Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 VIERNES 1 9 2006 ABC Gente Robbie Williams y la dolce vita El excéntrico cantante británico podría dejar la música para llevar una vida más tranquila y relajada, sin los ajetreos propios de meterse en los estudios para pergeñar disco, irse de gira, atender a sus fans y a la prensa... De hecho, se tomará un tiempo de reflexión de año y medio. El presidente del Gobierno y su esposa, Sonsoles Espinosa, junto al director y los actores principales de Alatriste La Gran Vía volvió al Siglo de Oro antes periodista, luego novelista y después académico Arturo Pérez- Reverte, padre intelectual de la criatura, definió a Diego Alatriste como un hombre de acción Ayer, también las palabras luces y cámara se sumaron a dicho apelativo coincidiendo con el pre- estreno en Madrid de la película de Agustín Díaz Yanes. Ambos se dieron cita sobre la alfombra roja, y permanecieron impávidos en el pasillo de acceso, con un rictus orgulloso y dando la bienvenida a algunas de las muchas celebridades que acudieron al acto. En primer lugar, los protagonistas. Tras un generoso esfuerzo publicitario, llegó el temido momentoenquela promoción se enfrenta a la evidencia. Los actores llegaron, todos absolutamente engalanados, en el albor de la batalla definitiva, la que su película librará en las taquillas para darles el sustento. Allí lucieron Blanca Portillo, Javier Cámara, Elena Anaya, Unax Ugalde, Ariadna Gil, Eduard Fernández y, los aún más aclama- El La película española más esperada de esta temporada vio por fin la luz en un estreno repleto no sólo de celebridades del mundo del cine, sino también de la política, con el presidente del Gobierno al frente TEXTO: ANTONIO VILLARREAL FOTOS: DANIEL G. LÓPEZ dos, Eduardo Noriega- -ovación- -y Viggo Mortensen- -ovación y pañuelos- -frente al PalaciodelaMúsica, quecuriosamentefueelprimersitiodeEspaña donde pudieron contemplarse los escarceos de Rita Hayworth con Glenn Ford en Gilda De eso hace casi 60 años, y, sin embargo, ayer se retrocedió hasta el SiglodeOroespañol. Otrosrepresentantesdelmundoartístico, como Fernando Trueba, Montxo Armendáriz, David Bustamante o Pilar Bardem acudieronparaapoyar alos, de momento, actores más afortunados del gremio nacional. Hubo en la proyección del filme algunos de esos hombres de acción que, (casi) como Alatriste, se ganan la vida blandiendo el acero, como los toreros Enrique Ponce o Cayetano Rivera. España sigue siendo fiel a sí misma. Al igual que en la película, tenemos un Francisco de Quevedo encarnado por Juan Echanove, el estreno de ano- che contó con nombres que se ganan la vida mediante el arte de la palabra, caso de los escritores Rosa Montero o Muñoz Molina. También hubo una nutrida representación de personalidades del mundo de la comunicación, como el consejero delegado de Telecinco, Paolo Vasile, el consejero delega- do de ABC, Santiago Alonso, el director de ABC, José Antonio Zarzalejos, o el periodista Iñaki Gabilondo. Y, por supuesto, la representación del poder, en nuestros tiempos de carácter más político que aristocrático. Porque tanto Arturo Pérez- Reverte como Díaz Yanes permanecieron, después de saludar cariñosamente a sus pupilos actores, a la espera de José Luis Rodríguez Zapatero y su mujer, Sonsoles Espinosa, como para darle la bienvenida al imaginario de ambos. Antes de ellos, un amplio abanico político con ministros como Carmen Calvo o (todavía) José Montilla, y, a falta de validos, alcaldes como Alberto Ruiz- Gallardón. El pasado de nuestro país y el futuro próximo de nuestro cine, juntos en pleno centro de la capital, en plena Gran Vía. David Bustamante y su ya esposa, la actriz Paula Echevarría, ayer en el Palacio de la Música. En la imagen de al lado, el todavía ministro de Industria, José Montilla