Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 VIERNES 1 9 2006 ABC Internacional Felipe González y Mahmud Ahmadineyad, en una imagen de su entrevista en Teherán distribuida ayer por la agencia oficial iraní, Irna IRNA Teherán desoye el ultimátum y llama a la unidad nacional frente a las sanciones El presidente Ahmadineyad asegura que su país no cederá un ápice a las presiones b La energía nuclear es nuestro derecho se ha convertido ya en eslogan no sólo para los discursos del presidente iraní, sino también para la oración en las mezquitas MARTIN HAYAT. SERVICIO ESPECIAL TEHERÁN. Uno de los propósitos importantes que se ha marcado el imperialismo ha sido el de evitar el progreso del Irán islámico. Por eso desde hace 25 años EE. UU. mantiene el cerco económico en nuestras fronteras. Ahora, cuando parece que quieren imponernos nuevas sanciones, es el momento de mantener la unidad y solidaridad, como en el pasado Mahmoud Ahmadineyad aprovechó el día del fin del plazo concedido por el Consejo de Seguridad para realizar uno de sus innumerables viajes por el interior del país. No varió su agenda de visitas en una fecha tan señalada, y en el transcurso de su estancia en Urumiyeh al noroeste del país, calificó de errónea la actitud internacional de sancionar nuestro programa nuclear pacífico Dijo que no cederemos un ápice y no nos detendremos bajo ningún concepto Miles de personas siguieron la intervención del dirigente ultraconservador y aprovecharon cada silencio, ca- da pausa, para repetir a voz en grito el lema nacional: La energía nuclear es nuestro derecho Esta misma frase servía de decorado al escenario desde el que habló el presidente. La propaganda oficial ha convertido el eslogan en una coletilla casi sagrada que incluso se repite durante las oraciones de los viernes en las mezquitas de todo el país. Solo en el gran escenario, con camisa blanca y su tradicional y sencilla chaqueta beige- -que es ahora también usada por muchos de sus seguidores- Ahmadineyad insistió por enésima vez en los planes del régimen, ya que durante la historia jamás hemos atentado contra los derechos de ninguna nación, y por eso los enemigos deberían saber que el pueblo iraní nunca desistirá de sus derechos evidentes y legítimos sidente desde el mes de marzo, la iconografía y la presencia del tema nuclear no está tan presente en las calles del país como en el primer ultimátum, cuando el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) decidió trasladar el caso al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Los medios reformistas achacan este cambio a los temores reales de los dirigentes a las sanciones. La dureza en las palabras y la firmeza en el discurso se combinan con un descenso en la maquinaria propagandística que algunos analistas achacan a ese respeto de los actuales mandatarios a las nuevas medidas de presión que adopte la ONU. Pese a la importancia del fin del plazo del Consejo de Seguridad y al discur- Felipe González, invitado de honor en la capital iraní, apoya la tesis oficial del régimen M. H. ABC TEHERÁN MADRID. El ex presidente del Gobierno español Felipe González se encuentra de visita en Irán, invitado por el Ministerio de Asuntos Exteriores. Su reunión con el presidente Ahmadineyad fue ayer portada del diario fundamentalista Etelaath (Informaciones) y su mensaje a favor de que Irán pueda desarrollar la energía nuclear con fines pacíficos fue la idea más destacada. En el transcurso de su reunión con el presiden- Cuestión de honor La cuestión nuclear ya no es sólo un tema de tecnología o de energía. El actual Gobierno lo ha convertido en una cuestión de honor, de orgullo nacional, y es tarde para dar marcha atrás pese a la creciente oposición de los sectores reformistas del régimen, que claman por una salida dialogada a la crisis. Sin embargo, aunque el fondo del mensaje fue el mismo que repite el pre- te, González destacó el papel vital que juega Irán en la zona y transmitió su deseo de que el contencioso se solucione por la vía diplomática El presidente iraní, por su parte, felicitó a España por la positiva y lógica salida de las tropas de Irak, y coindió con González en la necesidad del diálogo entre culturas. El ex presidente español también se entrevistó con el secretario del Consejo de Seguridad, Ali Lariyani, responsable de las negociaciones nucleares con Occidente.