Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 31 8 2006 69 España registra un crecimiento del 3,7 el mayor en cinco años, con una ligera mejora del IPC MetLife abre una subasta inmobiliaria en Nueva York de más de 5.000 millones La operación en Manhattan incluye 110 edificios en 324.000 metros cuadrados b La aseguradora Metropolitan La CE propone aranceles para los zapatos de piel de China y Vietnam b El arancel suplementario definiti- Life venderá en noviembre al mejor postor el complejo de 11.000 apartamentos de alquiler para convertirlo en viviendas de lujo PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. En lo que se presenta como la mayor operación inmobiliaria en la historia moderna de Estados Unidos, la compañía aseguradora Metropolitan Life (MetLife) tiene la intención de subastar dos complejos de apartamentos en la ciudad de Nueva York, Stuyvesant Town y Peter Cooper Village que ocupan una superficie combinada de unos 324.000 metros cuadrados dentro de la isla de Manhattan. Con esta venta al mejor postor de un total de 110 edificios, construidos al final de la Segunda Guerra Mundial para ex militares en busca de vivienda, los dueños aspiran a embolsarse 5.000 millones de dólares (casi 3.900 millones de euros al cambio) MetLife, según los detalles avanzados ayer por el New York Times ya ha contratado los servicios de una broker, Darcy Stacom de la firma CB Richard Ellis, que desde la semana pasada ha empezado a registrar interesados en participar en este competitivo proceso de puja que se saldará en noviembre con la designación de un ganador. Pero siempre con la posibilidad de anular la venta de no llegarse al mínimo precio establecido. La gigantesca operación, cuyo procedimiento de presentación de ofertas, no será especificado hasta la semana que viene, habría generado ya la aten- Operación inmobiliaria en Manhattan Broadway Par kA v. Cal Cal le 1 9 E le 2 3 E Peter Cooper Village ste Cuarta Avenid a er a Av gu en nd id a a Pr Av im en er id a a av en id a ste Se Stuyvesant Town Cal le 1 4 e ste nid aC East River LOWER Ave EAST SIDE En los últimos meses, MetLife- -una de las mayores empresas del sector de seguros en EE. UU. con una cartera de propiedades inmobiliarias por todo el mundo valorada en 40.000 millones de dólares- -había reconocido que sopesaba la posibilidad de sacar al mercado estas propiedades situadas en el Lower East Side. Sobre todo tras la multimillonaria venta efectuada el año pasado de dos de sus emblemáticos edificios de oficinas en Manhattan: la torre de la aseguradora en el número uno de Madison Avenue y el rascacielos en el número 200 de Park Avenue, el antiguo edificio de Pan Am. vo sería del 16,5 para el calzado chino y del 10 para el vietnamita, algo inferiores a los que se habían puesto ya temporalmente M. NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. La Comisión Europea dio ayer un paso más en la cruzada que tiene contra el dumping que según ella practican los productores de calzado de piel chinos y vietnamitas. Así, los aranceles que les había impuesto desde hacía meses de manera temporal, se convertirán en definitivos si los Veinticinco países de la UE aceptan su propuesta. De este modo los zapatos de piel chinos que entren en la UE tendrán que pagar un sobrecargo del 16,5 frente al 19,4 temporal al que ya tenían ahora, mientras que para los vietnamitas será del 10 frente al 16,8 actual. La medida afectará al 11 del total del mercado de calzado que se vende en las tiendas de la Unión Europea. En cuanto a precios de venta al público, Bruselas ha percibido que el precio del calzado chino vendido en la UE se ha reducido un 31 entre 2001 y 2005 y un 20 %lo s vietnamitas, lo que está provocando numerosas pérdidas para los productores europeos, situados fundamentalmente en los países del sur del Europa, entre ellos España. La propuesta de arancel definitivo ha tardado tanto en ver la luz porque algunos países como Reino Unido, Alemania, Suecia y Dinamarca se oponían por entender que supondría aumentos de precios para los consumidores. Te rc FDR Dr. N La zona (3324.000 m 2) incluye 110 edificios construidos en los años 60, en la que viven 25.000 personas Zona ampliada NUEVA YORK Adiós a alquileres moderados Actualmente, los dos complejos de apartamentos que abarcan desde la calle 14 a la 23 junto a la Primera Avenida cuentan con un total de 25.000 residentes. De los que dos tercios estarían pagando alquileres regulados, equivalentes a la mitad de los siempre altos precios en el astronómico mercado de Nueva York. Los afectados venían sospechando algún tipo de movimiento especulativo desde hace tiempo, a la vista de una serie de cosméticas mejoras. Durante sus sesenta años de historia, los apartamentos construidos por MetLife han servido para solucionar las necesidades de vivienda en la ciudad de Nueva York de familias de clase media. Pero de materializarse su venta, con un precio de casi medio millón de dólares por unidad, se espera que toda la zona sea reconvertida rápidamente en viviendas de lujo, multiplicándose los graves problemas de Manhattan como lugar de residencia para personas de limitados ingresos. Infografía ABC ción de potenciales compradores como algunos de los nombres más prominentes del legendario mercado de real state neoyorquino, fondos de pensiones, bancos internacionales como UBS e inversores como Dubai. Según analistas financieros, tamaña oferta dentro de una gran ciudad es una oportunidad difícilmente repetible. MARSHALL Y LOS CAYUCOS FERNANDO FERNÁNDEZ as estremecedoras imágenes de cayucos arribando a las playas canarias han vuelto a traer a colación un Plan Marshall para África. Que las migraciones se detienen con crecimiento económico en origen es casi una tautología. Pero siendo consecuentes nos obligaría a centrar la política de desarrollo en el crecimiento y no en todas esas pamplinas al uso como los modelos propios, la identidad cultural o la diversidad. Con el crecimiento llega también la mejora de todos los indicadores sociales y democráticos, en un proceso que L no es lineal ni inmediato, pero del que es una condición necesaria. El error está en pensar que el crecimiento se genera, promueve o espolea con donaciones o ayuda sin condiciones. Es una equivocación tan extendida que denunciarla da miedo, por el riesgo de ser caricaturizado como egoísta e insolidario. Pero es así, las donaciones no producen crecimiento. Pueden, y no siempre pues son infinitos los ejemplos de puro desperdicio, aliviar situaciones de necesidad extrema, producidas por catástrofes naturales o conflictos civiles. Pero no ponen en marcha el cambio de mentalidad que da origen al crecimiento económico. El FMI ha analizado con rigor y exhaustividad las condiciones de eficacia de las donaciones. Son tan restrictivas que es prácticamente imposible que puedan darse en los paí- ses receptores de la ayuda internacional. El Plan Marshall con el que Estados Unidos ayudó a la recuperación de los derrotados en la Segunda Guerra Mundial es el mejor ejemplo. Fue un éxito no por el volumen de la ayuda, sino precisamente porque los países receptores contaban con las condiciones necesarias. Básicamente un Estado eficiente y no corrupto que podía imponer la ley y hacer respetar los derechos de propiedad sin arbitrariedades ni exclusiones, y una población educada y dispuesta a trabajar. Además, aunque ahora se oculte por buenismo, una potencia dominante, en algunos casos hasta ocupante, con autoridad y legitimidad para sustituir a los Estados cuando éstos no podían cumplir sus obligaciones y unas instituciones jurídicas y económicas que funcionaron en régimen de tutela efectiva durante todo el tiempo que se consideró necesario. Unas condiciones que no existen en la mayoría de los países africanos y que nadie se atreve a proponer porque sería tildado de imperialista. Pero sin ellas, un Plan Marshall es completamente inútil, aunque pueda servir para tranquilizar conciencias y desviar la atención de las cosas que sí puede hacer el Gobierno para disminuir el flujo de cayucos. Y que nadie aproveche para llamarme racista. Llevo años argumentando lo que acaba de demostrar Caixa Catalunya, que sin los emigrantes el crecimiento español hubiera sido una quimera. Además, como dice el BID, las remesas de emigrantes son mucho más útiles que las ayudas de Estado para provocar el desarrollo, porque los receptores saben utilizarlas.