Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional LA NEGOCIACIÓN GOBIERNO- ETA VIERNES 1 9 2006 ABC El sector radical de EA rompe la coalición con el PNV para buscar pactos con la nueva Batasuna Errazti y Azkarraga, partidarios de seguir junto al partido de Imaz, pierden el pulso con Larreina b El PP culpa a Zapatero de crear expectativas para que los batasunos presenten listas y, como consecuencia de ello, de la radicalización de los partidos nacionalistas V. ORTEGA BILBAO. Eusko Alkartasuna se presentará en solitario a los próximos comicios locales de mayo de 2007, poniendo fin a la política de alianzas electorales con el PNV que mantenía desde hace siete años. El acuerdo fue adoptado en una apretada votación de la Ejecutiva de Eusko Alkartasuna en la que fue derrotada la propia presidenta de este partido, Begoña Errazti, que abogada por mantener la coalición con el PNV. La alianza entre el PNV y el partido nacido de la escisión encabezada por Carlos Garaikoetxea nació en mitad de la anterior tregua de ETA, en 1999, como mecanismo defensivo de las dos formaciones nacionalistas para hacer frente al ascenso que estaba experimentando Herri Batasuna al socaire del cese de la actividad terrorista. Las autonómicas de octubre de 1998 habían mostrado que HB- -presentada entonces como Euskal Herritarrok- -crecía a costa de PNV y EA y los dos partidos se aliaron para frenar la sangría de votos, aunque sin conseguir ese objetivo. Siete años más tarde, en medio de una nueva tregua de ETA y de incipientes movimientos de reordenación del espacio del nacionalismo vasco, la cúpula de EA ha optado por volver a concurrir en solitario. La decisión ha sido tomada tras un importante debate interno que había aflorado en público en los últimos meses y que se resolvió durante la noche del pasado miércoles en una sesión de la Ejecutiva de EA celebrada en Vitoria. Galdós, presidente del PNV en Guipúzcoa, contaron con el apoyo de destacados miembros del sector oficial entre ellos el de su presidenta, Begoña Errazti, el del consejero de Justicia, Joseba Azkarraga, o el del ex consejero Javier Caño. Frente a ellos se situaron otros miembros señalados del aparato como el secretario general Unai Ziarreta, el portavoz parlamentario Rafael Larreina, la diputada Begoña Lasagabáster y los presidentes de Vizcaya, Álava y Navarra, Aitor García, Fernando Velasco y Mayorga Ramírez. Estos últimos lograron imponer el fin de las alianzas electores con el PNV. Impulsar acuerdos con abertzales La resolución fue dada a conocer por medio de un escueto comunicado en el que EA señaló que la ruptura se había adoptado tras un amplio debate y que con ella se mantenía la coherencia con los planteamientos históricos del partido de impulsar aquellos acuerdos entre los partidos abertzales y democráticos para gestionar las instituciones y gestionar los procesos de paz y normalización. En el comunicado EA expresa su deseo de mantener acuerdos con el PNV en defensa de los La kale borroka vuelve a las calles de Bilbao. Un cajero de Caixa Galicia en una céntrica calle de Bilbao fue incendiado la pasada madrugada EFE El PNV lamenta la decisión de Eusko Alkartasuna, pero expresa su máximo respeto por la ruptura derechos nacionales de nuestro pueblo La decisión de la Ejecutiva de EA es definitiva y no tiene que ser refrendada por su asamblea. La reacción del PNV se expresó a través de una declaración igual de escueta del portavoz de este partido, Iñigo Urkullu, quien expresó su máximo respeto a la decisión de EA, al tiempo que lamentó el acuerdo. Pese a esta decisión de sus socios, Urkullu dijo que el PNV seguirá trabajando en la línea desarrollada hasta ahora en los ámbitos en los que mantiene relación de responsabilidad con EA y expresó su compromiso de llevar adelante en las instituciones sus bases políticas y programáticas PP: Radicalización del nacionalismo El secretario general del PP vasco, Carmelo Barrio, por su parte, aseguró que EA se desliza a las tesis más radicales de la izquierda abertzale proetarra El dirigente popular enmarcó esta postura en la radicalización del conjunto de partidos nacionalistas en respuesta a la irrupción de Batasuna en el escenario político. El protagonismo que ha adquirido pese a su ilegalización y la disposición de los socialistas y Zapatero a que la izquierda abertzale esté en las próximas elecciones hace que los nacionalistas endurezcan su discurso y tomen posiciones mirando a Batasuna declaró. Barrio dijo que la radicalización del PNV se vio en el Pacto de Lizarra y en el Plan Ibarretxe y que ahora EA se separa de este partido para afrontar los comicios del año que viene Errazti pierde, gana Larreina Dentro de EA conviven dos tendencias principales, la oficial mayoritaria en la dirección, y la crítica representada por el aparato del partido en Guipúzcoa. Esta última ha sido tradicionalmente proclive al entendimiento con el PNV, mientras que en la primera ha habido bastantes reticencias a estrechar la colaboración con el partido mayoritario por temor a que se desdibujara su propio proyecto político. En estos siete años, los dos sectores han pugnado por imponer sus tesis cada vez que se acercaban elecciones. En esta ocasión, los miembros del sector crítico representados por Iñaki