se decidió en la última posesión. Pero esta vez el rebote de la suerte fue a caer en manos de España (Rudy) Hubiera podido ganar cualquiera. Vaya esta victoria por todas las que la fortuna le robó antes al equipo nacional. ARGENTINA 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 1 C 21 33 28 34 28 8 0 12 6 0 32 0 19 200 2 C 17 3 6 2 12 2 3 1 3 0 1 0 0 0 2 0 0 0 0 2 5 0 0 1 2 11 34 3 C 18 0 1 4 9 3 4 0 0 2 3 0 0 1 4 0 2 0 0 2 7 0 0 1 3 13 33 4 C 18 8 4 3 8 1 0 3 1 0 3 0 4 35 Total 74 2 4 1 1 0 0 1 1 0 1 0 0 11 3 4 4 4 1 0 5 2 0 4 0 2 29 1 2 2 3 1 0 0 2 0 2 0 0 13 0 3 0 1 0 0 0 2 0 0 0 0 6 1 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 8 21 13 2 6 0 3 0 0 15 0 6 74 L. Scola E. Ginobili J. Sánchez F. Oberto W. Herrmann G. Fernández C. Delfino P. Prigioni L. Gutiérrez A. Nocioni D. Farabello R. Wolkowisky TOTALES 2 3 5 6 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 5 6 0 0 1 4 13 19 El revulsivo isleño La mejor noticia era que, pese a jugar fatal, el choque no se había roto (15- 21, m. 10) Ante la mala noche de Calderón y Navarro- -el barcelonista anotó su primer y único tiro en el minuto 38- -tuvo Pepu que recurrir a sus dos hombres más escurridizos, también los más pipiolos. Pero no se notó su bisoñez. La conexión isleña, el tinerfeño Sergio Rodríguez y el ibicenco Rudy Fernández, fue el revulsivo. Un alley- hoop no entró por los pelos, pero por su descaro desconcertó a la albiceleste. ¿A quién se le ocurre ponerse a dibujar Picassos en un partido de picapedreros? debieron pensar. Pues a esta pareja de jugones. Así, al fin, llegaron algunas carreras y, sobre todo, dos triples del canario que permitieron solucionar el desastre inicial: 23- 24 (m. 12) Le faltó una pizca de valor a Pepu Hernández para insistir más con este dúo mágico. Enseguida devolvió la batuta a Calderón y Navarro. Error. Con ellos en pista, los argentinos volvían a llevar el choque a su terreno, a la guerra, al cuerpo a cuerpo. A las tanganas, a las protestas airadas, a extremar la tensión del choque, un hábitat en el que se mueven con comodidad. En esta lucha sin cuartel, Gasol y Min: minutos jugados Reb: rebotes As: asistencias FP: faltas personales Per: pérdidas Rob: robos de balón Tap: tapones TL: tiros libres Cinco inicial Infografía ABC Gasol tenía un sueño: jugar la final de un Mundial con España. Pero no hubiera imaginado que el día que se cumplía su anhelo se convertiría en el más triste. Se lesionó y su concurso vital para España está en el aire. Memphis, además, pondrá todo tipo de pegas Lágrimas, gritos y golpes de rabia D. PÉREZ SAITAMA. España se había refugiado en Gasol. Era la referencia, un seguro de vida. El partido iba controlado. A 1: 36 para el final (71- 67) la bola era suya. Pese a los empellones de Oberto fabricó un reverso para burlar el marcaje y recibió la undécima falta. Desequilibrado, pisó mal y se hizo daño en el lateral del pie izquierdo. Grito y gesto de dolor. Empezó a cojear. Aún tuvo arrestos para ir a la línea de tiros libres y anotar los dos (73- 67) antes de irse al banco. Sentado, cabizbajo, con la cara oculta bajo la toalla y con hielo en el pie, vivió el intenso final del choque. En su cere- bro, un cóctel extraño. La sensación de que al fin llegaba la culminación a tanto esfuerzo. Y él, protagonista de las del equipo, sospechaba que no iba a estar en el gran momento que la historia les había reservado. Cuando se acabó el partido no pudo resistir más. Rompió a llorar. Su hermano Marc y Garbajosa lo tomaron en brazos. En volandas cruzaron la pista mientras que las lágrimas crecían en sus ojos y se desbordaban. Le metieron en el túnel de vestuarios. En cuanto quedaron ocultos por las pancartas de publicidad, se oyó un grito de desesperación. Y un fuerte golpe. Era el puñetazo que Pau daba a una puerta. Un gesto desesperado para buscar alivio en el momento más triste de su carrera. Le colocaron en una silla de ruedas y desapareció. Hoy se le someterá a examen para determinar la lesión. Parece que es una rotura del quinto metatarsiano, fruto del estrés mecánico y lesión frecuente. Debería ser operado, pero, según los médicos consultados por ABC, podría jugar la final con una férula y anestesia local. Pero la opinión de Memphis, el patrón, puede ser determinante, incluso contra el criterio del jugador.