Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional SÁBADO 2 9 2006 ABC A LA ALTURA DE LA SELECCIÓN l deporte siempre ha sido un material formidable para el manoseo político. La épica y la plástica que se dan cita en este mundo a pesar de los ocasionales escándalos del dopaje son un material demasiado goloso para los populistas de todo signo político. Todos nos hacemos en buena medida copartícipes de la gloria de nuestros atletas, nos apropiamos de ella aunque no hayamos compartido sus esfuerzos, sus padecimientos o sus lesiones, pero los políticos, además, se pirran por la foto. No hay estampa más gratificante que el abrazo con un deportista de éxito en el momento de la victoria; no existe mayor satisfacción que CARMEN protagonizar esos escaMARTÍNEZ sos momentos de entuCASTRO siasmo colectivo. Zapatero venía de asistir con casi todo su gobierno al estreno de Alatriste ¿quién promociona a quién? ¿Viggo a ZP o ZP a Viggo? -y se ha encontrado con este regalo de inicio de curso político: España en la final del Mundial de Baloncesto. En pleno fervorín deportivo la vicepresidenta Fernández de la Vega se lanzó ayer a decir que el Gobierno espera estar a la altura de la selección La frase resulta particularmente desafortunada habida cuenta del deporte que nos ocupa; los dos metros que superan Gasol, Garbajosa o Reyes son demasiada altura para resistir la comparación con un gabinete que aloja a portentos como Caldera, Narbona, Moratinos o Trujillo; incluso el 1,90 de Sergio Rodríguez es una marca fuera del alcance de la propia vicepresidenta a pesar de haberse convertido en el Marco Polo de este gobierno; de Maputo al Vaticano, pasando por Bruselas o Rabat. Ella pone interés pero obtiene pocos resultados. Las palabras de Fernández de la Vega son en el fondo del razonamiento una confesión de culpa. El gobierno no está a la altura ni de la selección de baloncesto, ni del resto de la sociedad española que se comporta cada día con mucha más eficacia y solvencia que sus ministros. Los jugadores de la selección española de Baloncesto han hecho muy bien su trabajo, como miles de españoles cada día; el Gobierno, por el contrario, hace muy mal el suyo y no muestra propósito de enmienda como prueba el nombramiento de Joan Clos. Están en juego millones de euros, los ahorros de miles de accionistas, el diseño energético nacional, nuestra suficiencia tecnológica, la presencia industrial española en el mundo pero nada de eso ha pesado en el nombramiento. Han sido razones de estricto carácter político y partidario: el juego de traiciones y ajustes de cuentas entre Zapatero, Montilla y Maragall es lo que va a decidir el futuro del panorama energético nacional. Probablemente Pau Gasol- -por cuyo tobillo rezamos toda España- -también brillaría a más altura de Montilla o Clos al frente del Ministerio de Industria. E Ibarretxe, que dialoga con Madrazo, presidió en San Sebastián el Consejo de Gobierno que abre el nuevo curso TELEPRESS Un sector de EA pide que su asamblea revoque la decisión de romper con el PNV Errazti busca un ardid para conservar el pacto con el partido de Imaz b Los estatutos internos, sin embargo, no contemplan que la asamblea desautorice en la práctica un acuerdo de su ejecutiva soberana VÍCTOR ORTEGA BILBAO. La decisión de EA de concurrir en solitario a las elecciones municipales y forales del año que viene ha levantado una polvareda en el seno de la formación dirigida por Begoña Errazti. Los sectores favorables y los contrarios a la coalición con el PNV discrepan ahora sobre la posibilidad de que la asamblea nacional revoque una decisión tomada por la ejecutiva del partido, algo sin precedentes en EA. Errazti ha anunciado su intención de convocar a esta asamblea en las próximas semanas, probablemente el 8 de septiembre, para conocer las reflexiones que tengan a bien realizar sus miembros. La duda está en si la presidenta pretende que este foro, compuesto por 75 personas con derecho a voto y en el que no están los miembros de la ejecutiva, se reúna de manera informativa o por el contrario, lo haga con carácter resolutivo y con capacidad de echar atrás la decisión de no reeditar la coalición con el PNV. En principio, los estatutos del EA no contemplan esta opción. La ejecutiva nacional, en la que están presentes sus principales dirigentes, es el máximo órgano del partido y es soberano en este tipo de cuestiones. De haberse mostrado a favor de la coalición con el PNV, sí que se hubiese tenido que lograr el refrendo de la asamblea nacional. Es lo que ocurre, por ejemplo, en el caso de la coalición Nafarroa Bai (Bai) mediante la que EA, PNV, Aralar y Batzarre concurrirán a las elecciones del Parlamento navarro. La Ejecutiva de EA en Navarra ha apoyado esta iniciativa y ahora se necesita el refrendo de dos terceras partes de la asamblea. Fuentes del partido sostienen, sin embargo, que Errazti, favorable a mantener la alianza con el PNV, puede buscar un resquicio normativo para someter a votación este asunto, para lo que contaría con el apoyo del consejero Joseba Azkarraga y de Javier Caño, uno de los fundadores del partido. De lograrlo, ésta sería la primera vez, o al menos la más destacada, en que la asamblea de EA revoca una decisión tomada por la ejecutiva. El asunto no es baladí y tiene dividido al conjunto de la dirección. Detrás de esta disputa en EA está la toma de posiciones de cara al futuro mapa político vasco, una vez que se materialice la previsible legalización de Batasuna. Si esto ocurriera, no habría espacio para más partidos nacionalistas entre el PNV y la izquierda abertzale. Recurren de nuevo la decisión sobre la marcha de Bilbao al ser un precedente para Batasuna N. V. MADRID. La asociación Dignidad y Justicia, que ejerce la acusación popular en la causa de Batasuna y que se instruye en la Audiencia Nacional, ha vuelto a recurrir, esta vez en apelación, la decisión del magistrado Santiago Pedraz de autorizar la manifestación a favor de la autodeterminación del País Vasco, que tuvo lugar el pasado 25 de agosto en Bilbao. Esta asociación considera que las resoluciones de Pedraz (tanto la que inicialmente autorizó la marcha al no ver conexión entre los convocantes y Batasuna, como la posterior, en la que el magistrado ratificó su decisión) suponen sentar un precedente que permite la continuidad de la actividad de la organización ilegalizada y suspendida en sus actividades Dignidad y Justicia mantiene que Pedraz, quien resolvió en base a un informe policial que desvinculaba a los convocantes de Batasuna, no tuvo en cuenta hechos notorios y públicos como la aparición de carteles con el anagrama batasuno.