Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 Deportes VIERNES 1 9 2006 ABC MUNDIAL 2006 SEMIFINALES RUDY FERNÁNDEZ El sexto hombre Con Sergio conecto mentalmente, hay telepatía Sólo tiene 21 años y está en la selección desde Atenas 04, pero ha sido en Japón donde ha eclosionado al ejecutar junto a Sergio Rodríguez los mejores alley- hoop del torneo TEXTO: DOMINGO PÉREZ FOTO DE SAN BERNARDO SAITAMA. Firme candidato al galardón al mejor joven del Mundial, es el sexto hombre del equipo. Se faja como nadie en defensa y además, cuando sale- -sobre todo si coincide con Sergio Rodríguez- las gradas vibran. Los espectadores saben que no tardará en producirse alguna jugada mágica. De repente un balón sobrevolará la zona y, de la nada, por la espalda de los defensores, surgirá Rudy, muelles en las piernas, para hundirlo en la cesta. -La conexión Sergio- Rudy funciona de maravilla. ¿Cuál es su secreto, cómo se avisan para completar esos alley- hoop increíbles? -Todo es mérito de Sergio. Tengo la suerte de que tiene mucha visión de juego. Siempre está pendiente de hacer una puerta atrás y de mí. No hacemos ninguna seña ni nada. Ni siquiera quedamos antes. Yo creo que nos divertimos mucho y conectamos mentalmente. Es casi un caso de telepatía. Nos leemos la mente. Lo que sí es cierto es que es un placer poder jugar con Sergio. Espero que le vaya muy bien en la NBA. Vamos a intentar, aunque ya sólo quedan dos partidos, dar todavía un poco más de espectáculo. -Por cierto, ¿cómo prefiere rematar esas jugadas? -De espaldas, como contra Lituania. Nos salió perfecto y espero que salga más veces. A los dos nos gusta mucho. Nos sale de una forma casi natural y disfrutamos mucho con el juego que realizamos en la pista. -Y usted, ¿para cuando en la NBA? -Yo me siento muy a gusto en mi club y estoy muy orgulloso de pertenecer al Juventud. Aún me quedan dos años de contrato y espero completarlos. No hay prisa. Es un sueño que pienso cumplir algún día y al que no renuncio. -No se puede quejar de la temporada que está completando. -Este año me está saliendo todo redondo. Con la Peña hicimos una buena Liga. Estamos en la Euroliga y tengo muchas ganas de estrenarme en ella. Conseguimos el título de la FIBA Cup y ahora con la selección me encantaría atrapar una medalla, llevarla a Badalona y ofrecérsela también a mi público. ¿Cree que le darán el trofeo al mejor joven del torneo? -Prefiero la medalla. Yo tengo mucha confianza. Pepu me la está dando, siempre me dice que juegue como yo sé. Que no me corte. Y yo intento estar listo cuando me necesita. Siento que estoy jugando bien. La gente del equipo te hace sentir que tienen confianza en ti. Pero no es algo que me ocurra sólo a mí. Es una sensación compartida. ¿Objetivo cumplido? -Acabar entre los cuatro mejores del mundo era lo que todos teníamos en mente. No hay que olvidar que es sólo la segunda vez que se consigue. Estar entre los cuatro mejores del mundo es un avance, pero esta selección debe aspirar a más, a una medalla. Queremos hacer más historia. -Para ello hay que superar a Argentina. -La conocemos bien, pero va a ser un partido muy complicado. Son muy fuertes en todos los aspectos. Pero debemos preocuparnos de nosotros. Somos un rival muy complicado para cualquiera. Estamos ganando todos los partidos- toquemos madera dice- El apoyo que recibimos desde España nos da mucha fuerza para seguir soñando y trabajando para ofrecerles una medalla, porque creo que España se la merece ya. -Por cierto, que los argentinos les dan como favoritos. -Es lo de siempre. Meternos presión a nosotros cuando la presión la tienen ellos porque son los subcampeones del mundo y campeones olímpicos. Ellos tienen ahora el listón un poco más alto y los favoritos son los que han conseguido títulos. De todas formas es un juego en el que no nos gusta entrar. Los favoritismos se demuestran en la pista y ya veremos quién es el favorito de verdad. ¿Es bueno haberles ganado en la preparación? -Esas dos victorias nos van a venir bien porque ya nos conocemos, y eso es un plus a favor nuestro. Tiene pros y contras porque ellos también conocen nuestra forma de jugar, cómo hacemos nuestro juego, y además querrán ganar porque han perdido varias veces contra nosotros. ¿Cuál es el secreto de España? -Somos un equipo en todo el sentido de la palabra. Nos conocemos todos, somos una piña y además estamos doce Las zapatillas mágicas Siempre entra y sale de la cancha con un mochila a la espalda. No se separa de ella. La vigila estrechamente. De vez en cuando se lleva las manos atrás para palpar su contenido. ¿Qué tesoro guarda en esa mochila? (Se la quita, la abre, mete la mano y saca unas zapatillas rojas y blancas bastante machacadas) Son mis botas de la suerte. Se me rompieron nada más llegar a Japón (enseña una larga costura en la zona de los cordones) pero no pienso cambiarlas. Tengo que acabar el Mundial con ellas como sea. En Hiroshima las pegué con cinta, pero aquí hemos hecho entre el doctor y yo una obra de arte. Mire, mire (se aprecia una costura de puntos cortos y prietos) la hemos cosido- -pero que no se entere mi madre, porque si no a partir de ahora no me va a coser nada de lo que la pida- y ha quedado de maravilla. Aguantan seguro. Son mi talismán. Siento que no podemos perder con ellas puestas. Estar entre los cuatro mejores es un avance, pero aspiramos a una medalla, queremos hacer más historia Estamos jugando muy serios, sobre todo atrás, pero estoy convencido de que hay margen de mejora y lo vamos a demostrar jugadores para ser utilizados sin que se noten los cambios. Creo que las rotaciones que está haciendo Pepu son muy acertadas y nos están viniendo muy bien, porque cada jugador puede aportar cosas nuevas en cada partido. ¿España ha llegado a su límite? -Yo estoy muy a gusto y contento por la aportación de todo el equipo. Y la de Pepu. Es cierto que estamos jugando a un nivel increíble. Que estamos jugando muy serios, sobre todo atrás. Todos estamos ayudando. Y eso es determinante en un equipo. Sin embargo, estoy convencido de que hay margen de mejora y lo vamos a demostrar.