Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 2 9 2006 11 Tres inmigrantes muertos entre los casi quinientos que ayer alcanzaron las costas de Canarias Duran Lleida augura una desbandada de cargos socialistas en Cataluña tras la salida de Maragall El sur del Líbano se perfila como el escenario principal de la actuación de los 1.100 soldados españoles. Se trata de una zona montañosa, poblada de bombas y con una fuerte presencia de los fundamentalistas islámicos Un operativo secreto en el bastión de Hizbolá TEXTO: JESÚS BASTANTE. ENVIADO ESPECIAL BEIRUT. La zona donde estarán destinados los españoles es un lugar peligroso, un bastión de Hizbolá en el sur del Líbano Así definía a ABC la zona en la que previsiblemente desarrollará su trabajo el contingente español, que será destinado a este país para colaborar en la misión de paz bajo mandato de Naciones Unidas, un destacado miembro del Ejecutivo libanés, quien mostró la gran alegría porque nuestro país haya decidido intervenir en la fuerza de paz de la ONU. El contingente, como ayer se supo, estará conformado por 1.100 militares, cuyo despliegue está previsto en dos fases. Avanzadilla militar Como avanzadilla, esta semana han viajado al Líbano 24 militares de nuestro país, quienes han mantenido varias rondas de contactos con autoridades civiles y militares de ambos bandos, así como con el Estado Mayor de la Finul. En dichos encuentros ha tenido especial protagonismo el teniente coronel de Infantería de Marina Javier Hertfelder de Aldecoa, miembro del organismo de Naciones Unidas y que permanecerá en El Líbano al menos hasta finales de septiembre. Este primer contingente volverá hoy a nuestro país para informar de inmediato al ministro de Defensa, José Antonio Alonso, de las condiciones de trabajo con las que se encontrará el batallón español. El ministro concretará el próximo día 7 los puntos clave de la misión y su localización, una vez conocido el informe de campo realizado por estos expertos. Aunque oficialmente no se ha concretado el ámbito geográfico en el que España desarrollará su misión de paz- -sigue siendo el secreto mejor guardado junto con la misión específica- fuentes libanesas aseguraron ayer a este diario que la misma tendrá lugar en la zona sur del país, concretamente al paso del río Litani, actualmente ocupada por Israel. Se trata de un terreno montañoso y que sufrió intensos bombardeos por parte de Ejercito israelí durante los últimos días de la contienda, que provocaron varios centenares de muertos. La zona que se perfila como base de operaciones para nuestros soldados- -aún con todas las cautelas- -está salpicada de pequeñas poblaciones, así como de algunas ciudades de cierta importancia, como Nabapieh, con- REUTERS apoyo casi unánime y amplísimo de la comunidad internacional y con la implicación de la UE Las críticas del PP no se sostienen- -dijo- Nunca se habían decidido como hasta ahora las misiones internacionales Escuela destrozada por los ataques israelíes en el sur del Líbano siderada uno de los baluartes de Hizbolá en el sur, junto a Bintjupek (que en principio no formará parte del área de influencia capitaneada por España) La práctica totalidad de sus habitantes son chiitas, mientras que la minoría cristiana reduce su presencia a siete u ocho pueblos del exterior. AP El Gobierno, tranquilo en el Congreso Lo que menos parece preocupar al Gobierno es una desautorización del Congreso, escenario que José Luis Rodríguez Zapatero no maneja porque dispone, según presume, de un nivel de consenso muy alto CiU ya adelantó su voto favorable; el PNV, pese a estar sorprendido por el número tan alto de militares que se enviarán, también votará sí e IU, por ejemplo, también ha comprometido su apoyo al Ejecutivo. Para el envío de 1.100 soldados, el Gobierno admitió que tendrá que hacer pequeños ajustes con el fin de cumplir su compromiso de no mandar más de 3.000 españoles en total a misiones en el extranjero. Hasta ahora, hay 2.003 militares, según recordó De la Vega, distribuidos en distintas misiones en Kosovo, Bosnia, Afganistán, Congo y Países Bálticos. Por tanto, el Gobierno podría enviar como máximo 1.000- -y no 1.100- -al Líbano. No obstante, el Ejecutivo ya ha previsto restar, si es necesario, un centenar de efectivos al contingente desplegado en los Balcanes, aunque IU pidió ayer que esa cifra se detraiga de la fuerza destinada en Afganistán. Hizbolá no será un problema Entre las principales dificultades de la operación, se encuentra la existencia de muchas bombas de racimo sin explotar, cuya destrucción correspondería a nuestros soldados. Sin duda, será la parte más dura de la misión, al menos al principio destacaron fuentes solventes. Entre las primeras acciones que se prevé realicen nuestros Uno de los objetivos de nuestros soldados será destruir muchas de las bombas de racimo, aún sin estallar soldados se encuentra, además de la separación física entre el Ejército israelí y las milicias de Hizbolá hasta que el Ejército libanés tome posesión de su territorio, la reconstrucción de los servicios básicos en la zona, destruidos totalmente durante la guerra. Entre ellos, destaca la restitución del agua y la electricidad. Fuentes libanesas indicaron que ya ha habido contactos con Hizbolá para allanar el camino a los españoles asegurando que el grupo terrorista no será un problema para el contingente español. El pueblo libanés, y también Hizbolá, quiere mucho a España, entre otras cosas porque no defiende a capa y espada a Israel y por su decisión de sacar las tropas de Irak aseguró ayer un anciano, líder de una de las pequeñas poblaciones del sur del Líbano, que quedarán bajo control español en las próximas fechas. Otros líderes locales coinciden en la apreciación y restan, de paso, peligros nada imaginarios a la próxima misión de los soldados.