Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 SÁBADO 2 9 2006 ABC Nacional El Gobierno enviará hasta 1.100 soldados al Líbano, pero no revela la zona ni la misión España acudirá primero como refuerzo y, desde noviembre, liderará una brigada multinacional b Se mantiene en 3.000 el límite máximo de soldados en el exterior; ahora hay 2.000, por lo que para enviar otros 1.100 restará 100 a la misión de los Balcanes MANUEL MARÍN MADRID. El Gobierno acordó ayer pedir la autorización del Parlamento para enviar al Líbano un máximo de 1.100 militares españoles que se integren en la Fuerza provisional de interposición de Naciones Unidas (Finul) El Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero se ha asegurado el apoyo parlamentario imprescindible para avalar el envío de tropas al extranjero, independientemente del sentido del voto que al final emita el PP el próximo jueves en el Pleno de la Cámara Baja. En principio, la disposición del PP es favorable a ese envío, aunque su posición aún no es definitiva. Aunque sí ofreció la cifra de militares, lo que no aclaró ayer la vicepresidenta primera del Gobierno, Teresa Fernández de la Vega, fue ni la zona concreta del Líbano en la que tendrán que cumplir su misión las tropas españolas (si será o no junto a la frontera con Siria) ni el contingente específico que acudirá en cada una de las dos fases de desarrollo de la operación. Tampoco determinó los trabajos que asumirán las tropas. De la Vega se limitó a asegurar que la cifra de hasta 1.100 militares es el límite fijado por el Gobierno y se remitió a las explicaciones que el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, ofrecerá al Congreso el día 7. El del Líbano no será el contingente militar más amplio desplegado por España en el exterior, pero sí uno de los más nutridos. En junio de 1999, la OTAN desplegó la Fuerza de Protección de Kosovo y en ella España participó con más de 1.200 efectivos. Actualmente, permanecen en la zona 830. Los hasta 1.100 militares españoles se desplazarán al Líbano en dos fases. La primera, como refuerzo inmediato viajará en próximas fechas y permanecerá en ese país hasta el 1 de noviembre. Defensa ultima los preparativos de esta misión y, de hecho, ya ha enviado a un comisión de reconocimiento con una veintena de militares para trabajar sobre el terreno con el actual mando de Finul. El Gobierno no detalló el número exacto de militares en esta primera fase, pero se tratará de una fuerza de Infantería de Marina, de entidad batallón inicialmente calculada en unos 500 efectivos. El origen de estos marines es la Brigada de Infantería con sede en San Fernando (Cádiz) Les acompañarán unidades de ingenieros de Tierra y expertos en construcción de campamentos y en desactivación de explosivos. Distinto al envío de tropas a Irak En la segunda fase, a partir del 1 de noviembre, una Brigada multinacional liderada por España relevará a la fuerza de Infantería de Marina. España tendrá el mando de la operación y desplegará otras unidades de apoyo al mismo: una unidad de comunicaciones y sistemas de información, un batallón mecanizado y otros elementos de apoyo nacional no especificados. Esta misión corresponderá a la Legión. A la espera de que el Gobierno aclare en el Congreso todos los detalles de Momento de la llegada al Líbano de la avanzadilla del contingente español la misión española, De la Vega sí quiso replicar a las críticas que ha dirigido el Partido Popular al Gobierno por haber hecho bandera, durante sus años de oposición, del no a la guerra y ser ahora el Ejecutivo que, durante su breve gestión, más soldados ha enviado a misiones en el exterior. La portavoz del Gobierno insinuó que hay muchas diferencias entre el envío de tropas ordenado por José María Aznar a Irak y el acordado ahora por el Gobierno, independientemente de los riesgos que conlleve hoy una misión en el Líbano. De la Vega adujo que nosotros adoptamos el procedimiento que nos impusimos por ley, que exige la autorización del Congreso y añadió que las circunstancias actuales avalan la decisión del Ejecutivo porque se trata de una operación de paz en un país destrozado que cuenta también con el El Ejecutivo replica al PP que sus críticas no se sostienen. Nunca se habían decidido como hasta ahora las misiones internacionales El Jemad ultima los detalles del despliegue con los países que trabajarán junto a España ABC MADRID. Responsables militares de Bélgica, Portugal, Polonia, Finlandia e Irlanda pusieron ayer a disposición de España un número de efectivos y material suficiente, que permitirá conformar la Brigada multinacional que encabezarán militares españoles en Líbano, integrada por más de 2.000 efectivos. Así lo pusieron de manifiesto fuentes militares tras la reunión celebrada ayer en la sede del EMAD entre los altos mandos militares de los Estados Mayores de España y de esos cinco países europeos, según informa Efe. En dicho encuentro, el primero de estas características convocado por el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad) general Félix Sanz Roldán, estos cinco países han mostrado su buena disposición para la creación de esa fuerza internacional. A la reunión, presidida por el general José María García Sieiro (EMAD) estaban convocados en un principio Portugal, Polonia, Bélgica y Finlandia. A última hora se sumó Irlanda. La Brigada española, una de las dos que desplegará la ONU en suelo libanés, contará con un mínimo de 2.000 efectivos, sumando los soldados aportados por España (un batallón de la Brigada de la Legión) y por los otros cinco países comunitarios. Además del contingente que aportará España, Bélgica ha ofrecido unos 400 militares, Polonia y Finlandia unos 250 cada uno y Portugal 140. Esta fuerza multinacional deberá estar operativa el 1 de noviembre, fecha en la que deberá relevar al primer contingente español, formado por la Infantería de Marina. Los mandos militares acordaron mantener más encuentros con el fin de avanzar en la preparación de estos efectivos, una cuestión que esperan concretar en una nueva reunión el próximo fin de semana.