Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 VIERNES 1 9 2006 ABC Deportes El Madrid sólo logra la cesión de Reyes y da la patada a Baptista Desbarajuste: Ronaldo se queda y no llegan ni Ayala ni ningún otro central JULIÁN ÁVILA MADRID. No hacían falta tantas alforjas para este viaje. Eso deben pensar Ramón Calderón, Pedja Mijatovic y su equipo de colaboradores, pero sobre todo el madridismo, después de que sólo hayan podido lograr en los últimos días la cesión de José Antonio Reyes para completar la plantilla que ansía Capello. Ni se va Ronaldo, ni viene Adriano; dan una patada a Baptista para dejar vacante una plaza de extranjero que después no se ocupa; Ayala y el Valencia se ríen en las narices del Real Madrid con foto incluida, y a Helguera se le busca una salida de última hora al Racing que no consiguen con el cierre de control a cero. La recompensa es insignificante y el Real Madrid ha dejado en el ambiente una sensación de improvisación y de desbarajuste. Es cierto que han logrado vaciar el carro del pescado (Borja Fernández, Portillo, Diogo, Gravesen, Woodgate, Pablo García, Juanfran... algo complejo, pero cuesta entender cómo el club ha coqueteado descaradamente con la marcha de Ronaldo a Italia o cómo ha sacrificado a Baptista (un jugador que costó más de veinte millones de euros) para la contratación de un central que tampoco ha llegado. Hay que recordar que hace veinticuatro horas, el Madrid tenía abiertas cinco operaciones con conexiones entre sí, pero sólo ha fructificado una. La de Reyes, en la que menos interés había puesto Fabio Capello. El italiano quería otro madelman en la defensa para redondear su ejército de boinas verdes y ha tenido que conformar con un extremo zurdo menudo. sospechar que algo extraño ocurrió. Reyes no quería continuar en Londres bajo ningún concepto. De hecho, su representante llevaba varias semanas peinando el mercado español para buscarle un hueco. Lo ha conseguido en el Madrid, aunque con anterioridad había coqueteado con el vecino Atlético. Según han denunciado públicamente los dirigentes rojiblancos, Reyes había firmado un acuerdo de exclusividad con este club en el caso de que abandonase el Arsenal. El jugador dice que no ha firmado nada, pero lo cierto es que el Madrid tiene que pagar tres millones al Arsenal por la cesión. Curiosamente, esa misma cantidad es la penalización que figuraba en el contrato de Reyes con el Atlético. Con una plaza de extranjero vacante, el Madrid intentó cerrar un central. Sonaron los nombres de Juanito, Marchena, Oguchi (Standard Lieja) Andradre... Agua. PERFIL JOSÉ ANTONIO REYES Nuevo jugador del Real Madrid Hoy cumple 23 años, pero ya parece un veterano. Despuntó en el Sevilla, mareó a todo el Madrid, es internacional, se marchó a Inglaterra a foguearse, pero nunca se adaptó Regresa la joya del sur JOSÉ MANUEL CUÉLLAR El fax de Reyes, fuera de plazo Los responsables del Madrid y del Arsenal y los representantes de los jugadores se reunieron para cerrar el trueque Reyes- Baptista. En principio, acordaron una cesión por esta temporada y han incluido una claúsula de recompra en torno a los 20 millones de euros si todas las partes quedan satisfechas. En un primer momento, Baptista se mostró remiso a salir, pero las presiones del club y del entrenador le han forzado a plegarse contra su voluntad. De hecho, las negociaciones se alargaron tanto que el fax de Reyes llegó fuera de tiempo a la sede de la Liga. El pucherazo fue justificado por un responsable de esta entidad. Hay un colapso en el fax. Sabemos que hay varios documentos en espera señaló. Curiosamente el del Madrid. Otro empleado, ya a las doce y media de la noche, desdijo a su compañero y dijo que el fax había llegado a las 23.59 a un solo minuto del plazo, lo que incita a Un gitano en Londres, con lluvia, sin jamón, y con lluvia, sin finos, y con más lluvia, y comercios cerrados a las seis, y sigue lloviendo. Miren y observen a José Antonio Reyes, nacido en Utrera y anclado en Inglaterra mirando cómo pasa la vida. Hoy cumple 23 años y ha recibido su mejor regalo: jugar con el Madrid, que no es una tontería. Reyes es la joya del sur, el clásico estereotipo de las favelas brasileñas traspasado al duro escenario andaluz. De familia humilde, Reyes creció en la calle. Ya saben, melena hasta la cintura, mirada viva, demasiado quizá, y un futuro negro como la más tenebrosa noche. Pero como a los vivarachos brasileños, a Reyes le salvó el fútbol, que le llevó directamente de la calle a las secciones inferiores del Sevilla. Como era pobre, pero no tenía un pelo de tonto, accedió a cortárselo él mismo junto a su íntimo amigo Campano (ahora en el Gimnástico) Cuidar la mente El Sevilla fue fundamental en su vida, pues lo del pelo fue anecdótico. Lo importante es que se ocupó de su educación, le enseñó a leer y a escribir, le puso a un psicólogo y se encargó de que la fama, que llegaba a tropezones desconchados, no le comiese el cerebro (algo que debería ser asignatura obligada en todos los clu- bes de fútbol) El chico respondió yendo como una moto, pasó del cadete al Sevilla B saltándose la categoría juvenil y, formando pareja con Antoñito (otro que tal) llevaron al equipo a Segunda B. Cuando llegó Caparrós no lo dudó, ascenso al primer equipo y asistencia obligatoria a las ruedas de prensa para que aprendiera a expresarse, que en el campo ya lo hacía muy bien. Desde ese momento su trayectoria fue imparable, internacional en todas las categorías y su momento de gloria en aquel partido ante el Madrid en el que destrozó a toda la defensa blanca en un choque que ha quedado para la memoria. Entonces quedó como la verdadera joya del sur y aquel encuentro decidió al Arsenal a apostar por él (23 millones de euros) Luego llegó la lluvia y esa cara de estreñido de Wenger, que será muy buen entrenador pero que parece que le debe dinero a cada uno de sus jugadores. Un carácter que no va con Reyes, que se llevó a toda su familia, a la de los amigos y al canario a Londres a ver si alegraban aquello. Imposible. Seguía lloviendo. Mientras en España decían de él que tenía una velocidad de vértigo, una zurda prodigiosa, buena visión de juego, desborde en el uno contra uno y buen tiro, Wenger señalaba que tiene buen movimiento y ritmo... No se sabe si Capello opina lo primero o lo segundo... Reyes, ayer con la selección