Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional FRÁGIL ALTO EL FUEGO EN ORIENTE PRÓXIMO SÁBADO 2 9 2006 ABC Londres apuesta por la vuelta a la Hoja de Ruta H. M. JERUSALÉN. Fuentes diplomáticas israelíes informaron ayer que el principal consejero para Oriente Próximo del primer ministro británico, Tony Blair, instó a Israel a reanudar inmediatamente las negociaciones con los palestinos durante una visita que Michael Levy efectuó recientemente a este país. Las fuentes indicaron que Levy se entrevistó con las máximas autoridades israelíes, incluidos el primer ministro Olmert, la titular de Exteriores Tzipi Livni, y el de Defensa, Amir Peretz, y a todos insistió en que la reanudación de los contactos con los palestinos es una cuestión urgente. Inmediatamente después de la guerra del Líbano es necesario volver al sendero político y particularmente a la Hoja de Ruta y renovar el proceso de paz con los palestinos dijo Levy a Olmert sin mayores rodeos en referencia al presidente de la ANP, Mahmud Abbas, y no en referencia al gobierno de Hamás, según las fuentes israelíes. La semana que viene se espera la llegada a Israel del propio Blair, quien abundará en las mismas cuestiones que abordó Levy con sus interlocutores. El Reino Unido es, tras EE. UU. el principal aliado de Israel, por lo que Blair espera que sus ideas sean bien recibidas. REUTERS Siria se compromete a bloquear el tráfico de armas para Hizbolá TEHERÁN. El presidente sirio, Bashar al- Assad, prometió ayer a Kofi Annan (en la imagen) que cooperará con la ONU para la aplicación de la resolución 1.701 del Consejo de Seguridad e intensificará el control de la frontera con el Líbano para impedir el tráfico de armas. Asimismo, el responsable de Naciones Unidas remarcó que el mandatario sirio le aseguró que tomaría las medidas necesarias para estrechar las relaciones con las Fuerzas de Seguridad libanesas. En cuanto al despliegue de tropas extranjeras a lo largo de la frontera sirio- libanesa, como pedía Israel, Annan comentó que AlAssad había mostrado sus serias objeciones a esta posibilidad. Israel abre negociaciones con Hizbolá para el canje de sus soldados capturados Ehud Olmert insiste en que sólo tratará con el Gobierno libanés b El Estado hebreo ha requerido de Alemania su mediación en este asunto, como ya hicieron en 2004 cuando negociaron con la milicia chií el intercambio de prisioneros HUGO MEDINA. SERVICIO ESPECIAL JERUSALÉN. Toda la cautela extrema que muestran las partes implicadas apenas puede ocultar que las negociaciones entre Israel e Hizbolá para el canje de prisioneros ya se han iniciado y, aunque todavía es pronto para saber cuánto durarán, existen indicios sobre el interés de Israel por resolver cuanto antes este asunto desagradable. Un factor que seguramente ha incidido en la actitud del primer ministro, Ehud Olmert, es el vídeo que estos días se va a difundir sobre el copiloto israelí Ron Arad 20 años después de su desaparición en el Líbano, un vídeo que repercute amargamente en el inconsciente colectivo de la población judía. No queremos esperar otros 20 años para tener un vídeo de nuestros soldados han dicho los familiares de los tres militares que están en poder de las milicias libanesas y palestinas. Y parece que esta vez las autoridades han decidido devolver a los soldados a sus familias tan pronto como sea posible para que no se repita el caso de Arad. Olmert no sólo quiere canjear a los dos soldados en poder de Hizbolá, sino que también desea acabar cuanto antes con el caso de Guilad Shalit, el soldado que tres milicias palestinas capturaron en una base militar cercana a la Franja de Gaza el 25 de junio. Israel ni siquiera se molestó ayer en desmentir una información publicada en un diario saudí que revela que una delegación hebrea se encuentra estos días en El Cairo negociando con las milicias de Gaza, a través de mediadores egipcios, el intercambio de Shalit por un millar de prisioneros palestinos. Mediación alemana En lo tocante a Hizbolá, el jefe del servicio extranjero del espionaje alemán, Ernst Uhrlau, llegó a Beirut el jueves, coincidiendo con las especulaciones que rodean su posible mediación en un canje de prisioneros. El miércoles, la ministra de Exteriores israelí, Tzipi Livni, confirmó que su país había requerido de Alemania la mediación en este asunto. Uhrlau fue quien en 2004 intervino entre las dos partes para lograr un importante intercambio de prisioneros. Livni instó a Alemania a trabajar por la liberación de los soldados secuestrados y valoró positivamente el hecho de que los alemanes ya jugaron un papel importante en el pasado en negociaciones con Hizbolá El viceministro de Exteriores alemán, Gernot Erler, ratificó que Ernst Uhrlau se encuentra en la capital libanesa, aunque añadió que no podía confirmar que hasta ahora haya habido negociaciones concretas. Lo que se sabe es que el Estado israelí desea y espera de nosotros que hagamos lo que podamos, y que nosotros estamos contentos de hacerlo explicó Erler. Israel ha expresado un gran interés en que las negociaciones que lleva a cabo Alemania tengan como interlocutor al Gobierno de Beirut y no a la organización chií, aunque se sabe que Hizbolá cuenta con dos ministros en el Gabinete de Fuad Siniora. Fuentes políticas israelíes indica- ron ayer que su país está dispuesto a negociar un canje de prisioneros si los dos soldados son cedidos al Gobierno libanés e insistieron en que en ningún momento habrá negociaciones con el grupo de Nasralah. Abocados a entenderse Pero el Ejecutivo de Olmert sabe que con quien estará negociando es con la formación chií y que será ésta la que establezca las condiciones en las que se producirá el intercambio, tras unas negociaciones indirectas con los alemanes, y no con Israel, condición que puso Hizbolá cuando capturó a los dos soldados el pasado 12 de julio. En medios políticos israelíes se reconoció que se ha decidido mantener el bloqueo aéreo y marítimo al Líbano, fundamentalmente como una herramienta de presión sobre el Gobierno libanés, que a su vez debería influir sobre la milicia chií. Oficialmente, los israelíes sostienen que con el bloqueo desean conseguir varios objetivos que no pudieron obtener en la redacción de la resolución 1.701, pero lo cierto es que el bloqueo tiene por función aligerar las pretensiones de Hizbolá en las negociaciones, unas pretensiones que no se conocen con exactitud al margen de su exigencia básica de que todos los prisioneros libaneses que hay en Israel sean liberados. El Ejecutivo de Olmert sabe que quien establecerá las condiciones será el grupo de Nasralah Israel ha decidido mantener el bloqueo aéreo y marítimo sobre el Líbano como herramienta de presión